La UNCuyo extenderá el calendario de sus colegios secundarios para compensar los días perdidos por los paros

El CUC (Colegio Universitario Central)
El CUC (Colegio Universitario Central)

Según informaron oficialmente, se modificará para sumar una semana más de actividad académica en las seis escuelas que dependen de la Universidad. A partir de esta modificación las clases seguirán hasta el miércoles 7 de diciembre.

La rectora Esther Sánchez, junto con autoridades de la secretaría Académica del Rectorado, hicieron oficial la extensión de las clases en las escuelas secundarias dependendientes de la UNCuyo.

La medida obedece a que, frente a los paros ya realizados y los que puedan producirse, con su correspondiente pérdida de días de clases, se ven obligados a una “replanificación de la actividad académica”. 

Desde la UNCuyo entienden que “la extensión del calendario escolar contribuirá a que aquellos docentes que no han podido desarrollar lo planificado tengan más tiempo para hacerlo”, según un comunicado, que continúa diciendo que ”quienes sí pudieron desarrollar sus planes” podrán también “reforzar los aprendizajes prioritarios de sus espacios curriculares”.

La decisión implica que la Escuela de Agricultura de General Alvear, el Colegio Universitario Central, el Magisterio, el Liceo Agrícola, el Martín Zapata y el Departamento de Aplicación Docente sumarán a sus actividades académicas una semana más de clases. 

De este modo el segundo cuatrimestre, que estaba previsto que concluyese el 30 de noviembre, lo hará el miércoles 7 de diciembre. Por otra parte, el período complementario de apoyo y orientación se realizará entre el 8 y el 14 del mismo mes, mientras que las mesas de exámenes para estudiantes que adeuden materias previas se realizarán el 15 y 16, y del 19 al 23 para aquellos que sean regulares, libres, o quienes adeuden equivalencias.

Los responsables del Gobierno Universitario, desde que asumieron, el 16 de agosto, comenzaron un diálogo abierto con los representantes gremiales de Fadiunc. La rectora Esther Sánchez y autoridades del rectorado consideran que “estos reclamos expresan la voluntad de la comunidad universitaria”, pero entienden que “se pueden coordinar actividades en conjunto que pongan de manifiesto el reclamo salarial y la visibilización del descontento evitando la pérdida de días de clases”.

De igual modo interpretan que su responsabilidad es “asegurar el derecho a la educación obligatoria”. Por ello, según el comunicado difundido, entienden que “mantener las clases, sobre todo en las escuelas preuniversitarias, es prioritario. En primer lugar, porque es un tramo obligatorio de la enseñanza de acuerdo con la Ley N° 26.206 de 2006. Pero, más allá de eso, porque saben que las interacciones sociales que ocurren en las escuelas son vínculos centrales para su socialización y salud mental, en especial después de la pandemia”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA