La insólita razón por la que Yanina Latorre chupó las sábanas de una cama

La panelista de LAM contó una anécdota que dejó a sus compañeras perplejas al escuchar el detalle de sus declaraciones.

Yanina Latorre contó una insólita anécdota.
Yanina Latorre contó una insólita anécdota.

Yanina Latorre sorprendió a sus compañeros de LAM (AméricaTV) al contar una anécdota relacionada con su hijo, Dieguito Latorre. Ángel de Brito le pidió que cuente la historia que se volvió viral tras su paso por LuzuTV esta semana y no dudó en replicarla con lujo de detalles.

La panelista fue como conductora invitada a Antes que nadie y Nadie dice nada, los programas de la mañana del canal de stream que conduce Nico Occhiato. Allí, contó cómo hizo la vez que quiso averiguar si su hijo había tenido relaciones sexuales en su cama.

Para introducir a todos en la anécdota, comentó que su hijo se había ido a dormir al departamento que tienen en Capital después del boliche. Por eso, quiso averiguar, sin preguntarle, si había llevado a una joven a su habitación.

“Al otro día, yo me apersono para acomodar. Vi que había dormido en mi cuarto, lo cual ya me pareció raro. La cama matrimonial estaba revuelta y cuando fui a hacerla encontré una mancha”, rememoró la panelista de LAM.

Para no quedar como madre controladora, Yanina buscó por todos los medios saber de qué era la mancha, ya que se le cruzaron varias teorías por su cabeza.

“Miré el tacho de basura, el inodoro. ¡Una psiquiátrica! ¡Quería saber si había gar... con alguien en mi cama!”, dijo Yanina, quien buscó huellas de pisadas y hasta pelos para descubrir si su hijo había llevado a alguien al departamento.

La asquerosa anécdota que Yanina Latorre contó sobre su hijo: “La cama revuelta”.
La asquerosa anécdota que Yanina Latorre contó sobre su hijo: “La cama revuelta”.

Incluso, llegó a revisar la basura para ver si encontraba preservativos usados, por lo que sus compañeras no pudieron creer hasta dónde llegó.

Chupé las sábanas... Era helado de dulce de leche. Después, fui al tacho y había un solo cuarto de helado, y una sola cuchara sucia en la pileta”, concluyó e hizo estallar de risa a las angelitas, que estaban sorprendidas con cada detalle de la historia.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA