Un médico encontró la fórmula para evitar las quejas de sus pacientes cuando llega tarde

Fernando Fabiani es un médico de familia y figura reconocida en televisión y radio en España. Ha compartido sus reflexiones sobre el desafío constante de gestionar el tiempo en las consultas médicas

La ingeniosa manera en la que el doctor logró que ningún paciente se moleste por la espera en el consultorio
La ingeniosa manera en la que el doctor logró que ningún paciente se moleste por la espera en el consultorio

El Dr. Fernando Fabiani, médico de familia y figura reconocida en televisión y radio, ha compartido sus reflexiones sobre el desafío constante de gestionar el tiempo en las consultas médicas. En una reciente entrevista en el programa Hora 25 de la Cadena Ser, abordó el tema de los retrasos, una situación común en el ámbito de la atención médica.

Fabiani, egresado de la Universidad de Sevilla, describe su enfoque para lidiar con los retrasos como una gestión proactiva y centrada en ofrecer la mejor atención posible a cada paciente. Ante la pregunta de cómo se maneja el tiempo de atención expresó “Se gestiona paso a paso, partido a partido”, enfatizando la importancia de brindar una atención individualizada en todo momento.

Dr. Fernando Fabiani
Dr. Fernando Fabiani

Uno de los desafíos más significativos para Fabiani era la percepción de los pacientes sobre las demoras en las consultas. “Llevaba un poco mal” escuchar a pacientes comentar que “íbamos con retraso”, incluso si era “sin mala intención”. Para él, esa frase resonaba como un juicio sobre su desempeño profesional. “Vas con retraso y lo has hecho mal”, reflexionó.

El cartel que colocó en su consultorio para lidear con las quejas por las demoras
El cartel que colocó en su consultorio para lidear con las quejas por las demoras

Decidido a abordar esta percepción, el Dr. Fabiani colocó un cartel en la puerta de su consultorio con un mensaje revelador: “Puedo ir tarde, pero jamás voy con retraso. Retraso sería no dedicarle a cada persona el tiempo que necesita”.

El médico subrayó la importancia de comprender que cada paciente es único y puede requerir diferentes cantidades de tiempo. “Cuando entra un paciente, hay gente que necesita tres minutos y otra media hora”, explicó, destacando la imprevisibilidad inherente a la atención médica. “Cada paciente es un caso, no sabes lo que va a necesitar, y hay que estar dispuestos a sorprenderse”, agregó.

El enfoque de Fabiani no solo desafía las expectativas sobre los tiempos de espera en las consultas médicas, sino que también refleja un compromiso genuino con la atención personalizada y la calidad del servicio médico.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA