Una empresa de medicina prepaga decidió moderar sus aumentos para mantener su cartera de asociados

Las prestadoras decidieron subir las cuotas entre 40% y 50%. En este caso, una empresa optará por incrementos que vayan al ritmo de los salarios (RIPTE) para no afectar tanto el bolsillo de sus más de 250 mil afiliados. Consideran que el alza de valores podría saturar el sistema de salud público.

Una empresa de medicina prepaga decidió moderar los aumentos para mantener su cartera de asociados
Una empresa de medicina prepaga decidió moderar los aumentos para mantener su cartera de asociados

Las empresas de medicina prepaga aplicaron un aumento de entre 40% y 50% para enero y algunas evalúan un nuevo ajuste para febrero. Esto tras la desregulación del mercado por parte del gobierno nacional y con el riesgo de perder afiliados. Sin embargo, una empresa de medicina prepaga decidió moderar los aumentos para mantener su cartera de asociados. En este sentido, la decisión que informó Boreal Salud es que los incrementos vayan al ritmo de los salarios (RIPTE) para no afectar tanto el bolsillo de sus más de 250 mil afiliados. Además, desde la empresa señalan que los aumentos desmedidos podrían saturar el sistema de salud público y afectar la situación laboral de miles de profesionales de la salud.

Tras la desregulación de precios establecida por el reciente Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023 del Gobierno nacional, la mayoría de las empresas de salud privada del país anunciaron fuertes aumentos para enero, en muchos casos superiores al 40% y 50%.

La empresa optó por regirse por índices diferentes a los estipulados por el aumento general, específicamente por la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE): en base a este indicador la empresa ha estado actualizando los ajustes hasta diciembre de 2023 y será el mismo con el cual se conducirá en los meses de enero y febrero de 2024. Esta decisión apunta a equilibrar la continuidad de servicios de salud de calidad con el resguardo del bienestar financiero de sus usuarios.

Las empresas de medicina prepaga aplicaron un aumento de entre 40% y 50% para enero y algunas evalúan un nuevo ajuste para febrero
Las empresas de medicina prepaga aplicaron un aumento de entre 40% y 50% para enero y algunas evalúan un nuevo ajuste para febrero

Hay empresas de medicina prepaga que están decididas y conscientes de perder, según lo han expresado públicamente, entre un 30% y un 40% de la cartera, con el concepto de que estaría sobredimensionado el sector. Nosotros entendemos que esa no es la mirada, para las pymes de Argentina, nosotros vivimos, dependemos, funcionamos y crecemos sobre la base del mercado interno y para nosotros el mercado interno son los trabajadores registrados y ellos están sintiendo el impacto del aumento de los precios que es lo único que se liberó, pero no se ajustaron los salarios.” expresó Mario Koltan, presidente de Boreal Salud.

Asimismo, en un comunicado, la entidad consideró que estos aumentos desmedidos conllevan desventajas significativas para toda la sociedad. Por una parte, una posible saturación del sistema público de salud debido a una eventual migración masiva de afiliados, amenaza la garantía del derecho de salud que está planteado y plasmado en la Constitución, y por otro lado, se corre el riesgo de que pocas empresas prepagas sigan funcionando debido a que quedan pocos asociados en condiciones de seguir pagando estas cuotas, esta situación podría impactar negativamente en la generación de empleo, afectando a diversas industrias ligadas al sector de la salud y comprometiendo la estabilidad económica de miles de profesionales de la salud.

¿Qué papel juega la industria farmacéutica?

Por otra parte, expresaron que la industria farmacéutica juega un rol crucial en esta dinámica. Los costos crecientes de los medicamentos, representando actualmente cerca del 40% del gasto en salud, exacerban la presión sobre las empresas de medicina prepaga, incluso generando una discusión sobre los honorarios de los profesionales de la salud, ya que no reside en la cantidad, sino en cuánto queda disponible después de enfrentar los elevados costos farmacéuticos. Ahí la importancia de que el Estado intervenga estableciendo límites a los incrementos, a fin de preservar el acceso a medicamentos y salvaguardar el derecho constitucional a la salud.

“Los medicamentos, tanto en ambulatorio como en internación, tenemos indicadores de la Confederación Argentina de Farmacéuticos (COFA), que hubo un incremento del 130% entre el 10 de noviembre y el 27 de diciembre. Bueno, esto no podemos trasladarlo mecánicamente y esta idea de liberar los precios no va acompañado con un acuerdo paritario que mejore el ingreso de la gente que nos elige. Nos preocupa que no haya capacidad de afrontar los servicios con la calidad que pretendemos. No estamos dispuestos a perder un 30% o un 40% de la cartera, entendemos que son realidades distintas y en el interior del país los trabajadores tienen un sueldo promedio de 400 o 410 mil pesos, sobre eso tenemos que trabajar y garantizar los servicios de salud”, agregó Koltan.

Destacan que “se hace esencial encontrar un equilibrio entre el acceso a medicamentos, servicios de salud de calidad y los costos asociados a estos insumos esenciales. Es crucial garantizar la salud como un derecho fundamental para todos los ciudadanos, siendo necesario un enfoque colaborativo y regulaciones que salvaguarden este derecho. En tiempos de desafíos económicos, es imprescindible encontrar la armonía entre el sustento de las empresas y el bienestar de la población, asegurando así un sistema de salud sostenible y accesible para todos”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA