Una concejala se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza municipal

Una concejala de La Quiaca se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza. Gentileza
Una concejala de La Quiaca se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza. Gentileza

Se trata de un proyecto de castración para perros que aseguran que fue ‘cajoneado’ por falta de presupuesto.

Una concejala de La Quiaca fue a la sesión del Concejo Deliberante disfrazada como perro para pedir por la aprobación de una ordenanza que posibilite la castración masiva de canes.

El hecho ocurrió este lunes cuando Felisa Nieve apareció en el Concejo Deliberante con un traje de perro que le cubría todo el cuerpo y con una enorme cabeza que emulaba la de dicho animal, tal y como si se tratara de una persona que reparte panfletos en la vía pública.

Una concejala de La Quiaca se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza. Gentileza
Una concejala de La Quiaca se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza. Gentileza

“Más vale perro castrado que 100 vagando”, aseguraba una pancarta que sostenía la funcionaria de Jujuy sobre su banca. Por su parte, su par Hugo Barro lució una bandera que decía: “La castración debe ser ley”.

“Esto fue en protesta y en apoyo a los proteccionistas que presentaron el proyecto de ordenanza”, dijo Nieve, en diálogo con C5N, y denunció: “El oficialismo decidió cajonear por costos este proyecto que tanto nos hace falta a los quiaqueños”. Cabe destacar que la iniciativa se enmarca en un crecimiento descontrolado de la población canina.

Una concejala de La Quiaca se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza. Gentileza
Una concejala de La Quiaca se disfrazó de perra para que aprueben una ordenanza. Gentileza

Además, en diálogo con Cadena 3, la concejala Nieve indicó que irá a sesionar vestida de mascota hasta que se apruebe la ordenanza para la castración masiva de perros. “A los quiaqueños nos hace falta que se apruebe”, sentenció.

“Tenemos cantidad de perros que se reproducen día a día, las protectoras no dan abasto. Los animales corren riesgo de convertirse en asilvestrados y salir a hacer daños en las localidades próximas que viven de ovejitas, cabritos y llamas”, argumentó en favor de la iniciativa.

Y finalizó: “Con esta castración masiva es obvio que no vamos a sacar a los callejeros de la calle pero sí vamos a evitar que se sigan reproduciendo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA