Un estudio advierte que aumentaron los riesgos para enfermedades cardiovasculares en Argentina

Se trata de la principal causa de muerte prematura en el país: provoca más de 100.000 mil fallecimientos por año.

El riesgo cardiovascular en la mujer es progresivo y acumulativo a lo largo de la vida / Sanatorio Allende
El riesgo cardiovascular en la mujer es progresivo y acumulativo a lo largo de la vida / Sanatorio Allende

Un estudio que analiza el impacto de la enfermedad cardiovascular en la región y en Argentina concluyó que en los últimos años se registró un aumento general de los principales riesgos cardiovasculares.

En este sentido, los expertos coinciden en la importancia de concentrar los esfuerzos sobre los factores de riesgo modificables como el estilo de vida y el control de los niveles de colesterol.

De acuerdo a los datos del trabajo realizado por la consultora internacional Deloitte, entre 2013 y 2018, en Argentina se registró un aumento general de los principales riesgos cardiovasculares, especialmente el exceso de peso, el sedentarismo (estar demasiado tiempo sentado y no hacer suficiente ejercicio) y la hipertensión.

“Los factores de riesgo son múltiples, hay factores de riesgo prevenibles y no prevenibles. Los no prevenibles son la edad, el sexo y los antecedentes familiares, la genética. Los factores prevenibles son el tabaquismo, la obesidad, el sobrepeso, el sedentarismo, la hipertensión arterial y las dislipidemias o el aumento de niveles de colesterol”, explicó el doctor Pablo Corral, especialista en medicina interna, lipidólogo y presidente de la Sociedad Argentina de Lípidos.

Las causas de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica son multifactoriales, sin embargo, se considera al colesterol LDL, como uno de los factores de riesgo más relevantes. “La mayoría de las enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardíaca o los infartos son prevenibles. Resulta importante controlar el colesterol LDL porque es el factor causal de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica y se trata de un factor de riesgo que puede ser tratable y modificable”, señaló el profesional.

Riesgos para la salud

Se calcula que en el país mueren más 100.000 mil personas por año, es decir 280 por día, debido a estas patologías. Son la primera causa de muerte y discapacidad en el país y en América Latina representan el 38% de las muertes por enfermedades no transmisibles.

Las enfermedades cardiovasculares son un grupo de trastornos del corazón y los vasos sanguíneos. En particular, la enfermedad cardiovascular aterosclerótica está causada por la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias en las paredes internas de las arterias, lo que hace que se estrechen o endurezcan y reduzcan o bloqueen el flujo de sangre al corazón o al cerebro. Esta acumulación se denomina placa y puede provocar coágulos sanguíneos, infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Los datos asociados a las conductas no son alentadores y es en esto que se fundamenta la advertencia. La 4° Encuesta Nacional de Factores (ENFR) de riesgo puso en evidencia que el 39,5% de las personas mayores de 18 años tienen niveles de colesterol LDL por arriba de lo aconsejable, constatándose en el mismo relevamiento que el 45% de las personas entrevistadas que referían presentar colesterol elevado no recibían ningún tipo de tratamiento.

Glucemia, hipertensión, colesterol elevado asociados a sobrepeso y obesidad son patologías que preocupan a nivel mundial porque muestran un creciente incremento. En Mendoza, al igual que en otros puntos del país, se había logrado una tendencia a la disminución entre 2005 y 2013. Desde 2015 se revirtió y más personas se vieron afectadas, tal cual mostró la última ENFR, de 2019.

El sobrepeso alcanza a 40,4% de la población provincial, casi 5 puntos por encima de la medición anterior (35,7%).

La prevalencia de presión arterial elevada (hipertensión) por autoreporte pasó de 30,2% en 2013 a 34,7%. Se trata de marcha atrás en una mejora lograda aquel año luego de revertir una tendencia al aumento: había marcado 35,9% en 2005 y 37,6% en 2009

Cómo disminuir los riesgos para la salud cardiovascular

A través del Foro de Colesterol que reunió a expertos en materia de salud cardiovascular de todo el país, especialistas coincidieron en la importancia de generar concientización sobre las enfermedades cardiovasculares y poner los esfuerzos sobre los factores modificables como el estilo de vida y el control de los niveles de colesterol para prevenir y tratar la enfermedad cardiovascular ateroesclerótica. Las estrategias generales para el control del colesterol LDL son similares en personas sanas como en personas con enfermedad cardiovascular establecida: realizar actividad física, llevar a cabo una dieta saludable, mantener un peso adecuado y, en caso de considerarse necesario, comenzar medicación (hipolipemiante) que ayude a reducir los niveles de lípidos en sangre, como el colesterol. El diagnóstico precoz y el tratamiento temprano pueden impedir que la aterosclerosis se agrave y acabe en urgencias médicas o la muerte.

A la luz de este panorama, el análisis presentado por Deloitte ensaya algunas sugerencias de soluciones a corto y mediano plazo para revertir la situación actual y mejorar los índices de enfermedades cardiovasculares en Argentina, entre ellas, fomentar un estilo de vida saludable y más activo, apoyar las políticas públicas reguladoras impulsadas por el Estado que promuevan la salud cardiovascular y colaborar entre todos los sectores del sistema sanitario para reducir conjuntamente la mortalidad de causa cardiovascular en Argentina.

Para la organización es importante avanzar sobre iniciativas para mejorar los resultados de los pacientes en la atención primaria y secundaria para las enfermedades cardiovasculares.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA