Una diputada del PJ pide un bono de $ 15 mil para los docentes mendocinos

Los chicos que no pudieron seguir las clases virtuales volverán primero a las aulas
Los chicos que no pudieron seguir las clases virtuales volverán primero a las aulas

Laura Soto busca propone sea por única vez y para reconocer la labor de los maestros. Pero no indica de dónde saldrían los fondos.

La diputada provincial del Frente de Todos, Laura Soto, llevó a cabo una propuesta para que se disponga el otorgamiento de un bono único a docentes de Mendoza por un monto de $ 15.000.

El beneficio tiene fundamento en el artículo 67 de la ley 26.206 el cual determina los derechos que rigen a los docentes, entre ellos podemos mencionar el inciso E y H, los cuales rezan: Inciso E) “Al desarrollo de sus tareas en condiciones dignas de seguridad e higiene.”; inciso H) “A un salario digno”. Por lo cual, no solo se ven expuesto a una recarga horaria que no condice con su salario, sino que además, se ven expuestos a prestar sus servicios en condiciones de trabajo que no son las adecuadas.

En este contexto de crisis sanitaria, por el Covid-19, la educación jugó un papel sumamente importante para todos los habitantes, ya que la suspensión de las clases solo ha sido de manera presencial, y se ha organizado con una lógica de continuidad a través de la educación a distancia, o de manera virtual”, indicó la legisladora.

Laura Soto diputada provincial del Frente de Todos
Laura Soto diputada provincial del Frente de Todos

El traspaso de los vínculos educativos a la virtualidad a través de plataformas digitales, ha obligado a todos los docentes a acceder a conexiones de internet de calidad durante largos y reiterados períodos, que conllevan costos altísimos e imprevistos.

“Las y los docentes deben modificar las planificaciones de las actividades (ahora todas digitales) para los estudiantes, deben brindar las clases presenciales online, dar clases de consulta, cargar planillas, realizar correcciones, entre un sin número más de actividades todas de manera virtual y a través de un proceso de individualización para cada alumno. Todo esto en un contexto particular, afrontando los costos que esto conlleve, viéndose obligados a utilizar sus salarios laborales”, explicó pero no detalló de dónde saldrían los fondos.

También debemos tener en cuenta que, en los momentos donde el país se ha visto inmerso en distintos tipos de crisis (económicas, sociales, educaciones, culturales), la institucionalidad educativa se ha sostenido muchas veces desde la creación de vínculos afectivos entre el docente y sus estudiantes, ya que el rol del docente no se circunscribe y/o limita a su nómina educativa dentro del aula, sino que también crea un vínculo social de acompañamiento a través del diálogo y de las actividades que el docente mantiene en relación con sus alumnos.

Teniendo en cuenta los nuevos parámetros educativos y la forma de adaptar la educación a la situación de pandemia que vivimos, el docente debe dedicar o debe ponerse a disposición de sus alumnos de una manera que excede cualquier tipo de dedicación comparado con lo presencial, llegando a compartir, alumno y docente, ámbitos individuales y personales en la situación de adaptarse a las nuevas plataformas en pos de lograr la adopción a este nuevo modo de acompañamiento”, remarcó Soto.

La decisión del Ministerio de Educación de la Nación, con respecto a la modalidad de educación a distancia, pone en valor todo el trabajo que los agentes educativos están llevando adelante. Por eso, es indispensable que se genere un reconocimiento económico al trabajo realizado en tiempos tan difíciles como el que estamos viviendo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA