Roberto Righi: “Hay que trabajar en un peronismo más mendocino”

Roberto Righi, intendente del departamento de Lavalle. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Roberto Righi, intendente del departamento de Lavalle. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El intendente de Lavalle sostiene que esa es la llave para remontar la relación con la comunidad, luego de la serie de derrotas que ha tenido en las últimas elecciones. Cómo es su relación con el kirchnerismo y por qué decidió no participar del encuentro que organizó Anabel Fernández Sagasti la semana pasada.

El intendente de Lavalle, Roberto Righi, es uno de los dirigentes que el peronismo mira como posible candidato a gobernador del Frente de Todos, para intentar recuperar la provincia en el 2023. Si bien el lavallino no se autopostula, sostiene que le gustaría tener ese desafío, aunque es necesario un “consenso” de todo el espacio.

Crítico del radicalismo, sostiene que esta gestión de Rodolfo Suárez ha “abandonado” a la comunidad, sobre todo a la rural, y asegura que el próximo gobernador debería “reunir a los 18 intendentes” para establecer políticas de Estado y reformas profundas de Mendoza. También habló del PJ, de la situación del partido y por qué decidió no ir al encuentro nacional organizado por la senadora Anabel Fernández Sagasti.

- ¿Cómo está Lavalle en medio de la crisis que se vive a nivel nacional y provincial?

-Venimos trabajando desde hace años en obras estructurales para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos se encuentre donde se encuentre, tanto en enripiado de caminos, sobre todo rurales; redes de agua en el secano; redes de gas. Tenemos una mirada muy federal del departamento, pero vemos que no pasa lo mismo a nivel provincial. Hemos hecho reclamos por los caminos rurales y también en salud y transporte. En estos últimos años se ha ido desmejorando la situación. Nosotros necesitamos que la gente se quede allí y no se vayan a las zonas urbanas, pero está pasando lo contrario.

- ¿Se ha dejado de lado la ruralidad a nivel provincial?

-En esta gestión directamente no ha habido interés en la ruralidad. Hay un abandono de la ruralidad y lo vemos al recorrerlo. Hay que reinventar el Estado. Esta situación se ha ido agravando, y en vez de mejorar y crecer, la tendencia ha sido a la inversa.

Roberto Righi, intendente del departamento de Lavalle. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Roberto Righi, intendente del departamento de Lavalle. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

- ¿Usted gobierna desde hace más de 20 años y se ha atravesado distintas situaciones económicas, ¿cómo se trabaja en medio de las crisis con el Gobierno?

-Se ha acentuado más la falta de gestión en esta última etapa de Suárez. Teníamos dos obras desde el 2015 ejecutadas por el presupuesto provincial: una el gasoducto en Jocolí Viejo; y una UDI en Costa de Araujo. Las dos se abandonaron. La UDI se retomó hace 4 meses, pero la del gas no. Eso me hace pensar que hay un abandono de la ruralidad, tanto en Lavalle como en otros departamentos de la provincia.

- ¿Cómo ha sido la relación con Alfredo Cornejo y Rodolfo Suárez?

-Con Cornejo directamente no pudimos hacer nada. Incluso perdimos obras que teníamos conseguidas a nivel nacional porque Cornejo se quejó en su momento. Con Suárez tenemos diálogo, pero no podemos avanzar en obras o programas de forma concreta.

- ¿Hay algún desafío que le queda en Lavalle ahora que no podrá ir nuevamente por la intendencia?

-Nosotros en Lavalle somos un equipo, conformado tanto por los funcionarios de la municipalidad como nuestros legisladores. Estamos presentando proyectos que no lo terminaremos de ejecutar, pero que esperamos que siga el próximo intendente para concretarlos. Estamos mirando más allá del 2023. Estamos contentos con lo que hemos hecho, pero no satisfechos, aunque tenemos la tranquilidad de que esté quien esté al frente del municipio, seguirá esa mirada que tenemos.

- ¿Ha pensado en el candidato del PJ en Lavalle?

-Puede ser cualquiera de mi equipo del municipio como también nuestros legisladores por Lavalle. Pero eso lo vamos a ver más adelante, falta un año y medio todavía. Estamos abocados a la gestión, hoy no es el momento, la gente tiene muchos problemas económicos como para pensar en candidatos.

-Cómo está el PJ hoy y su relación interna?

-Más allá del partido veo que hay un castigo contra la clase política y partidos tradicionales a nivel nacional; si no, no se puede entender cómo crece (Javier) Milei, que propone temas que son imposibles de llevar a la práctica. Veo un enojo contra la clase política porque no ha estado a la altura de las circunstancias.

- ¿Incluye a la UCR?

-Sí, más allá que hayan ganado en las últimas elecciones, porque no estamos solucionando los problemas de la gente. Hay un castigo contra los partidos tradicionales y el PJ está incluido. Hemos perdido mal, con porcentajes de votos muy bajos.

Creo que a quien le toque gobernar la provincia debería llamar al otro día de ser elegido a los 18 intendentes, para que en una mesa empiecen a trabajar en un camino distinto, que tenga que ver con el diálogo, la integración, con cristalizar proyectos. Hoy no tenemos un plan estratégico para el desarrollo para Mendoza.

- ¿Hoy no existe ese diálogo?

-No. eso se tiene que hacer el primer día de gestión. Si me preguntás, en Mendoza no se puede gobernar de forma aislada. Hay que trabajar en políticas de Estado, en cómo desarrollar el territorio por zonas y diversificar la matriz productiva. Mendoza hoy está devaluada con respecto al resto de las provincias. Supimos ser líder en la zona de Cuyo, pero ya el resto de las provincias nos pasó.

- En el Gobierno hablan de una buena administración de recursos…

-Hoy algunos dicen que Mendoza tiene una buena administración. Pero ¿cómo vas a tener una buena administración si no sos eficiente, si no invertís en obra pública, si tenés a las escuelas que se caen y sin calefacción; si no tenés un buen sistema de transporte fuera del Gran Mendoza? Eso no es buena gestión, hoy hay un abandono del Gobierno a nuestra comunidad.

-Si fuera gobernador, ¿sería su primera medida convocar a los intendentes?

-Totalmente. Convocaría a todos los partidos políticos. Es fundamental para el crecimiento de Mendoza.

Roberto Righi, intendente del departamento de Lavalle. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Roberto Righi, intendente del departamento de Lavalle. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

- ¿Le gustaría serlo?

-A cualquier persona que está en política le gustaría conducir los destinos de Mendoza. Siempre en el marco de un equipo me gustaría. Si bien es importante, es una aspiración con mucho compromiso, y creo que si uno se lanza a ser gobernador debe ser bajo un consenso de tu partido. Porque para ser gobernador de Mendoza hay que hacer trasformaciones importantes. Mendoza está estancadísima.

- ¿Estaría dispuesto a intentarlo?

-Creo que hay muchos que tienen ganas y voluntad. Tenemos intendentes como Martín (Aveiro), Emir (Félix), que estamos terminando la gestión y serían importantes, como otros dirigentes con perfil que podrían ser candidatos. Pero para eso tenemos que consensuarlo y no hacernos eco de internas. Hay que trabajar en un peronismo más mendocino y transversal. La sociedad pide menos peleas, más diálogo y que nos pongamos a trabajar.

- ¿A qué hace referencia a un PJ más mendocino?

-A que tenga más independencia y acento en lo nuestro, en lo mendocino.

- ¿Independencia de la Nación?

-De todo tipo. No es independencia de todo tipo de la nación porque es cierto que dependemos en parte de sus recursos. En Lavalle mucha parte de nuestra gestión es con recursos nacionales, con obras y con proyectos que gestionamos. Necesitamos del gobierno nacional, pero tenemos que tener una mirada de resolver problemas propios y generar recursos en el Estado.

- Decía que el próximo candidato en el PJ tiene que tener consenso trasversal. ¿Hoy hay consenso en el PJ?

-Hay diálogo, obviamente falta consenso, hay que ser realista. Pero tenemos diálogo, siempre lo preservamos, obviamente con matices y metodologías diferentes.

- ¿Y la relación con el kirchnerismo mendocino?

-Bien. Insisto, hay matices, pero el diálogo está. No estamos peleados.

- ¿Por qué no fue al encuentro que organizó Fernández Sagasti?

-Tenía una actividad en El Forzudo. Nosotros priorizamos la gestión y fuimos a ese encuentro, donde aportamos un camión tanque a la comunidad, que no tiene agua para los animales. Yo prioricé eso y no me parecía en lo personal traer internas que están en Buenos Aires y que no están acá. Y se lo comuniqué a la presidenta del PJ. Me parece que tener un peronismo mendocino es eso, no depender de gente que no está en Mendoza. Tenemos que armarlo nosotros. Por eso me parecía que no era tan bueno hacer ese encuentro de la manera que se armó. Pero son matices e ideas, puedo estar equivocado. Yo preferí la gestión; y no significa que esté peleado con Anabel.

- ¿Cree que el kirchnerismo representa ese peronismo mendocino?

-No sé. Puede y no puede. Creo que hay mucha gente que jugó por fuera del peronismo y hay que atraerlos. Hoy Mendoza no tiene proyectos viables para mejorar la provincia. En eso confío. En que todos los sectores podamos trabajar de forma conjunta, pero que el motor movilizador sea un proyecto de Mendoza para Mendoza. Luego el candidato saldrá en quién encarne mejor ese proyecto. Hay que tener el proyecto adelante y encolumnarnos detrás.

- ¿Tendrá importancia entonces quien sea el presidente del PJ?

-Sí, claro. Las instituciones son muy importantes.

- ¿Ha pensado en la presidencia? Ha aparecido en los nombres…

-No lo he dicho yo. Hay muchos que pueden ser presidentes.

- ¿Está trabajando con Félix particularmente en un espacio?

-Con todos. Con Fernando Ubieta, con Flor (Destéfanis), con Martín (Aveiro), con Emir y Omar (Félix). Compartimos mucho con todos.

- ¿Debe haber internas en el PJ?

-Es muy diverso el PJ y es importante que haya PASO. No hay que tenerles miedo. Si hay unidad, bienvenido, pero si no, será una buena medida y saludable que haya internas.

- ¿Cómo afecta al país la interna entre Alberto y Cristina?

-En Buenos Aires veo que hay un equipo de ministros que trabaja de manera sólida y comprometida. Hay gestión. Luego el tema de los conflictos internos obviamente que afecta. Si generamos discordias impacta en malas expectativas y afecta a la gestión, sobre todo económica. Pero esperamos que lo puedan solucionar.

-Pero las críticas están en alza, incluso desde Mendoza se ha criticado a los dirigentes nacionales…

-A mí las críticas dentro de un espacio no me gustan de las puertas hacia afuera. Sí se puede discutir hacia adentro, y está bien. Pero puertas hacia afuera no las comparto. No es mi estilo, no corresponde.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA