Un menú nacional con condimentos locales

De la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio que surja esta noche también cabe esperar alguna repercusión dentro de la por ahora amable interna de la UCR provincial. Con los números definidos, mañana mismo arranca el reacomodamiento de piezas para la convocatoria de fines de setiembre.

Desde las legislativas nacionales de 2013, en las que se produjo la exitosa reaparición de Julio Cobos, el espacio Cambia Mendoza, que formalmente arrancó dos años después, viene logrando triunfos que van a la par de los buenos resultados que también obtiene para los cargos provinciales. Sólo tuvo que atravesar una muy pareja elección en las PASO de 2019, el día de la fuerte caída de Mauricio Macri, sorprendido por una diferencia porcentual no esperada con respecto al Frente de Todos. Cornejo en ese momento encabezaba la lista de precandidatos a diputados de la Nación. En las generales de octubre de 2019 llegó la recuperación y el triunfo sobre el peronismo local no dejó dudas.

Ese rendimiento electoral es el que pretende mantener en la elección de hoy el radicalismo mendocino, mayoritariamente referenciado en Cornejo. La decisión de propiciar una lista única de candidatos al Congreso Nacional fue atinada porque de ese modo Cambia Mendoza demostró unidad en su territorio y prescindencia en lo que se refiere a la disputa por la principal candidatura nacional, entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta. También se cuidaron mucho en el radicalismo local de quedar involucrados en la tensión que por momentos enfrentó a los dos postulantes del principal espacio opositor nacional.

Cornejo blanqueó con tiempo su preferencia por la ex ministra de Seguridad, con la que llegó a encarar una posible fórmula hasta que decidió retornar a Mendoza para intentar lograr un nuevo período como gobernador. En el que iba a ser su lugar quedó Luis Petri, al que Bullrich seguramente premió por su buena elección en la interna de Cambia Mendoza. Y fue un gesto político para Cornejo.

También hay mucha expectativa en el ambiente político local por el resultado que obtenga aquí Javier Milei. Son varios los que estiman que el referente libertario podría hacer en esta provincia una elección de fuerte repercusión nacional. Si así fuese, crecen las chances de buen posicionamiento para los dirigentes demócratas que encabezan la lista de diputados nacionales. Crecerían así las chances de pelear en agosto, por lo menos, por un lugar en el Congreso.

El entusiasmo en La Libertad Avanza local creció luego de la última y rápida visita de Milei, que sin realizar ningún acto formal reunió en los lugares donde estuvo a cientos de enfervorizados simpatizantes.

Por el lado del justicialismo, no tener entre los competidores a La Unión Mendocina, que no adhirió a ninguna candidatura nacional y tampoco presentó lista para el Congreso, no le asegura un repunte importante luego de la magra votación obtenida en junio en las primarias provinciales. Además, la gestión nacional es la peor referencia posible.

Así como señalábamos que Cambia Mendoza, con el radicalismo a la cabeza, viene acumulando triunfos en la provincia desde 2013, para el peronismo ese año marcó el comienzo de un declive que no pudo evitar elección tras elección, hasta llegar a los pobres números de este año, históricamente negativos.

Quedará, como una especie de premio consuelo, un posible triunfo en los departamentos que conduce el PJ, no hoy sino a comienzo de setiembre. En esos lugares los seis intendentes desdoblaron sus elecciones municipales para tratar de quedar a salvo de la caída. Lo consiguieron sin problemas en las PASO y por eso aspiran a repetir en no muchas semanas más. El justicialismo sigue siendo fuerte en los territorios, pero sus “caciques” por lo general no consiguen consolidarse a nivel provincial.

¿El efecto Massa? Es otra incógnita, aquí y en todo el país. Esperan, y anhelan, que el ministro-candidato supere expectativas electorales pese al descalabro económico para poder utilizarlo como estandarte en los comicios que vendrán.

Volviendo al oficialismo, de los resultados de la elección de hoy en nuestra provincia comenzará el tránsito hacia la elección de setiembre por la sucesión de Rodolfo Suárez. Para Cambia Mendoza será un buen domingo si logra imponer una interesante supremacía sobre el resto de los competidores tradicionales, independientemente de lo que pueda cosechar el espacio de Milei, que no estará presente en la cita de setiembre. Aunque si obtiene un número considerable de votos, el reparto de los mismos entre las opciones locales será un asunto aparte de preocupación para la dirigencia.

De la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio que surja esta noche también cabe esperar alguna repercusión dentro de la por ahora amable interna de la UCR provincial. Si Rodríguez Larreta queda consagrado candidato presidencial, con grandes posibilidades de ser el próximo presidente de la Nación, recibirá un buen espaldarazo el intendente Ulpiano Suárez, que se convirtió en el principal apoyo en Mendoza para el jefe de Gobierno de CABA y que, se sabe, espera completar su segundo mandato en la Capital mendocina para intentar suerte en la provincia.

En cambio, todo lo que favorezca a Bullrich redunda en beneficios políticos tanto para Cornejo como para Luis Petri, que no ha dejado de lado sus aspiraciones provinciales de alto vuelo.

Con los números definidos, mañana mismo arranca el reacomodamiento de piezas para la convocatoria de fines de setiembre.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA