Diputados: Negri seguirá al frente del bloque radical y el sector de Lousteau define si rompe

Negri juntó 27 firmas sobre 45 para continuar como jefe del bloque radical (Foto: Federico López Claro)
Negri juntó 27 firmas sobre 45 para continuar como jefe del bloque radical (Foto: Federico López Claro)

El cordobés juntó 27 firmas sobre 45 para seguir en la presidencia, pero el porteño Yacobitti reclama una renovación y evalúa conformar un bloque propio. Las negociaciones continúan y el lunes próximo habrá definiciones.

El cordobés Mario Negri reunió el apoyo de más de la mitad de los diputados radicales para continuar al frente del bloque por quinta vez consecutiva, pero el sector alineado al porteño Martín Lousteau, que postula al dirigente de la UBA Emiliano Yacobitti, reclama una renovación y analiza conformar una bancada propia.

Las negociaciones se intensificaron en las últimas horas, pero la definición llegará recién el lunes por la tarde, en una reunión de todo el bloque donde participarán los diputados electos.

Negri ya dio por ganada la compulsa: de los 45 legisladores totales, 27 le garantizaron su respaldo, mientras que Yacobitti reunió solo 15 avales. Los tres radicales restantes no tomaron posición, entre ellos el mendocino Julio Cobos, que dialoga con ambas facciones y busca tender puentes para evitar la ruptura.

La interna es casi idéntica a la que se vivió en 2019, cuando Alfredo Cornejo intentó desplazar a Negri pero reunió 14 votos, muy cerca de los que ahora tiene Yacobitti. En aquel momento, el “ala Lousteau” fue recompensada con la vicepresencia de la Cámara y del bloque, además de la conducción de varias comisiones.

Pero los diputados díscolos sostienen que la discusión “es más profunda que por los cargos”. “Nosotros queremos la unidad. Si somos los 45, mejor. Pero queremos oxigenar el bloque y tener reglas del juego claras. Negri hace oídos sordos a nuestros reclamos”, dijo a este medio un diputado de ese grupo.

Allí se alistaron, además de Yacobitti, los cordobeses Rodrigo De Loredo y Gabriela Brouwer de Koning; los mendocinos Jimela Latorre y Pamela Verasay, la bonaerense Danya Tavela; los porteños Martín Tetaz, Carla Carrizo y Dolores Martínez; la santafesina Victoria Tejeda; el neuquino Pablo Cervi; la entrerriana Marcela Antola; el puntano Alejandro Cacace; el pampeano Martín Berhongaray; y el salteño Miguel Nanni.

En un comunicado titulado “Cambiar para ganar”, los legisladores sostuvieron que “la conducción de nuestros bloques y las vocerías que los representan deben ser el reflejo de lo validado por la sociedad en las elecciones”, y afirmaron que “es momento de ratificar esa renovación”.

“Es necesario cambiar para poder representar a los millones de ciudadanos que nos dieron un voto de confianza. Es necesario cambiar para ganar y gobernar”, concluyeron.

Sin embargo, Negri conserva un alto nivel de adhesión para seguir en el puesto otros dos años, más allá de la dura derrota en la interna contra Luis Juez. Lo apoyan diputados que tuvieron una gran performance electoral, como los que responden a los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy).

También le garantizó su acompañamiento el presidente del partido radical en Córdoba, Marcos Carasso, quien asumirá para completar el mandato de Juez. Y otro apoyo clave es el del neurocientífico Facundo Manes, puntal del triunfo de Juntos en provincia de Buenos Aires.

“El Congreso que viene implica un gran desafío y todos seremos importantes”, expresó el cordobés en un intento de poner paños fríos antes de la cumbre del bloque, que será decisiva. El antecedente de 2019 no es alentador; en aquella oportunidad, los diputados opositores a Negri se fueron de la reunión dando un portazo.

Además de la conducción del bloque, tendrán que definir a las restantes autoridades y también la vicepresidencia tercera de la Cámara, que actualmente ocupa Cornejo. Negri aseguró que se buscará “lograr equilibrio y representación entre los sectores internos y todas las provincias”, y también “respetar la paridad de género”.

“Hay que dejar de lado las tensiones, que jamás alimenté ni alimentaré. Enfrente está el kirchnerismo. No hay que distraerse. La sociedad quiere al radicalismo unido y fuerte”, manifestó en las redes sociales, y agregó que en el próximo Congreso “hará falta la experiencia y también el empuje de muchos dirigentes que se sumaron a la política”.

En la discusión se interpuso la propia Elisa Carrió, que la semana pasada cargó directo contra Yacobitti en defensa de Negri. “Yo no me fui de un partido que tenía corruptos para venir a hablar con los hijos privilegiados de esos corruptos, que manejaron Medicina o la Franja Morada de Ciencias Económicas con la mayor corrupción que se conoce en la historia”, lanzó.

En diálogo con el canal TN, Lousteau le respondió: “Cuando los espacios se agrandan, los pesos individuales se diluyen. Y hay gente que no le gusta que su peso se diluya. Entonces, cuando reaccionan tratando de conseguir cosas hacia adentro tirando piedras, generan problemas”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA