Diputados: la UCR y el kirchnerismo aprobaron un ultimátum al Gobierno por el presupuesto universitario

A pesar del anuncio de un “acuerdo” con todas las universidades nacionales, la oposición forzó al oficialismo a dictaminar este jueves un proyecto consensuado. También presionaron con el Fonid. Fuerte cruce entre De Loredo y Finocchiaro.

Diputados de distintos bloques negociaron en plena sesión (Foto: Federico López Claro)
Diputados de distintos bloques negociaron en plena sesión (Foto: Federico López Claro)

El anuncio de un “acuerdo” con todas las universidades nacionales por más fondos para gastos de funcionamiento no movió el amperímetro en la Cámara de Diputados, donde la UCR y Unión por la Patria se unieron para aprobar un ultimátum al oficialismo con el fin de dictaminar este jueves un proyecto consensuado que garantice un presupuesto actualizado.

En una sesión caliente donde se colaron también otros temas (desde el conflicto diplomático con España hasta el procesamiento del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, por abuso sexual), la oposición aprobó un emplazamiento a las comisiones de Educación y de Presupuesto y Hacienda para que avancen esta semana en una ley consensuada.

La moción, que fue acordada en reuniones improvisadas en el recinto ante los ojos de todos, recibió 152 votos a favor (del radicalismo, Unión por la Patria, Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal, el Frente de Izquierda y otros bloques minoritarios) y 81 en contra, de La Libertad Avanza y el PRO.

Según la hoja de ruta aprobada, este jueves deberá haber dictamen sobre una ley para garantizar el financiamiento universitario, y el martes próximo, sobre la reposición del Fonid, un fondo que se repartía entre las provincias para mejorar salarios docentes y que, según estimaciones del oficialismo, genera un déficit fiscal de “entre 1 y 1,4 millones de pesos”.

En rigor, el oficialismo ya había convocado a las comisiones para este jueves, en un intento por desactivar la sesión. Sin embargo, el jefe del bloque radical, Rodrigo De Loredo, denunció una maniobra “artera” por la cual se dejaba abierto un resquicio para no dictaminar. “El tiempo está pasando y las soluciones no están llegando”, advirtió.

El “plan A” del radicalismo era aprobar sobre tablas una propuesta para actualizar por IPC (Índice de Precios al Consumidor) los gastos de funcionamiento de las universidades desde el 1ro de enero de 2024 en adelante. Pero la moción no obtuvo los dos tercios de los votos necesarios (recibió 131 votos afirmativos y 101 negativos) porque Hacemos Coalición Federal y la Coalición Cívica no acompañaron.

El jefe del bloque UCR, Rodrigo De Loredo, encabezó el pedido de sesión (Foto: Federico López Claro)
El jefe del bloque UCR, Rodrigo De Loredo, encabezó el pedido de sesión (Foto: Federico López Claro)

En su conferencia de prensa matutina, el vocero presidencial Manuel Adorni anunció que se alcanzó un “acuerdo” con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que se formalizará el próximo lunes, para aumentar los gastos de funcionamiento de todas las casas de altos estudios en un 270%, un incremento similar al que se había dado unilateralmente a la UBA (Universidad de Buenos Aires).

“Esto va a permitir dotar a las universidades de los recursos en términos de gastos en funcionamiento, que entendemos que es necesario. La idea es que terminemos con la discusión en términos presupuestarios”, informó Adorni en Casa Rosada.

El anuncio abrió un interrogante: la UCR debía definir si mantenía o no la sesión, que estaba pedida desde el viernes. Cuando faltaban apenas minutos para el horario convocado, los diputados se reunieron de urgencia y decidieron seguir adelante. Si bien celebraron el anuncio del Gobierno, advirtieron que no hubo reacción por parte del CIN y que entre los rectores hay desconfianza porque todavía no se conoce la resolución.

Así, llegaron al quórum con la ayuda de Unión por la Patria, Hacemos Coalición Federal, la Coalición Cívica, el Frente de Izquierda y otros diputados de espacios provinciales como Agustín Domingo (Río Negro), Sergio Acevedo (Santa Cruz) y Osvaldo Llancafilo (Neuquén). El radicalismo, de todos modos, tuvo algunos ausentes: uno de ellos fue el neurocientífico Facundo Manes.

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem (Foto: Federico López Claro)
El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem (Foto: Federico López Claro)

“Esta es una sesión ridícula, ignominiosa, desprolija y grave”, arremetió Finocchiaro cuando ya habían pasado varias horas de debate sobre otros temas, y agregó: “Todos apoyamos a las universidades públicas, pero hay cuestiones que ya han sido resueltas por el Gobierno nacional en el día de ayer y que se van a instrumentar el lunes”.

El exministro macrista aseveró que “se le está dando la oportunidad al kirchnerismo de demostrar cuánto les preocupa la educación cuando su brazo sindical va a dejar a todos los chicos del país sin clases el jueves” en el marco de un paro nacional. “El kirchnerismo busca que este gobierno se vaya. Están en el límite del sistema democrático”, lanzó.

En un recinto caldeado, Finocchiaro elevó aún más la tensión al asegurar que el último viernes De Loredo se había comprometido a bajar la sesión si se convocaba al plenario de comisiones. “Le pregunté a De Loredo si era así y su respuesta fue ‘Sí, Ale’”, reveló, y añadió con ironía: “Faltó a su palabra. Quién sabe qué culpas tiene que lavar el diputado De Loredo para hacer esto”.

El cordobés no se quedó callado y contestó que Finocchiaro “falta absolutamente a la verdad”. Y, de paso, aprovechó para lamentar el “bajo nivel” que tuvo como ministro de Educación de Mauricio Macri.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA