Política en Off: temblores en el Banco Nación, los bonos que le compramos a Massa y el particular lanzamiento de Hinojosa

Lo que se dice y lo que no, lo que se habla y lo que no. Y todo lo que pasa en el detrás de escena de la política mendocina.

La premonición de un “kilombo”

El miércoles empezó a cambiar la semana en el directorio del Banco Nación. En el grupo privado de Whatsapp que conforman la presidenta Silvina Batakis, los vicepresidentes y directores, empezó a circular el resolutivo del fallo de la Corte nacional que instruía a la entidad a restituir los fondos de la coparticipación federal de Ciudad de Buenos Aires que habían sido recortados por el Gobierno nacional.

Ese fallo provocó una crisis. El presidente Alberto Fernández llamó a los gobernadores aliados y anunció una rebelión: no lo va a cumplir. Pero el problema es que esta decisión no es muy fácil de acatar para los funcionarios de un banco, acostumbrados a respetar las resoluciones judiciales.

La semana se fue complicando más: Patricia Bullrich, presidenta del PRO, advirtió que el directorio completo del Nación podría encontrarse ante la obligación de responder con su patrimonio si no cumplía la sentencia de la Corte.

Patricia Bullrich. (Pedro Castillo / La Voz)
Patricia Bullrich. (Pedro Castillo / La Voz)

Se instaló así el debate en el banco, entre cuyos directores hay cuadros del peronismo relativamente conocidos, como el ex senador nacional Carlos Caserio y el ex secretario de Comercio Interior Martín Pollera. Algunos ya han dejado trascender que “no están de acuerdo” con no cumplir el fallo.

Pero volviendo al grupo de Whatsapp del banco, el mensaje de uno de los funcionarios fue premonitorio y marcó el diagnóstico general ante el tema. “Lindo kilombo se nos viene con esto”, escribió un integrante días antes de que estallara todo.

Batakis, Anabel, Gabriela Sabatini y...Messi

Siguiendo con la presidenta del Banco Nación, hay que decir que su semana, al menos en el aspecto de los eventos públicos, transitó por carriles mucho más distendidos que el de la crisis por la coparticipación federal de CABA. De hecho, el jueves, la ex ministra estuvo invitada a la ceremonia en la que se entregaron los premios Olimpia a los mejores deportistas, en los salones del Parque Norte de la Ciudad de Buenos Aires.

Batakis tuvo el privilegio de entregar el “Olimpia de Oro”, que era bastante predecible: fue para Lionel Messi. Aunque el astro campeón del mundo no fue al evento y el premio lo recibió en su nombre Marcelo Achile, dirigente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y presidente del club Defensores de Belgrano.

Además, las fotos del evento que difundió la propia Batakis permitieron descubrir que la presidenta del Banco Nación había compartido con otras personalidades, entre ellas, una mendocina. En la cena, se sentó con la gloriosa ex tenista Gabriela Sabatini a la izquierda, y con la senadora cristinista Anabel Fernández Sagasti a la derecha.

Anabel estuvo en la cena de los Olimpia junto a Silvina Batakis y Gabriela Sabatini.
Anabel estuvo en la cena de los Olimpia junto a Silvina Batakis y Gabriela Sabatini.

El gris legal de la coparticipación

Hay varios puntos a tener en cuenta en el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que le devolvió a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) la mayor parte del recorte de la coparticipación que le propinó Fernández a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

En primer lugar toda la política está incumpliendo la Constitución Nacional de 1994. Allí se establecía que debía haber una ley de coparticipación nueva en 1996. Esa ley no existe aún. Han pasado 26 años.

En el inciso 2 del artículo 75 de esa Constitución, dice que el Congreso tiene como atribución sancionar una “ley convenio” (así se la menciona) que “no podrá ser modificada unilateralmente ni reglamentada y será aprobada por las provincias”. Eso explica, en parte, porqué no hay ley de coparticipación nueva: para modificar la actual distribución de fondos todas las provincias tienen que estar de acuerdo con el porcentaje de los recursos que les toca.

En la sexta disposición transitoria de la Constitución dice que “la distribución de competencias, servicios y funciones vigentes a la sanción de esta reforma, no podrá modificarse sin la aprobación de la provincia interesada; tampoco podrá modificarse en desmedro de las provincias la distribución de recursos vigente a la sanción de esta reforma”.

Acá viene un gris. En 1994 Buenos Aires era una municipalidad, por lo que no tenía “distribución vigente” al momento de sancionarse la nueva Carta Magna. En realidad si tenía: 1,9%, en calidad de municipio (antigua Capital Federal) que dependía de Nación.

Pero en la misma Constitución nueva se transformó a la ex Capital Federal en territorio autónomo, es decir se transforma en CABA y es una jurisdicción más. Desde entonces ha firmado varios convenios con Nación por su coparticipación, algunos de ellos con gestiones kirchneristas.

Axel Kicillof con lavicepresidenta, Cristina Kirchner.
Axel Kicillof con lavicepresidenta, Cristina Kirchner.

¿Los convenios pueden romperse unilateralmente, como hizo Fernández con Rodríguez Larreta, para darle plata a Axel Kicillof, quien tenía a la policía bonaerense levantada en plena pandemia? He aquí el dilema de la Corte. Lo que ha sucedido es que el Tribunal decidió devolver la plata a Larreta hasta resolver este intríngulis legal.

Bonos de Massa y “dinerillos” para aguinaldos

Desde hace un tiempo, medios nacionales vienen asegurando que hay presión desde el Ministerio de Economía de la Nación para que las provincias inviertan sus ahorros en bonos del Tesoro nacional. Hablando en criollo hay un pedido insistente en que las provincias le presten plata Alberto Fernández.

Todos los meses hay vencimientos y todos los meses el Gobierno nacional necesita canjear esa deuda por nueva y, de paso, también busca algunos pesos más para hacer frente al rojo de caja.

Alivio. El ministro Sergio Massa destacó la desaceleración de la inflación en noviembre. (Fotografía de Maximiliano Luna)
Alivio. El ministro Sergio Massa destacó la desaceleración de la inflación en noviembre. (Fotografía de Maximiliano Luna)

En medio de esas versiones, Los Andes intentó saber si efectivamente esa presión de la cartera que conduce Sergio Massa existía. En Mendoza relativizan la versión. “El secretario de Finanzas hace su trabajo. Llama a provincias, bancos, fondos de inversión, compañías de seguro y nosotros hacemos el nuestro, analizamos condiciones financieras y si nos conviene, compramos”, dicen en los pasillos de Casa de Gobierno.

“En ningún momento lo percibimos como presión y hay veces que acompañamos y otras tantas que no. Quizá tengan más poder de negociación con las provincias a las que les giran más recursos discrecionales”, aseguraron.

Según cuentan, Mendoza tiene dos emisiones de bonos nacionales en pesos. Uno venció el viernes 16 y la Provincia cobró unos dinerillos, el otro vence en marzo.

El dinero recibido hace unos días con el vencimiento que pagó Nación, tuvo un destino preciso: “Son unos tres mil millones y los habíamos reservado para pagar los aguinaldos”.

Hinojosa largó la campaña

Es común que para fin de año las distintas empresas les regalen a sus empleados las cajas navideñas que arman con distintos productos. Además del turrón, las garrapiñadad y el pan dulce, nunca falta algo de alcohol.

Grande fue la sorpresa de los empleados de una empresa pública cuando abrieron la caja y el vino que había era de la bodega Hinojosa. “El Martín largó la campaña”, decían con sorna unos militantes peronistas en referencia al titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Martín Hinojosa, presidente del INV.
Foto: Orlando Pelichotti
Martín Hinojosa, presidente del INV. Foto: Orlando Pelichotti

Ciertamente el funcionario peronista es una de las figuras que el PJ pone en vidriera como eventual candidato a gobernador en 2023. Es un cuadro nuevo al que apuesta al peronismo mendocino, aunque por el momento mide poco en las encuestas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA