Gisela Campos en una charla íntima sobre su salto a la televisión nacional: “Siempre lo soñé, siempre lo esperé, pero nunca me animé”

La conductora da el salto a la TV nacional y conduce las ediciones de América Noticias de los sábados. / Fotografía: @gisecam
La conductora da el salto a la TV nacional y conduce las ediciones de América Noticias de los sábados. / Fotografía: @gisecam

La conductora mendocina abre sus alas y emprende viaje a la capital para explorar los gajes del periodismo en América Noticias, junto a Eduardo Battaglia. La profesión, lo personal y el amor, todo en un equilibrio para el 2022 de Gisela.

Desde hace 15 años, Gisela Campos se desarrolla como una de las periodistas televisivas mendocinas más destacadas del ambiente. Tras una amplia trayectoria en el periodismo y una dedicación única hacia su profesión, los esfuerzos dieron sus frutos y hoy emprende viaje la capital de la comunicación.

Ya el 2022 arrancó cargado de buenas energías y proyectos en la galera. La periodista se sumó al equipo de América Noticias en reemplazo de Paula Trapani, donde conducirá las ediciones de noticias del sábado junto a Eduardo Battaglia.

Con una calidez clásica de ella y una emoción latente en su voz, la conductora del noticiero de El Siete nos recibe desde sus vacaciones en la costa argentina. Acompañada de su pareja Bruno Ragone, vocalista de Destino San Javier, la periodista cuenta los detalles de este cambio rotundo en su carrera.

“Yo lo comparaba con los jugadores de futbol, como pasar de inferiores a primera. Cuando llegó esta propuesta fue eso, irme a jugar a las grandes ligas”, dice en primer lugar cuando comenzamos hablando de este enorme salto para su carrera.

Con una amplia trayectoria en la televisión provincial, donde ha desempeñado roles en noticieros, magazine, radio y hasta conducciones de eventos, hoy Gisela encuentra un nuevo desafío que pone a prueba su capacidad y pasión por la profesión.

Gisela se encuentra trabajando en el noticiero de El Siete TV, la radio y ahora también la televisión nacional. / Fotografía: @gisecam
Gisela se encuentra trabajando en el noticiero de El Siete TV, la radio y ahora también la televisión nacional. / Fotografía: @gisecam

De lunes a viernes, la radio y la televisión mendocina. Los sábados, viajar a la capital a dar su voz en el noticiero de América. Un contexto agitado pero excitante en materia de experiencia.

“Esto para mí es como un portón gigante que se abre. Sinceramente no estoy pensando mucho en el después, lo que tenga que pasar pasará. Pero si estoy disfrutando mucho esto, toda esta experiencia de ir a un canal nacional, ver cómo trabajan, ver cosas distintas que te aportan al crecimiento. Este 2022 empezó totalmente fuera de esa zona de confort, compartiendo con compañeros nuevos, una metodología nueva y siempre con los miedos de algo nuevo”, admite.

Y si bien este salto representa ser un gran paso en su carrera, Gisela cuenta que no fue a buscarlo, sino más bien, el trabajo la encontró a ella. “Siempre lo soñé, siempre lo esperé, pero nunca me animé. Y desde hace un tiempo para acá he tenido un trabajo personal muy grande conmigo, y yo creo en esas cosas de que cuando uno cree y está dispuesto a dar un cambio, solas las oportunidades llegan.”

- En el medio, ¿Suele pasar en el canal el hecho de que periodistas del interior viajen a trabajar en los medios de Buenos Aires?

Si suele pasar esto, no solo estoy yo de Mendoza, sino que también hay chicas de Rosario y de Córdoba. Esto se da en la temporada de verano para cubrir las vacaciones. Además, con los cambios que se han dado en América, están buscando nuevas caras, pero de ahí en más si me quedo o no, no está definido. Lo que si me pareció fue bueno el hecho de ver qué pasa con vos, si te gusta o no, acostumbrarse al lugar, la distancia, el espacio.

"Desde hace un tiempo para acá he tenido un trabajo personal muy grande conmigo, y yo creo en esas cosas de que cuando uno cree y está dispuesto a dar un cambio, solas las oportunidades llegan.” / Fotografía: @gisecam
"Desde hace un tiempo para acá he tenido un trabajo personal muy grande conmigo, y yo creo en esas cosas de que cuando uno cree y está dispuesto a dar un cambio, solas las oportunidades llegan.” / Fotografía: @gisecam

- ¿Estaba entre tus planes irte a la Capital?

A mí me encantan los desafíos, pero soy bastante quedada porque no he sido mucho de ir a buscar cosas nuevas. En el canal siempre se presentan nuevos desafíos, no es que estuve estancada pero Buenos Aires siempre fue mi idea, aunque era más chica.

A esta altura pienso que menos mal que no me fui de más chica porque no sé si estaba preparada para la presión, el ritmo. Hoy tengo otra edad, otra madurez, otra firmeza y otra confianza en mí, entonces eso también te hace afrontar la experiencia desde una aventura maravillosa de crecer. De esta manera siento que no estoy dejando mi casa, pero si tengo la posibilidad de una nueva oportunidad y ver qué es lo que viene para después.

- Si se diera la posibilidad de quedarte, ¿te vas a Buenos Aires?

Sí, me pareció esta oportunidad de ver qué es lo que quiero y es lo que estoy viviendo. Esta posibilidad de poder comparar si es que se me diera la oportunidad.

- ¿Cómo fue el primer día?

