Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado

David English (52) es estadounidense y llegó a Mendoza un año después del atentado en el World Trade Center. Desde entonces se radicó en la provincia. La mañana del 11-S estuvo en un edificio pegado a las Torres Gemelas, y solo en 2019 regresó al lugar con su hijo. Grabó un documental en el lugar, que se estrenará en una de las plataformas de streaming antes de fin de año.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

La historia de David English es de esas que uno no se cansa de escuchar o de leer. Ya sea de escuchar en sus propias palabras -sin dudas, la forma más emotiva de conocer a este estadounidense de 52 años- o de leer en las decenas de notas periodísticas que al nacido en Nashville (Tennessee, Estados Unidos) y radicado en Mendoza le han realizado desde que se instaló en la provincia en septiembre de 2002. David, un mendocino más ya -y por elección- se instaló en la provincia exactamente un año después del terrible atentado al World Trade Center, aquel en que se derribaron las Torres Gemelas y que cambió por completo la historia contemporánea.

David English (que, independientemente de la traducción de su apellido, a esta altura de su vida es más mendocino que las tortitas raspadas) estuvo a pocos metros del WTC (Nueva York) cuando el primer avión impactó contra una de las torres. Y minutos después de ese primer ataque, cuando el segundo avión impactó contra el otro edificio, lo vio pasar literalmente sobre su cabeza antes de ser uno de los tantos testigos cercanos al violento atentado.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

“Yo estaba viviendo en un complejo del otro lado del Río Hudson, cerca de las Torres Gemelas. Y esa mañana del 11 de septiembre de 2001 había llegado temprano a mi oficina, que estaba en una torre pegada justamente las Torres Gemelas. A las 10 iba a firmar un contrato que, se suponía, sería clave para mi carrera y que tenía que ver con todo un sistema de Wi Fi en las oficinas del City Bank de Manhattan”, repasa English.

Es una historia que, cada vez que se aproxima o llega el 11 de septiembre y un nuevo aniversario del atentado a las torres, el “mendo-yanqui” relata una y otra vez. En notas periodísticas, en charlas, en conversaciones entre amigos.

“Esa mañana llegué temprano a la estación de subte que está en la base de las torres, subí a mi oficina y cuando estaba bajando en el ascensor fue que chocó el primer avión contra una de las torres, que estaba al lado del edificio donde estaba mi oficina. En el momento no lo vi, pero se sintió una explosión muy fuerte. Y cuando llegué a la calle y salí, vi las cenizas, el fuego y la gente señalando a la primera de las Torres Gemelas”, resume el hombre, quien lleva 21 años viviendo en Mendoza.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

Ya estando en tierra firme, se dirigió como pudo a un teléfono público de la Zona Cero neoyorquina para llamar a su padre y contarle que estaba vivo. Y en el momento en que cortó la comunicación, observó cómo -sobre su cabeza y en las alturas- el segundo avión a toda velocidad era estrellado contra la segunda de las torres.

“Ahí me di cuenta de que era un atentado”, rememora a, exactamente, 22 años de aquella fatídica mañana.

LA ÚNICA VEZ QUE VOLVIÓ A NUEVA YORK CON SU HIJO Y UNA ENSEÑANZA “DE PELÍCULA”

Cuando David English aterrizó en Mendoza -ya para quedarse definitivamente- en septiembre de 2002, la provincia argentina no le era un terreno desconocido. Él ya había estado en Mendoza, tenía una novia aquí -con quien luego se casó-, por lo que tenía un apego y un amor especial por “la tierra del sol y del buen vino”. De hecho, mientras él quería instalarse definitivamente en Mendoza, su por entonces pareja insistía en que ambos se fueran a vivir a Estados Unidos.

Elegí a propósito Mendoza, por varias razones. Primero, porque Mendoza fue en ese momento una tierra de oportunidades para cualquier emprendedor con ganas de desarrollar un negocio relacionado al turismo internacional. No había muchas bodegas abiertas al turismo, pocas tenían restaurante y no había guías en inglés. Tampoco había, por fuera de las bodegas, lugares que abrieran a las 17 pensando en la hora de la cena de los extranjeros; o lugares que ofrecieran la opción de huevos revueltos”, rememora English, siempre sonriente.

Según sus propias palabras, David vio en ese momento a Mendoza como una joya “en bruto, que si se pulía un poco podía brillar”. Y allí se especializó este inmigrante con espíritu de emprendedor.

“Mi primer negocio consistió en asesorar a inversores extranjeros, ayudarles a comprar terrenos y a que entendieran la idiosincrasia mendocina en cuanto a su forma de ser, sus leyes; siempre fui un nexo entre gente de acá”, cuenta David. En la actualidad, entre otros tantos proyectos, mantiene este proyecto y asesora en lo que respecta a declaraciones juradas y finanzas a más de 350 extranjeros que tienen sus emprendimientos en la provincia.

En los 21 años que lleva en Mendoza, y después de 22 años del trágico atentado, David English solo regresó una sola vez a Nueva York, a la Zona Cero y al mismo lugar donde un 11 de septiembre como hoy, pero de 2001, vio como el segundo de los aviones era estrellado contra las torres por encima de su cabeza. Lo hizo en 2019, acompañado de su hijo, Benjamín -quien hace unas semanas cumplió 13 años- y de esa visita nació otro de los proyectos que ha marcado la vida de English: una película documental.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

“Mi hijo Benjamín, que tenía 8 años por entonces, me había preguntado varias veces por qué yo vivía en Mendoza. Hasta entonces, yo nunca había querido regresar a Nueva York, pero en ese momento me di cuenta de que la mejor manera de responderle esa pregunta y explicarle a mi hijo por qué estaba en Mendoza era regresando. Yo nunca quise regresar, de hecho, después de esa vez nunca más volví. Pero por él decidí hacerlo en 2019″, recapitula el mendocino por adopción.

Además de su hijo, David llevó un equipo con el que filmó su propio documental. Lo bautizó “Las lecciones de mi padre” y, aunque ya tuvo algunas proyecciones de pruebas en una sala de cine de Guaymallén (Mendoza) y en el edificio de la AMIA (Buenos Aires), aún no tiene su estreno oficial. “Es muy seguro que llegue a alguna de las plataformas de streaming antes de fin de año”, adelanta el hombre.

El documental autobiográfico de David English se centra en el regreso del emprendedor a la Zona Cero, acompañado de su hijo.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

“Volver fue un momento muy intenso, de muchas emociones, tristezas y reflexión. Pero siento que fue una buena oportunidad de enseñarle a mi hijo lo que fue ese momento, de compartirlo con él y no dejar que su conocimiento con el episodio quede en manos de las redes, de TikTok o de la televisión”, se explaya. “Fue un lindo momento, dentro de todo. Me hizo dar cuenta que, a veces, dentro de lo malo, está la semilla de lo bueno. Mi hijo no hubiera existido si no hubiese existido el 11-S”, piensa en voz alta.

“SOY EL YANQUI LOCO QUE HABLA DE LO POSITIVO QUE ES ARGENTINA”

Además de haberse transformado en un mendocino más, David English siente -y celebra- que la provincia también cambió. En ese sentido, destaca que, de la mano de otros tantos emprendedores y empresarios -extranjeros y locales-, Mendoza amplió su propuesta y sus opciones para el público internacional.

“Hace 21 años, Mendoza era pura milanesa y papas fritas si querías salir a comer. Ahora el cambio es impresionante, no solo por los extranjeros, sino también con la visión de la gente de acá”, agrega English. Y, sin abandonar la metáfora de la joya en bruto, no duda en afirmar que la provincia se convirtió en una joya reluciente y brillante.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

Desde su primer día en Mendoza, el hombre se dedicó a actuar de nexo entre inversores y emprendedores extranjeros con la identidad mendocina. En la actualidad mantiene ese perfil y, además de trabajar con inversores de afuera, organiza y coordina pasantías en bodegas para estudiantes de Estados Unidos.

“Elegí Mendoza antes de otros lugares por esta combinación de 365 días soleados al año, de que es una ciudad limpia y ordenada, y que permite realizar actividades al aire libre. Hace 20 años supe que Mendoza iba a explotar y siento que yo he crecido junto a Mendoza”, agrega English.

Lejos quedó ya su vida en Nashville, cuna de la música country. David English es un mendocino más, y es algo que elige ser y disfrutar. Por esto mismo es que él mismo reconoce que le da “rabia” cuando escucha a compatriotas decir que en Argentina no se puede hacer nada.

Hace 20 años, hubo gente –no solo extranjeros- que en medio de una crisis peor que ahora se arriesgó e inició negocios. Es mentira que no se pueden hacer cosas en Argentina. Para mí no fue difícil, como emprendedor vi a Mendoza como un lugar muy atractivo. Había vivido algo muy feo y quería irme lo más lejos posible de ese lugar”, destaca English.

Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English
Estuvo a metros de las Torres Gemelas el 11-S y volvió 18 años después junto a su hijo para revivir el atentado. Foto: Gentileza David English

“Entiendo que para los argentinos, tal vez romper los vínculos familiares es muy difícil. Pero en Estados Unidos, la sociedad es más fría y los vínculos no son tan fuertes”, agrega. Y se define a sí mismo, siempre con una sonrisa en su rostro, como “el yanqui loco que anda por el mundo hablando de lo positivo que es Argentina”.

Otro de los proyectos que tiene a su cargo English lo ha encontrado recorriendo todo el país como parte de un producto audiovisual de Infobae. En cada uno de esos viajes, el nacido en Estados Unidos y adoptado por Mendoza se dedica a resaltar lo positivo y rico de Argentina, de sus paisajes y de sus habitantes.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA