Cringe, crush, random: las nuevas palabras de los jóvenes en un diccionario de “equivalencias”

Los nuevos términos proliferan entre los adolescentes de todo el país. / imagen ilustrativa - archivo
Los nuevos términos proliferan entre los adolescentes de todo el país. / imagen ilustrativa - archivo

Los adultos a veces pierden la mitad del mensaje o terminan por incorporar la jerga. Lo cierto es que siempre ha sucedido: en esta nota un glosario comparativo entre expresiones de generaciones anteriores y la actual.

Ya se sabe porque pasa siempre: escuchar hablar a los adolescentes y jóvenes y entender la idea completa es difícil para las generaciones anteriores. Esto salvo que se conviva con ellos y se aprenda la jerga, claro.

Algo que da “cringe”, una persona “random”, o hablar de tal o cual “crush”, puede escucharse en cualquier grupo de amigos jóvenes y ser un verdadero interrogante para los mayores. Pero también, padres, profesores y otros adultos en contacto con ellos terminan a veces incorporando estas expresiones a fuerza de escucharlas, de mantener una comunicación con los mismos códigos, y, obvio, después de que les explican el significado.

Una encuesta reveló que el 60,5% de los mayores de 40 años pertenecientes a la Generación X - de 40 a 54 años -, tiene dificultades para entender la jerga de generaciones más jóvenes. En un informe al respecto, se señala que esto sucede porque 88% de los Centennials - de 18 a 24 años - utilizan habitualmente palabras, expresiones o acrónimos procedentes del inglés.

Por esta razón, gran parte de los encuestados de la Generación X piensa que las generaciones más jóvenes no utilizan un lenguaje adecuado, según un 56% la generación Z está “perdiendo” el castellano y, además, el 82% cree que se habla peor por el uso de anglicismos.

Sin embargo, todas las generaciones han tenido este tipo de vocabulario que adoptan de cuestiones del contexto y de sus consumos.

El trabajo fue realizado por Babbel, una plataforma de aprendizaje de idiomas enfocada en conversaciones cotidianas. Lo que hicieron fue no sólo sacar conclusiones sino además elaborar un “glosario”, una especie de diccionario con estos términos pero que además tiene un equivalente con expresiones del mismo tipo de la generación z.

“Estas diferencias pueden parecer insalvables, pero si se analizan más de cerca, se pueden reconocer experiencias comunes y si se comparan las expresiones de las diferentes épocas no son tan abismales como parecen”, expresan.

Diccionario de equivalencias

Los lingüistas de la plataforma elaboraron un glosario con expresiones boomer vs. centennial.

Los miembros de la generación Z – centennials - suelen denominar a las personas mayores - generación X - con el término “boomer” de una forma un tanto peyorativa debido a que no están tan al día como ellos sobre las tendencias actuales. Un ejemplo de esto, es que el 36% de los encuestados de la generación X dice tener dificultades para pronunciar palabras de uso cotidiano en inglés, como es el caso de WhatsApp, influencer o hashtag.

La chica o el chico que “me gusta” vs. Crush: o lo que es lo mismo esa persona que te ha robado el corazón y con la que coqueteas.

Chusmear vs. Stalkear: husmear, fisgar, curiosear. La mayor diferencia entre estos términos es que en el caso del segundo se hace a través de las redes sociales.

Es un “quemo” vs. Cringe: del inglés “morir de vergüenza”, esta expresión en la actualidad es muy utilizada por las generaciones más jóvenes para decir que alguien da vergüenza ajena, “me da cringe esa persona”.

“Estar a full” vs. Hype: elogio exagerado y ruidoso con que se ensalza a una persona o se anuncia o publica algo. El término “hype” surgió del ámbito de los videojuegos y cuando alguien dice que “se está hypeando” se refiere a que se está emocionando. También el término hype se utiliza para referirse a un artista-famoso que está en tendencia o se hizo viral por una campaña de promoción. Por ejemplo, los tiktokers más conocidos de EEUU en diciembre de 2019 se mudaron todos juntos a una casa y la denominaron la “Hypehouse”.

Es malísimo o fracasó vs Flop: es la expresión contraria a “hype”, se refiere cuando un artista está “en baja” o fracaso en un lanzamiento.

Aleatorio o cualquiera vs. Random: se utiliza cuando nos referimos a algo que depende del azar, por ejemplo, ya no se dice una persona cualquiera sino una persona random.

Ok o Si vs. Seeee – en inglés Yasss: siempre ha sido habitual usar la expresión “ok” para celebrar algo, pero ahora lo moderno es decir “seee” o “Yasss”, que es como decir “sí”, en plan exagerando y celebrando.

Igual vs. Same o x1: Los centennials tienden a abreviar bastante y ahora cuando en WhatsApp estás de acuerdo con algo, citan la frase y le ponen same o x1, x2, x3 (en función de cuántas personas estén de acuerdo).

Demasiado vs. Too much: esta expresión, utilizada para decir cuando algo es “demasiado” es usada por varias generaciones.

“Se tildo” vs. Bugeado: esta expresión es muy usada por los más jóvenes en el ámbito de los videojuegos online, significa que se trabó o tildo el juego.

Nuevos canales, nuevas formas

Ahora es común hablar a través de aplicaciones y no tanto cara a cara. El 40% de los encuestados de la generación Z indica que prefiere comunicarse de esta forma lo que también ha supuesto cambios en la manera de expresarse.

“Pasame tu msn o tu ICQ” vs “Te agrego a Facebook o seguime en Instagram o Twitter”: los adolescentes millennials - de 25 a 39 años - en la primera década del siglo XXI aún utilizaban la plataforma Messenger en la computadora y en el celular se comunicaban por SMS. En aquel momento se usaban abreviaturas como “Tkm” - te quiero mucho -; “xa” - para -; “tb” - también -; “xq” – porque -; “xfa” - por favor -.

Actualmente, la comunicación es a través de redes sociales - Facebook, Instagram, Twitter y Tiktok - y el servicio de mensajería es gratuito - WhatsApp -. Algunas expresiones modernas que se utilizan hoy en día son:

LOL - Laughing Out Loud (reírse a carcajadas).

tgif - Thank god it’s Friday (gracias a Dios es viernes).

btw - by the way (por cierto).

F – fail (fallar).

idk – I don´t know (no lo sé).

tbt – Throwback Thursday (otra vez jueves).

Pero también hay muchos otros términos procedentes de internet y las redes sociales que hace unos años ni siquiera existían como: influencer, hashtag, post, story, DM (mensaje directo), engagement, feed, followers, gif, selfie, phising (intento fraudulento de obtener informaciones particulares de las redes), yassificación (aplicar varios filtros de belleza en Instagram) y un largo etcétera.

Los tiempos cambian y el lenguaje con ellos, porque se trata de un ente vivo que se va enriqueciendo. Según explica Héctor Hernández, lingüista de Babbel, “el lenguaje es un hermoso y complejo sistema de comunicación que a veces puede hacernos sentir como extraños los unos a los otros cuando se malinterpreta. La jerga cambia mucho más rápido que el lenguaje formal, por lo que es difícil mantenerse al día. Aunque al principio pueda parecer difícil relacionarse con las expresiones de nuestros padres o con los crípticos acrónimos de los adolescentes, dedicar tiempo a entender lo que significan no sólo puede favorecer la comprensión mutua, sino que también proporciona una visión considerable de la cultura en la que estamos inmersos. De hecho, nuestras expresiones pueden ser divertidos indicadores de dónde estamos temporalmente hablando”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA