Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta

Luego de un primer trimestre con un promedio de 1.000 donantes mensuales, en Mendoza hubo un repunte y actualmente hay entre 1.250 y 1.300. No obstante, se necesita una base de 1.500. Resaltan la importancia de ser donante voluntario y los beneficios de donar sangre.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre, una fecha que se celebra anualmente desde 2004 y que fue establecida oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir de 2005.

Por medio de esta fecha, se busca reconocer y agradecer a los donantes voluntarios de sangre de todo el mundo, así como también concientizar sobre la importancia de ser parte de este acto altruista y que puede salvar miles de vidas.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Y en Mendoza, la conmemoración coincide con un momento en que, si bien las estadísticas de donantes de sangre y el porcentaje de ellos que lo hacen de manera voluntaria están en alza -por lo que la situación es alentadora y esperanzadora-, aún ese encuentra por debajo de lo que se vio y vivió en 2023.

Según confirmó el director del Programa Provincial de Hemoterapia, Pedro Ruiz, actualmente hay un promedio mensual de entre 1.250 y 1.300 donantes de sangre en Mendoza y en lo que tiene que ver puntualmente con el sector y los centros y efectores públicos.

Si bien la cifra actual es más alta de lo que se registró en el primer trimestre del año, sigue estando por debajo aún de lo que fue el promedio mensual de donantes del año pasado.

“La situación en Mendoza viene mejorando en cuanto a cantidad de donantes. El año pasado terminamos con entre 1.400 y 1.500 donantes por mes, de los cuales alrededor de 60% fueron donantes voluntarios. Pero 2024 empezó complicado, primero por el faltante de insumos, y también por toda la situación económica y general, que tenía a la gente con la cabeza en otro lado”, describe Ruiz.

En ese sentido, aclaró que entre enero, febrero y marzo pasados hubo una media de 1.000 donantes mensuales, al tiempo que la proporción de aquellos que eran voluntarios también bajó a 40%. Cuando se habla de donantes voluntarios se refiere a aquellos que van de forma espontánea y sin la urgencia de presentarse porque cuentan con algún familiar o ser querido que necesita.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Gentileza
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Gentileza

La aclaración tiene sentido, ya que el acto de donar sangre siempre es altruista, voluntario y nadie puede obligar a otra persona a hacerlo. Por lo que la acepción de “voluntario” se refiere a quien lo hace sin una emergencia presente en su círculo más íntimo.

“Ya en abril y mayo, subimos un poco y llegamos a entre 1.250 y 1.300 por mes, 45% de los cuales son voluntarios. Además, se incrementó la cantidad de colectas externas. Esto quiere decir, que nosotros vamos directamente a los municipios, a empresas, a clubes o a distintos lugares a ‘buscar’ la sangre”, agrega Ruiz.

Estas últimas acciones incluyen talleres y charlas de concientización, y luego se hacen las campañas de donación. El director del Programa Provincial de Hemoterapia resaltó, además, que esas acciones concretas no solo son claves para que la gente entienda la importancia de donar, sino -además- que garantiza prácticamente 100% de seguridad, ya que no hay sangre reactiva, teniendo en cuenta que -previo a la donación- se hace el análisis en el lugar.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

VEINTE AÑOS DE CAMPAÑA: “MUCHAS GRACIAS, DONANTES DE SANGRE”

La campaña mundial de este año tiene como lema “20 años celebrando la generosidad: ¡Muchas gracias, donantes de sangre!”, y tiene que ver con que fue en 2004 cuando se conmemoró el primer Día Mundial del Donante de Sangre.

La fecha elegida, 14 de junio, tiene que ver con el nacimiento de Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austríaco, que descubrió los Grupos sanguíneos ABO. Fue en 1868 que Landsteiner llegó al mundo, mientras que falleció el 26 de junio de 1943.

El objetivo de la campaña es poner luz sobre el profundo impacto que tiene la donación de sangre en la vida, tanto de pacientes como de donantes.

Según explicó Ruiz, las transfusiones de sangre tienen un papel fundamental en la atención sanitaria, ya que benefician a pacientes que presentan problemas de salud que llegan a poner en riesgo su vida. A través de la donación y la transfusión, se permite a estos pacientes críticos no solo a vivir más tiempo, sino -además- a tener una mejor calidad de vida.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Archivo Los Andes
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Archivo Los Andes

Además, según explica Pedro Ruiz, los donantes de sangre y su contribución se convierten en un apoyo en procedimientos médicos y quirúrgicos complejos, así como también son indispensables en los servicios de atención materno-infantil y en casos de desastres de origen natural o causados por los seres humanos.

SIGUEN FALTANDO DONANTES

En 2015, apenas 12% de los donantes de sangre en Mendoza eran voluntarios. Por medio de las campañas, talleres y el trabajo de concientización, ya para 2018 la proporción había subido a 20%, mientras que -desde entonces- fue en alza en todo momento. En la pandemia, incluso, a raíz de las distintas restricciones prácticamente todos los donantes de sangre fueron voluntarios (90%).

“Lo ideal es siempre llegar a 100% de donantes voluntarios, a eso se apunta. Y en cuanto a las necesidades para el sector público de Mendoza (que contempla 14 hospitales y efectores en toda la provincia), se necesitan -al menos- entre 1.500 y 1.600 donantes por mes”, destacó Ruiz.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Según indicó el director del Programa Provincial de Hemoterapia, la situación y las estadísticas de Mendoza son relativamente buenas y están a la altura de los mejores servicios del país, como por ejemplo los hospitales Garrahan, Italiano y Austral, todos de Buenos Aires.

“En Mendoza hay un buen porcentaje de donantes voluntarios, aunque está por debajo de provincias como Salta o Jujuy. Pero Mendoza es uno de los que menos sangre descarta, y eso tiene que ver con la calidad de las unidades”, agrega.

CÓMO DONAR SANGRE

Las donaciones de sangre voluntarias y no remuneradas constituyen la base de un suministro de sangre seguro y suficiente. De hecho, una donación de sangre puede salvar cuatro vidas, teniendo en cuenta que la sangre extraída es fraccionada en sus componentes principales: glóbulos rojos, plasma, plaquetas y crioprecipitados, que serán transfundidos a cada paciente y en función de sus necesidades.

“El objetivo de concientizar ésta fecha es, principalmente, reconocer y dar las gracias a los millones de donantes voluntarios de sangre que han contribuido a mejorar la salud y el bienestar de millones de personas en todo el mundo. Además, dar a conocer la necesidad permanente de que haya donaciones de sangre periódicas para lograr el acceso universal a transfusiones de sangre seguras y motivar la donación habitual de sangre en la juventud y el público en general”, resume Ruiz.

Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Gentileza
Donar sangre en Mendoza: tras una caída a comienzos de año, subió la cantidad de voluntarios, aunque aún falta. Foto: Gentileza

En cuanto a potenciales donantes, cualquier persona sana, de entre 16 años y 65 años, que pese más de 50 kilos y goce de buen estado de salud puede sumarse. El tiempo que debe transcurrir entre cada donación debe ser mayor a 8 semanas, teniendo en cuenta que las mujeres pueden hacerlo hasta 3 veces por año y los hombres hasta 4.

Los donantes deben presentarse con el DNI, haber desayunando antes, no consumir drogas ni haberse realizado tatuajes, perforaciones o cirugías en el último año.

“Las ventajas son infinitas, comenzando porque donar sangre no provoca daños al organismo, al tiempo que ocasiona un gran bien a la sociedad. No hay forma de obtener una unidad de sangre si no es por el acto altruista y generoso de una persona. Y todos los días en los hospitales hay quienes precisan de un componente de la sangre”, acota Ruiz.

Quienes deseen donar sangre, pueden presentarse de lunes a viernes, de 8 a 14:30, en Garibaldi esquina Montecaseros (Ciudad de Mendoza). Además, al conmemorarse el Día Mundial del Donante de Sangre, el viernes próximo habrá -además- talleres, desayuno y juegos en el lugar, de 8:30 a 12: 30.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA