Política Martes, 29 de marzo de 2016

Llega al Congreso un proyecto para crear el boleto estudiantil gratuito en todo el país

La propuesta es de un grupo de diputadas de la UCR y establece que el financiamiento se obtenga de los impuestos al juego.

Por Télam

Un grupo de diputadas de la UCR presentó un proyecto de ley que crea el boleto gratuito y universal y establece que el servicio deberá ser brindado en todo el país por los medios de transporte públicos, mientras que el financiamiento será solventado por un porcentaje del impuesto a los juegos de azar.

La iniciativa que fue diseñada por la diputada jujeña Gabriela Albornoz y es respaldada por sus pares de bloque: la bonaerense Karina Banfi, la santacruceña Susana Toledo, la porteña Ana Carrizo, la vicepresidente segunda de la cámara Patricia Giménez, la jujeña María Burgos y la aliada de la UCR, la riojana María del Valle.

El proyecto establece que para solventar este beneficio se creará el Fondo de Financiamiento del Boleto Estudiantil Gratuito Universal y Nacional que tendrá como recursos un porcentaje del impuesto a los juegos de azar y del presupuesto nacional.

El proyecto señala que los estudiantes que podrían utilizar el boleto gratuito serán aquellos que concurran a los colegios públicos de nivel primario y secundario, en los días hábiles del ciclo lectivo.

También lo podrán usar los estudiantes de nivel superior terciario o de universitarios que cursen en establecimientos nacionales, provinciales o municipales comprendidas en la ley 24.521 de Educación Superior, durante el ciclo lectivo oficial.

Además, contempla que este beneficio se extienda a un acompañante en el caso de los alumnos menores de 12 años y de los que padezcan alguna discapacidad. Para acceder al boleto gratuito, los estudiantes deberán acreditar su condición de regular mediante un certificado expedido por los establecimientos educativos al que concurran y deberá ser presentado con la periodicidad que establezca la reglamentación de esta ley.

A lo largo del proyecto se determina que las empresas de transporte no podrán realizar exclusiones de ningún tipo ya sea por categorías, distancias o recorridos diferentes de las habituales para el resto de los usuarios del servicio.