Muchos nervios porque cuando trabajas con alguien que conoces ya sabes cuándo hablar, te conoces con las miradas, cuándo va a decir algo, toda la dinámica. Y yo tenía eso en la cabeza, nunca había trabajado con Eduardo y pensaba en cuándo iba a hablar, cuando no. Además, acá es mucho más grande que en la provincia. Me dieron los pases necesarios para sentirme cómoda, él me decía que, si tenía ganas de preguntar o decir, nunca me cortaron. Claro que la primera vez uno conoce la dinámica, qué hacer y qué no. Fue un poco de todo, muchos nervios. Era te tranquilizas o te tranquilizas (ríe).

- ¿Qué fue lo que más te sorprendió?

Justo fue 1 de enero por lo que estaba más tranquilo, pero por ejemplo la producción vos ya llegas y tenés todo el guión que te lo mandan de antemano.

Igualmente, nosotros no somos muy diferentes. En Mendoza te preparan para todo terreno, haces un poco de todo, de producción, conducción, idea, a veces editas. Te prepara para todo y está bueno, en Buenos Aires cada uno tiene su rol, la dinámica es diferente, se manejan mucho por el rating.

Desde hace más de un año que blanqueó su relación con Bruno Ragone de Destino San Javier. "Él se hizo mucho tiempo para compartir, él pone mucho de su parte." / Fotografía: @brunoragone
Desde hace más de un año que blanqueó su relación con Bruno Ragone de Destino San Javier. "Él se hizo mucho tiempo para compartir, él pone mucho de su parte." / Fotografía: @brunoragone

- La última vez que hablamos recién comenzaba la pandemia y estabas únicamente en el canal, ¿Cómo fue tu regreso a la radio después del aislamiento?

Volver a la radio y tener contacto con los oyentes para mí fue maravilloso. La verdad es que uno los extraña y más cuando la radio es una herramienta muy distinta, de mucha compañía. Volví con mucha felicidad, estar en una rutina más normal.

- Mucha gente te escribe en las redes sociales, mandándote mensajes de amor y cariño porque te acompañan en la radio. ¿Cómo te sentís vos con esa relación?

Creo que tiene que ver con el compromiso que uno tiene con uno mismo. Yo me preparo mucho para la hora de la radio, un espacio de compañía, contención, de escucha. Sortear la angustia, la incertidumbre y darle más optimismo. La gente recepcionó con mucha alegría esa manera de comunicar, no sólo dar noticias sino poner música romántica, juegos, etc. Entonces creo que a la gente le gusta ese lugar de contención y escucha, tener una onda diferente. Me preparo mucho para eso y lo hago con mucho cariño.

- Además estabas estudiando coaching, ¿cómo quedó esa faceta tuya?

Terminé y todo el tiempo me sigo preparando para la comunicación en sí. Me encanta eso, siempre quise estudiar psicología, pero los tiempos son diferentes, no tengo muchas ganas tampoco. Pero con el coaching encontré un espacio, su verdadera esencia es maravillosa y se puede aplicar en cualquier aspecto de la vida.

"Hoy tengo otra edad, otra madurez, otra firmeza y otra confianza en mí, entonces eso también te hace afrontar la experiencia desde una aventura maravillosa de crecer. De esta manera siento que no estoy dejando mi casa, pero si tengo la posibilidad de una nueva oportunidad y ver qué es lo que viene para después." / Fotografía: @gisecam
"Hoy tengo otra edad, otra madurez, otra firmeza y otra confianza en mí, entonces eso también te hace afrontar la experiencia desde una aventura maravillosa de crecer. De esta manera siento que no estoy dejando mi casa, pero si tengo la posibilidad de una nueva oportunidad y ver qué es lo que viene para después." / Fotografía: @gisecam

- Cuando conversamos recién blanqueaban la relación con Bruno Ragone, ¿cómo están ahora? ¿Cómo han encontrado ese equilibrio entre viajes, giras y proyectos?

Así, vamos y venimos –dice entre risas-. Por suerte hemos podido compartir mucho, recién ahora él ha comenzado una gira bastante intensa para estos meses. Así que estaremos yendo y viniendo como lo seguimos haciendo, y ver qué nos depara este 2022, quizás termine viviendo acá en Buenos Aires o veremos, pero hemos logrado equilibrar la relación.

- ¿Cómo te sentiste vos con esta distancia y el verse de vez en cuando?

Él se hizo mucho tiempo para compartir, él pone mucho de su parte. Yo no puedo viajar tanto porque trabajo fijo de lunes a viernes, y él hizo mucho para ir, venir, estar juntos. No me puedo quejar porque también fue cambiar el chip de seguir apostando. Ahora nos vinimos unos días a la Costa, después volvemos a Buenos Aires y él arranca con la gira.

Con un pie en cada provincia, la periodista emprende un nuevo desafío para su carrera y su vida. / Fotografía: @gisecam
Con un pie en cada provincia, la periodista emprende un nuevo desafío para su carrera y su vida. / Fotografía: @gisecam

- Si te ofrecen quedarte en Buenos Aires, tu relación con él también va a tirar…

Y tira, claro que sí. Son dos ámbitos importantes que uno también lo piensa. Si yo me venía a Buenos Aires era empezar de cero, venir sin ninguna propuesta. Ahora si se diera la posibilidad de quedarme y trabajar, las dos cosas comienzan a equilibrarse mejor, amor y trabajo.

- ¿Cuál es el objetivo para este año que comenzó?

Expansión. Expansión y crecimiento para lo que tenga que ser, para lo mejor, para lo que sea preciado. Siempre ir creciendo, evolucionando y tener experiencias nuevas. En lo profesional y personal. Y claro, la gratitud.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA