Isla Mujeres: el paraíso de la diosa maya del amor, entre los destinos top del Caribe mexicano

Las excursiones bajo el agua son las favoritas de quienes visitan Costa Mujeres. Se puede hacer snorkel entre delfines y peces tropicales, visitar un museo de arte subacuático y también la Cueva de los Tiburones Dormidos.
Las excursiones bajo el agua son las favoritas de quienes visitan Costa Mujeres. Se puede hacer snorkel entre delfines y peces tropicales, visitar un museo de arte subacuático y también la Cueva de los Tiburones Dormidos.

A 30 kilómetros de Cancún, la Isla Mujeres y el municipio continental que lleva su nombre hoy abrigan las playas más exclusivas y deseadas de la Riviera Maya.

Cuentan en México que, en tiempos de los mayas, la Isla Mujeres estaba consagrada a la diosa Ixchel, la deidad protectora de la fertilidad, las aguas, el amor y la Luna. Hasta allí viajaban las comunidades para celebrar el pasaje de las niñas a la juventud y para pedir salud durante los embarazos.

Al llegar los conquistadores españoles, en 1517, encontraron en sus costas cientos de estatuillas que recreaban el cuerpo femenino.

En las últimas décadas, la Isla Mujeres y el municipio continental que lleva su nombre, a 30 kilómetros del aeropuerto de Cancún, se han transformado en un destino paradisíaco de la Riviera Maya mexicana, orientado al turismo exclusivo que busca vacaciones serenas y confortables a pasos del mar Caribe y lejos del mundanal ruido.

En sus 930 hectáreas –con 3,2 km de playas suaves de arenas blancas– se distribuyen un puñado de hoteles y resorts de lujo que son, sin exagerar, pequeñas ciudades perfumadas de sol y mar.

Desde Costa Mujeres, a una distancia de 14 kilómetros, la isla se divisa como un manchón de espesura tropical que destella en los días diáfanos del Caribe. Es famosa por su mítico pasado y una riqueza ambiental que se despliega, de manera excepcional, por aire, tierra y mar.

En los 3,2 km de playas suaves de arenas blancas de Costa Mujeres, se distribuyen un puñado de hoteles y resorts de lujo que son, sin exagerar, pequeñas ciudades perfumadas de sol y mar.
En los 3,2 km de playas suaves de arenas blancas de Costa Mujeres, se distribuyen un puñado de hoteles y resorts de lujo que son, sin exagerar, pequeñas ciudades perfumadas de sol y mar.

¿Qué podemos hacer en el paraíso?

  • A Isla Mujeres se llega luego de 15 minutos de viaje en ferry, partiendo desde Puerto Juárez. Entre sus singulares atractivos se destacan las excursiones bajo las aguas. Una de ellas, para valientes, es el buceo por la Cueva de los Tiburones Dormidos, que fue descubierta en 1970.
  • Además, aquí también se pueden avistar aves migratorias, iguanas por doquier y tortugas gigantes, y también hacer snorkel y buceo entre delfines y peces tropicales, y cerca de los arrecifes de corales.
  • Otra aventura única es el buceo por el Museo Subacuático de Arte, un increíble espacio donde se emplazan 500 esculturas submarinas del artista británico Jason deCaires Taylor y los mexicanos Karen Salinas, Rodrigo Quiñones, Roberto Díaz y Salvador Quiroz.

Parque Acuático Xel-Há

A 110 km de Cancún y a 9 km de las Ruinas de Tulum se encuentra el Parque Xel-Há, un acuario natural donde podemos pasar el día haciendo actividades al aire libre, especialmente divertido para el plan familiar.

El parque está emplazado sobre el punto exacto donde la bravura del Mar Caribe se enfrenta a las aguas dulces de Caleta Xel-Há, en la que desembocan los ríos subterráneos de Tulum. Por eso, abundan allí las cuevas subterráneas y hay cenotes donde se puede nadar, hacer snorkel o buceo entre pececitos asombrosos.

También hay un tobogán acuático de 30 m de altura, tirolesa, un jardín botánico, manglares, puente colgante, restaurantes y una playa soñada para disfrutar.

Ruinas de Tulum: viaje al pasado maya

Por su valor histórico y su ubicación privilegiada sobre un acantilado con vista al Caribe, las ruinas de la ciudad maya de Tulum (en maya, Zamá: “Amanecer”) son una escapada interesantísima si andamos por Costa Mujeres u otro enclave de la Riviera Maya.

Esta importante urbe amurallada, 130 km al sur de Cancún, tuvo su tiempo de esplendor durante los siglos XIII y XIV, aunque existen registros de primeras construcciones en torno del año 564.

En la actualidad, los restos de sus templos pueden ser visitados todos los días de 8 a 17, en paseos que duran alrededor de tres horas. El trayecto desde el ingreso hasta la zona arqueológica es de 1 kilómetro y podemos hacerlo en trencito o caminando.

Desde mediados de mayo hasta septiembre, cientos de tiburones-ballena se reúnen cerca de Isla Mujeres, dando la oportunidad a muchos visitantes de bucear entre ellos.
Desde mediados de mayo hasta septiembre, cientos de tiburones-ballena se reúnen cerca de Isla Mujeres, dando la oportunidad a muchos visitantes de bucear entre ellos.

El dato: Tiburón ballena

Con un largo de hasta 15 m, el tiburón ballena es el pez más grande del mundo, y una especie dócil y amenazada. Desde mediados de mayo hasta septiembre, cientos de ellos se reúnen cerca de Isla Mujeres y muchos visitantes se animan a bucear entre ellos.

* Editora de revista Rumbos. Contenido exclusivo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA