Emir Félix: “Si en el PJ seguimos ofreciendo algo que no nos quieren comprar, nos va a ir mal”

Emir Roberto Félix, Intendente de San Rafael
Emir Roberto Félix, Intendente de San Rafael

El intendente de San Rafael volverá este lunes al cargo, luego de una larga licencia forzada por sus problemas de salud. En esta entrevista, manda mensajes hacia el interior del PJ, cuestiona al Gobierno provincial y no descarta ser candidato en 2023: “Si el cuerpo me da, me va a gustar protagonizar”, afirma.

Si no hay complicaciones de último momento, mañana no será un día más en la vida del intendente de San Rafael, Emir Félix: volverá a ejercer el cargo, tras la licencia forzada por su larga internación.

En medio de un proceso de rehabilitación física que todavía continúa, y con los recuerdos frescos de los padecimientos que vivió, Félix, una de las principales voces disidentes del peronismo mendocino, evita hablar de candidaturas en 2023, porque no quiere “hacer reír a Dios con sus planes”.

Pero aclara a la vez que le gustaría ser protagonista en el proceso electoral que se viene “si le da el cuerpo” y manda un mensaje hacia adentro de su partido: “Si seguimos ofreciendo lo mismo, un producto que no nos quieren comprar, nos va a ir mal”.

-¿Cómo está de salud?

-Vengo de hacerme estudios ahora. Me tengo que hacer análisis de nuevo, estoy harto de los estudios, pero los tengo que hacer. Desde ayer estoy tratando de ver porque tenía una fuga de proteínas por la orina. Parece mentira, pero al estar tantos días internado y alimentado por sonda, hay órganos que dejan de funcionar. Como me dejaron de funcionar las piernas y los brazos, también tengo que recuperar el estómago y el funcionamiento de los intestinos y el aparato respiratorio. Todavía estoy con mucha medicación, anticoagulantes porque tuve una trombosis en una pierna. Me pasaron todas…

-Es muy notable eso de tener que poner a andar todos los órganos de nuevo.

-Me está yendo muy bien. He aumentado mucho de peso, estoy haciendo mucha gimnasia. La rehabilitación es integral. Hace dos meses no caminaba y hoy estoy haciendo cinta. por el clima. Tengo que ir recuperando músculos que uno no sabe que tenía, como los de la parte delantera de la pierna, debajo de la rodilla. Tenía dificultades para caminar porque se me caía el pie. Y el resto del organismo. Que vuelva a funcionar todo con una alimentación equilibrada. He terminado los antibióticos ayer (por el jueves). Pero yo me siento muy bien. Aunque que yo me sienta bien, ha sido parte de mi trampa. Porque cuando yo me siento bien le pego fuerte al laburo. Esta vez yo venía haciéndome estudios, porque venía desde diciembre con una neumonía que no podía resolver. Usaba distintas medicaciones pero no lograba recuperarme del problema, que era poliglandular y tenía que ver con mi problema de base. En uno de los estudios terminé con el problema en un pulmón y terminé sin oxigenación, con respirador. Me estaban haciendo una biopsia y se me pinchó un pulmón. Como el otro estaba con neumonía, entré en una situación muy compleja. Además del mal de Adisson, tengo un problema de tiroides. Con la enfermedad ando hace muchos años y estoy acostumbrado a surfearla. No se puede vivir pendiente todo el tiempo de una enfermedad. Yo no le doy pelota y no darle pelota es una trampa.

-¿Se pasó de vueltas?

- Lo primero que a uno le dicen es que se pasó de vueltas. Pero yo trabajé como siempre, con las presiones que tiene esta instancia. Evidentemente no se sabe bien qué lo produce. Se está investigando si es un problema de estrés, pero yo toda mi vida viví con estrés. No puedo saber cuándo tengo más o menos. Pero es la vida de todos. La gestión pública es muy compleja, los municipios tienen que abastecer la demanda todo el tiempo. De todos modos me siento muy bien hoy y con muchas ganas de normalizar la vida. Me aconsejaban que tenía que pasar más tiempo, pero quedarme en la casa no es mi opción. Estoy desesperado por volver y me han pedido un montón de análisis para ver cómo dan y de qué manera me permiten volver. El lunes decidí estar trabajando, pero en muchos casos voy a tener que hacerlo por videoconferencia, en forma restringida.

-¿Tiene una dieta especial?

-Es una dieta, pero no tan especial. Como en lo posible de todo, pero hay ciertos alimentos que me recomiendan no ingerir. Yo estaba desesperado por oler comida, pero lo físico es lo más jodido, porque no te reaccionan las piernas ni los brazos. Empecé a caminar en las barras en la clínica que estuve. Primero me volvieron al estado de conciencia, porque estaba despierto, pero inconsciente y disociado por las drogas. Fueron entre 8 y 10 días de volver a estar consciente y saber lo que me pasaba. Yo estaba desesperado porque me bajaran las barandas de la cama. Tanto tiempo me tuvieron atado, eso es terrible. Para que no me arrancara el respirador y la traqueotomía, me tenían atado. Luego, bajar a la silla de ruedas y pedalear ahí para empezar a mover los músculos. Acá en la municipalidad armamos un centro de recuperación para personas que tuvieron covid. Tenemos una estructura muy bien armada y los técnicos de allí me decían que a las personas que tuvieron covid, llegaban en silla de ruedas y las sacaban caminando. Yo estaba desesperado por estar en mi cama y en mi casa. En la terapia uno pasa mucho frío y tiene muchas pesadillas. Pero hoy camino y corro un kilómetro y medio en la cinta, hago escalador, y voy superándome, a pesar de que todavía me canso mucho.

Emir Félix, intendente en San Rafael
Emir Félix, intendente en San Rafael

-En algún momento se llegó a especular con que usted no iba a volver como intendente…

-La especulación estaba a las claras. La mayor probabilidad era que yo no pudiera volver y que me costara volver a caminar. Pero eso depende de la voluntad que cada uno le pone. El primer hecho era salir de la internación como fuera. Calculaban que podía volver a la intendencia en setiembre, pero trataré de volver este lunes.

CONTRA LA ROSCA

-¿Qué lectura hace del momento en el que le toca volver, de la realidad política y de su partido?

-Desde que llegué a San Rafael he tenido videoconferencias todos los días con los funcionarios y el intendente que está a cargo (Paulo Campi). He estado ocupado en la gestión pública, porque si no funciona es desesperante. Estoy muy lejos de la rosca política. Yo lo que tengo que ver es cómo termino el año y medio de gestión que tengo, porque una gestión de política pública cuesta mucho ponerla en marcha y no cuesta nada que se caiga. Soy un agradecido del equipo que tengo porque no han hecho notar mi ausencia. Todos los servicios funcionaron y las obras han seguido avanzando. Yo me he subido como consejero. El intendente, con el respaldo de mi hermano Omar (Félix), han llevado el municipio. Mi hermano Omar me dice siempre que el cementerio está lleno de imprescindibles y yo no soy imprescindible, pero me gustaría cumplir con el trabajo.

-¿Está cerca de la sucesión en el municipio, qué ha pensado al respecto?

-Nosotros trabajamos de una manera muy colegiada y conjunta. Nos sentaremos en el equipo y decidiremos quién tiene la posibilidad de sacar un buen resultado y gobernar el municipio, que es intenso y jodido. La gestión municipal en San Rafael no es lo mismo que en Gran Mendoza, porque todos los problemas que tengan que ver con la producción y la salud, allá explotan en Casa de Gobierno. Pero acá explotan en la intendencia. Los problemas de agua potable no explotan en Aysam, nos los reclaman a nosotros. Pero hay tiempo para resolver eso. Si se pone la energía en las próximas elecciones, terminamos como estamos. Hay funcionarios y legisladores que todos los años son candidatos, ¿cuándo se trabaja así para los mendocinos?

-¿Va a ser una sucesión predecible en el municipio o puede haber una sorpresa? porque si no, está cantado que el candidato a intendente será su hermano…

-Siempre es una alternativa (Omar Félix), pero estudiaremos en su momento cuál es la decisión más acertada. La política tiene mucha volatilidad como para tomar decisiones tan anticipadas. Aparte esto que me ocurrió a mí demuestra a las claras que si uno quiere hacer reír a Dios, hay que contarle sus planes. A mí me quedó grabado fuerte eso. El fuerte nuestro siempre ha sido la gestión. En cada elección ejecutiva nos ha ido mejor que la anterior y eso es porque estamos abocados plenamente a la gestión pública. Eso nos debilita muchas veces en la política partidaria, pero nuestro fuerte es eso. Hoy el municipio está haciendo un gasoducto de alta presión, a mucha velocidad. Vamos a cubrir la necesidad de 27 mil hogares más en San Rafael y General Alvear. Además estamos haciendo un colector cloacal para el norte del departamento. Lo hace la municipalidad, no Aysam. Y hemos conseguido fondos para seguir agrandando la planta de tratamiento cloacal. Hemos conseguido más de 1.000 millones de pesos para la planta potabilizadora.

-¿Usted advirtió que el PJ entró en un limbo durante su internación?

-No me he dado ni cuenta, no he podido analizar esta situación. He hablado con mis compañeros de otros departamentos pero sobre la curiosidad de cuándo vuelvo y, por supuesto, de qué tengo ganas de hacer. Pero hoy por hoy toda mi energía está en recuperarme y en respaldar fuertemente a quienes están conduciendo el municipio.

-Hoy el PJ de Mendoza tiene una conducción kirchnerista, pero hay debate ¿Cuál es su posición en esa discusión?

-Yo vengo de estar casi muerto. La situación es que no hay que dar eternas discusiones que son una pérdida de tiempo. En el momento de que se tengan que discutir las autoridades partidarias, se discutirán. Si hay un esquema de acuerdo mucho mejor, porque qué le puede interesar una interna partidaria a los mendocinos. A mí los sanrafaelinos me pagan un sueldo y estoy desesperado por volver a la gestión, no para dedicarme a lo que no les importa. Hay claramente dos sectores del peronismo en Mendoza y habrá que ver cómo se reconfigura esa situación, que no va a ir aislada de la situación nacional del peronismo. Yo creo en un peronismo mendocino, que valore y resuelva el problema de los mendocinos, que tienen que ver con las políticas públicas, no las partidarias. Es normal que en el peronismo tenga que rediscutirse la situación después del resultado de la última elección.

Emir Roberto Félix, Intendente de San Rafael
Emir Roberto Félix, Intendente de San Rafael

-Hay expresiones disidentes muy claras en el peronismo mendocino.

-Es así, pero es normal que tenga que haber discusiones y disidencias.

-¿Lo anormal fue que no las hubiera, no?

-No, han habido subterráneamente, ahora empiezan a salir. Pero en esto, quienes estamos en gestión pública tenemos que tener cuidado de no enroscarnos todo el tiempo en eso.

-Pero tampoco se puede avanzar sin liderazgos, y los liderazgos están cuestionados en el PJ.

-Los liderazgos están cuestionados en todas las fuerzas. Pero los liderazgos se ejecutan y no siempre son el resultado de una rosca, sino a partir de resolver los problemas de los mendocinos.

-No hay que construir entonces…

-Construir hay que construir, pero: ¿quiénes tienen que dedicarse a eso? Ahí está la clave. Llegado el momento, habrá que aumentar la dedicación de tiempo a construir esos liderazgos. Yo le bajo el precio al resultado de la rosca, porque estás dando vueltas en el mismo lugar. Si arrancás antes, se llega a la nada.

-Los intendentes como usted, que no tiene otro mandato, tienen que revalidar el control del municipio, eso es un desafío.

-En ese caso, lo que hay que construir es la oferta electoral. Ahora, para quienes estamos en la intendencia, no hay oferta electoral creíble si la gestión no funciona. Por eso vuelvo más dedicado a eso.

-¿Puede ser competitivo el PJ a nivel provincial en las elecciones del 2023?

-Depende de lo que hagamos. Si seguimos ofreciendo lo mismo, un producto que no nos quieren comprar, nos va a ir mal. Haciendo lo mismo, vamos a obtener el mismo resultado. El peronismo tiene que construir una fuerza política que sepa interpretar los verdaderos problemas, en función de políticas públicas especialmente diseñadas para Mendoza. En Mendoza se construye un relato, pero tenemos problemas muy graves. Que tengamos los sueldos más bajos del país no es un problema que siempre se le puede endilgar a la Nación, porque otras provincias constituyeron herramientas que han construido soluciones. Provincias vecinas a nosotros tienen una mejor situación fiscal, económica y estratégica de crecimiento en obras públicas. Tenemos un problema de políticas públicas. Si el peronismo no genera una alternativa, la oferta electoral va a ser muy reducida, y eso quita libertades. Para adelante tenemos que marchar con una propuesta que se pueda realizar.

-¿Por qué la gente sigue votando lo mismo si las falencias de la provincia son evidentes?

-Porque el peronismo, en las dos últimas elecciones, no ha hecho una oferta electoral que despierte la confianza de los mendocinos. Es tan simple como claro. Ni en 2015 ni en 2019.

-¿Fallaron la propuesta o las personas?

-Hoy lo que pasa es que juega muy fuerte la percepción de la política en el pueblo mendocino. Esa percepción es muy pandita. Y nosotros no hemos generado buena percepción de nuestra oferta electoral. Podemos ir a la discusión más profunda sobre las políticas públicas y la podemos ganar ¿Pero se transmite realmente, o la gente quiere tener una percepción más simple y sencilla que nosotros no hemos tenido la capacidad de generarla?

-Eso suena a la “revolución de lo sencillo”, que no es un lema del PJ…

-No, porque generar percepciones no es sencillo. Lo que generás es una marca o relato que fracasa en el gobierno. La revolución sencilla era: endeudemos a la provincia en dólares, total, con lo que va a crecer la economía, pagamos la deuda. Esa era la revolución de lo sencillo y este es el resultado: una catástrofe para Mendoza, que por tener los fondos comprometidos por el endeudamiento, tiene los peores sueldos en el Estado y las debilidades que representamos. La revolución de lo sencillo es pedir plata prestada, rollear constantemente, patear para adelante para que otros gobernadores que vengan tengan un kilombo mayor. Eso fue la revolución de lo sencillo. Provincias vecinas no endeudadas pueden campear esta situación apostando a la economía, y nosotros estamos muy complicados por la revolución de lo sencillo.

-La revolución de lo sencillo también era que funcionaran los servicios y se pagaran los sueldos…

-¿Pero andan los servicios, Aysam funciona? ¡No funciona! No hay operatividad.

-¿Se deterioró la gestión en el paso del gobierno de Alfredo Cornejo al de Rodolfo Suárez?

-No anduvo antes tampoco. Hemos estado seis meses parados por un problema con los anestesistas. A Suárez le tocó pagar la deuda que Cornejo tomó. Pero lo que está pagando Suárez son los defectos de Cornejo, que fue endeudar como endeudó a la provincia. El que tiene las limitaciones es Suárez, pero el próximo gobernador va a estar peor. Por eso la discusión de los fondos de Portezuelo, porque el próximo gobernador está pensando en echarle mano a esos fondos. Hay que resolver el problema de la deuda de Mendoza porque es una limitante para siempre. Sobre todo si hay que litigar en tribunales extranjeros.

-La plata de Portezuelo hay que repartirla en el sur?

-No hay que repartirla, hay que invertirla. Nosotros reclamamos en el sur porque por la promoción industrial perdimos 60 empresas y tuvimos una migración espantosa. Está iniciado el conflicto en un juicio del sur. En su momento se pactó Portezuelo. No entiendo por qué no se presentan los estudios de impacto ambiental de toda la cuenca para resolver el problema con dos provincias que han sido nuestras socias en el proyecto, como Río Negro y Neuquén, que no son de gobiernos peronistas. Hemos quedado aislados en el Coirco. En definitiva, está a decidirse si este gobierno quiere hacer Portezuelo o no. Todavía tiene una chance Portezuelo. Hemos perdido dos años discutiendo.

SU FUTURO POLÍTICO

-¿Se percibe como un protagonista político en 2023 o sus prioridades están sólo en la salud?

-La situación de salud no es una foto, es una película que cambia todos los días. Tengo que saber cuáles son mis limitaciones y lo voy a ir sabiendo con el trascurrir de los días (sonríe y calla).

-Su plan es gradual y de corto plazo.

-Absolutamente gradual. Todo lo que diga hoy puede ser distinto mañana. La voluntad la voy a poner, pero tengo claras las prioridades. Por supuesto que tengo un modelo de provincia en mi esquema. Si el físico y el cuerpo me dan, me va a gustar protagonizar.

-Eso significa que no descarta una candidatura a gobernador.

-No no. Yo no descarto nada, pero tampoco lo afirmo. Quiero ser responsable porque hablar no cuesta nada. Aparte, voy a cortar esta entrevista y mi hijo me va a decir: “¿qué te pasa, estás loco viejo?”. Con toda la razón del mundo.

-Pero la política no desconecta un poco?

-Lo que la política desconecta, lo conecta después la gente. Hay que soñar, pero se debe trabajar sobre realidades. Yo estoy muy limitado y me apasiona lo que hago, pero me apasiona más la gestión pública que la política partidaria.

Mendoza es la sede hoy del Frente de Todos a nivel nacional, que convocó a un espacio de debate llamado Peronismo Futuro.
Senadora Anabel Fernandez Sagasti

Foto: Ignacio Blanco / Los andes
Mendoza es la sede hoy del Frente de Todos a nivel nacional, que convocó a un espacio de debate llamado Peronismo Futuro. Senadora Anabel Fernandez Sagasti Foto: Ignacio Blanco / Los andes

-¿Está bien que Anabel Fernández Sagasti dé un paso al costado en su liderazgo en el PJ?

-En política nadie da un paso al costado, se construyen alternativas.

-Pero ella se declaró prescindente.

-Corre por cuenta de ella. Yo no soy quiÉn para decir quién tiene que dar un paso al costado y quién no. Sí creo que el peronismo tiene que construir una alternativa que los mendocinos quieran elegir. Las ofertas competitivas son las que trasladan o corren a alguien, o no. El peronismo es una fuerza numerosa y nunca está muerto.

-¿Tiene cuadros el peronismo?

-Claro que hay muchos cuadros importantes, protagonizando en los concejos deliberantes y la Legislatura. Tipos formados para gobernar la provincia. Los que lo tienen que definir tienen que ser los mendocinos. Pero no pida un diagnóstico profundo porque en los últimos seis meses he estado en otra pelea.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA