La ONG Lógica pidió que la Transparencia Fiscal al Consumidor sea incluida en la “ley ómnibus”

Desde la organización destacaron que, más allá de cualquier ideología e inclinación partidaria, todo ciudadano tiene derecho a saber los impuestos que soporta cada vez que consume, como así también es obligación del Estado informárselo al ciudadano, en virtud del artículo 42 de la constitución nacional.

Matías Olivero Vila, presidente d ela ONG Lógica.
Matías Olivero Vila, presidente d ela ONG Lógica.

Lógica, la ONG dedicada a generar conciencia fiscal en la sociedad, expuso este miércoles a través de su presidente, Matías Olivero Vila, en la comisión plenaria de Diputados que se encuentra tratando el proyecto de ley ómnibus, específicamente sobre el capítulo “Régimen de Transparencia Fiscal al Consumidor” (artículos 208 y 209). Pidió que se incluyan las normas de transparencia a las que se aluden en el título que, quizás por un error involuntario, fueron omitidas en el proyecto pero que estaban en un borrador que circulara antes de su ingreso al Congreso. Mencionó que en dicho capítulo se establece que se expondrá el IVA a los consumidores finales y que no podrá utilizarse la palabra gratuito para prestaciones del Estado.

Olivero Vila destacó que la Argentina es el país con los impuestos más altos del mundo (sector formal de la economía) según el Banco Mundial y una entidad empresaria local, aplicando tres métodos distintos. Una de las consecuencias es que todos soportamos impuestos de más del 40% y hasta más del 50% en los precios finales de consumo. Un producto para nosotros, otro para el Estado. En la otra cara de la moneda, el gasto público casi duplicado en dos décadas y un país que no crece desde 2011. Argentina y Venezuela son los únicos dos países del mundo top 10 en los 3 rankings de financiamiento del gasto público: Argentina es Nro 1 en impuestos, Nro 2 en inflación y Nro 10 en riesgo país para su deuda. Desde Lógica la denominan “la tragedia fiscal argentina”.

Detrás de la tragedia fiscal, sostienen que hay una causa: la falta de cultura fiscal de toda nuestra sociedad, empezando por la ciudadanía, generada por un régimen que oculta sistemáticamente los impuestos a los argentinos. De dos maneras: la directa, en el artículo 39 de la Ley de IVA con la vergonzosa prohibición de mostrar ese impuesto al consumidor, la cual acaba de cumplir 50 años, cuando en todo el mundo se expone. La otra consiste en esconder impuestos indirectos detrás del “árbol” del vendedor, trasladables al ciudadano, a saber: la Nación, además del IVA, con el impuesto al cheque e internos; las provincias con ingresos brutos; y las municipalidades con sus tasas. Y hay otros. Todo esto, sin que casi nadie lo sepa.

En consecuencia, si no tenemos conciencia de los impuestos que pagamos, no nos involucramos y no exigimos a la clase política que tengamos gastos e impuestos lógicos, lo que es funcional a las crisis. Para salir de la tragedia fiscal, Lógica propone, como acción número 1, hacer consciente al ciudadano mediante el sistema más transparente de información fiscal cada vez que consuma.

Consideran que exponer el IVA es un buen primer paso pero no suficiente por quedarse a menos de mitad de camino. Por ejemplo, en bebidas, los impuestos son el 48% del precio final y el IVA representa sólo un tercio de esa carga (IARAF). En el país más gravoso, deben exponerse los otros impuestos.

¿En algún país se aplicó un sistema bien transparente para el consumidor? Olivero Vila citó el caso de Brasil, ley 12.741 de 2012, épocas de Dilma Rousseff, sigue vigente. Brasil necesitaba frenar su ‘locura fiscal’, similar a la de Argentina. Por ello, se exigió que los tickets contengan “información del valor aproximado correspondiente a la totalidad de los impuestos federales, estaduales y municipales, que incidan en la formación de los precios de venta”. No importa –dice- si aplican sobre vendedor o comprador. Si incide, se expone. Se toman hasta 8 impuestos indirectos y se los expone por subtotales de Nación, provincia y municipio. Se sabe cuánto se paga, a quién se paga y a quién se le puede exigir servicios acordes. Así, quien carga nafta en Brasil, sabe que un 40% del precio son impuestos.

El sistema que Lógica viene proponiendo es el modelo brasileño. Sostienen que no es difícil de calcular y que de hecho el IARAF y otras entidades lo vienen estimando para más de 20 productos. Y que Brasil lo implementó teniendo un sistema tributario que según el Banco Mundial es 5 veces más complejo que el argentino, medido en horas de cumplimiento.

Desde Lógica lanzaron una petición en Change en favor de este régimen y se juntaron más de 50 mil firmas, las que fueron presentadas simbólicamente por Lógica ante las autoridades legislativas, en el plenario, junto con el representante de Change (Leandro Asensos). Además, mencionó Olivero, que de una encuesta de Poliarquía resulta que el 94% quiere que le informen los impuestos contenidos en los precios de consumo. Lógica propuso un compromiso de impulsar esta norma, el cual fue suscripto por el presidente, además de Bullrich y Schiaretti. Por ahora en el proyecto se estaría honrando dicho compromiso en relación al IVA y Olivero entiende que es esperable que esta situación se enmiende, extendiéndose a los otros impuestos.

Desde Lógica sostienen que hay dos formas de plasmar este régimen: 1) que por esta ley se exija exponer todos los impuestos nacionales, provinciales y municipales en el ticket, modificando la ley de defensa al consumidor, la cual tiene una autoridad de aplicación concurrente, nacional y provincial, por lo cual quedarían tutelados los intereses locales; y 2) la otra es limitando la transparencia a los impuestos nacionales e invitando a las provincias por los tributos locales. Lógica propone la primera.

Olivero Vila entiende que hay que aprovechar este crítico momento para impulsar esta norma y generar cultura fiscal. Más allá de cualquier ideología e inclinación partidaria, todo ciudadano tiene derecho a saber los impuestos que soporta cada vez que consume, como así también es obligación del Estado informárselo al ciudadano, en virtud del artículo 42 de la constitución nacional. Olivero concluyó su exposición en el plenario proponiendo que nunca más lo fiscal sea una cuestión exclusivamente política sino que se convierta en una cuestión ciudadana de todos los argentinos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA