Política en Off: la foto que no fue, la tensión de Mario, los tiros por elevación de Omar y el pedido de Ramón al PJ

Lo que se dice y lo que no, lo que se habla y lo que no. Y todo lo que pasa en el detrás de escena de la política mendocina.

LA FOTO DE LA ¿FÓRMULA? QUE NO FUE

El sábado 10 de abril, en su última parada en la gira que hizo por Estados Unidos, Bullrich visitó Chicago y allí formó parte de la conferencia anual de Masters Argentina, una organización que agrupa estudiantes de posgrado de Argentina país en el mundo, que se realizó en la Kellogg School de la Universidad de Northwestern.

Según el sitio oficial, también iba a estar allí disertando Alfredo Cornejo. De hecho, el senador nacional por Mendoza fue invitado (con todos los gastos pagos), pero a último momento desistió porque le surgieron otros compromisos y el viaje internacional le hubiese insumido demasiado tiempo. La ausencia sorprendió a Bullrich, que esperaba encontrárselo allí y le mandó un whatsapp preguntándole por su faltazo.

La presidenta del Pro últimamente no duda en decir en privado que lo quiere al ex gobernador mendocino como vice cuando el año próximo se presente a las PASO presidenciales de Juntos por el Cambio. En el cornejismo no ocultan la buena sintonía entre ambos dirigentes, pero van por más y dicen que el orden de la fórmula no necesariamente debería ser el imaginado por la ex ministra de Seguridad de Macri. Habrá que esperar a 2023 para ver cómo queda el cartel, si hay sociedad.

EL “GOBERNADOR” ABED CRUZA LOS DEDOS

Mario Abed todavía tiene fresco el recuerdo de la última vez que tuvo que remplazar a Rodolfo Suárez en la gobernación por un viaje. Ocurrió a fines de enero y fueron días bastante convulsionados en cuanto a la gestión. Ahora se ha vuelto a repetir la situación y el número dos cruza los dedos: Suárez viajó a Israel y estará fuera de la Provincia hasta fines de la semana que viene.

A comienzos de este año, cuando le tocó ser eventualmente número 1, se comió un notable ninguneo del Gobierno nacional en un acto en San Juan y, más que nada, estalló una crisis en alta montaña con cientos de camiones que no podían cruzar a Chile.

Aquella vez, se vio forzado a saltar la grieta para conseguir soluciones. Quedaron como testigos numerosos intercambios por Whastapp entre el vicegobernador de Cambiemos y el canciller kirchnerista, Rafael Bielsa, para que los camioneros pudieran llegar a destino.

“El problema de los camiones lo solucionamos entre los dos”, suele decir Abed, quien de todos modos, preferiría no vivir aquella situación de nuevo.

PELEA SIN FIN

La acusación de Javier Milei contra Alfredo Cornejo, de haber interferido para que no disertara en la Bolsa de Comercio, tuvo derivaciones impensadas. Omar de Marchi, aliado del radical en el Frente Cambia Mendoza, dio su apoyo tuitero al libertario. El referente del Pro cuestionó a la entidad (que desmintió cualquier influencia externa para negar el auditorio), sin mencionar al senador nacional. Pero el suyo fue un tiro por elevación. La relación entre ambos está en su peor momento.

El viernes, fue la asunción de los nuevos concejales de Luján en el nuevo centro cívico. Y allí estuvo Cornejo. Fue para apoyar a los radicales que asumían, pero sabiendo que su presencia molestaría al ex intendente, “dueño” del territorio.

El encuentro cara a cara no se dio porque el diputado nacional estaba volviendo de una reunión partidaria en Santiago del Estero. Igual, envió una carta de salutación al presidente del Concejo, Andrés Sconfienza, lamentando no poder asistir y asegurando que ese cuerpo ha podido trabajar “sin diferencias partidarias violentas” y “trato amable” porque “no hay aquí patrones ni comisarios”. Otro tiro por elevación al ex gobernador. Así, De Marchi blanqueó su queja de los últimos tiempos contra los “comisarios políticos” del Frente Cambia Mendoza.

En el cornejismo dicen que el enojo del macrista tiene una sola razón: el radicalismo, con el senador a la cabeza, es el obstáculo que tiene el del Pro para cumplir un proyecto “puramente personal”: ser gobernador de Mendoza.

LOS PUENTES DE SUÁREZ

“Quiero agradecer al Gobierno Nacional por la invitación, y a la embajadora Galit Rone con quien estuvimos hace poco en la Fiesta de la Vendimia en Mendoza”, dijo el gobernador Rodolfo Suárez, apenas desembarcó en Tel Aviv.

La comitiva argentina, encabezada por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, de la que Suárez y el superintendente del Departamento General de Irrigación Sergio Marinelli son parte, ya está en suelo del Israel y vienen desarrollando una intensa agenda.

En el primer contacto con prensa, Suárez lanzó el agradecimiento, olvidando todos los desaires anteriores, como los de los dos viajes a Chile del presidente Alberto Fernández, quien llevó al país trasandino una delegación peronista; o la discriminación en el reparto nacional de fondos discrecionales.

Todo demuestra que Suárez no es rencoroso. O, al menos, está interesado en ver la tecnología hídrica israelí en acción: “el agua es el recurso estratégico más importante, no sólo de mi provincia, sino del mundo. En Mendoza sólo el 3% o 4% del territorio puede tener agua, nada más. Vivimos en un desierto, agravado por la escasez de agua actual”, explicó el gobernador a los periodistas.

Pero el agradecimiento no fue publicado en sus redes sociales. El último posteo del Gobernador en su cuenta de Twitter es la firma del convenio firmado con otro ministro nacional, el de Obras Públicas Gabriel Katopodis para reconstruir el circuito Papagayos. Al parecer, Suárez se suaviza con los mimos nacionales.

RUIDO RADICAL EN SUELO PERONISTA

El sábado 23, se realizó en Mendoza el Encuentro Federal de la Juventud Radical de Mendoza. La cita era en Maipú, tierra gobernada por el peronismo desde 1983 y dónde la UCR sueña con ganar en 2023.

El Encuentro Federal convocó a cientos de jóvenes, encabezados por el presidente de la UCR local, Tadeo García Zalazar, y el senador nacional Alfredo Cornejo. Ambos dirigentes hicieron un análisis de la actualidad y dieron sus conclusiones de por qué Cambia Mendoza y el radicalismo tienen que seguir al frente de la provincia y llegar a ser gobierno en los departamentos donde no lo es.

Allí García Zalazar fustigó a la gestión municipal de Matías Stevanato: “el abandono que tiene la gestión municipal con respecto a la vida de los vecinos, sobre todo en un distrito rural, que es tan importante para la economía regional”.

Allí también los radicales festejaron la confirmación de la condena contra el ex intendente de Guaymallén Luis Lobos. Habló el actual cacique guaymallino, Marcelino Iglesias, quien dijo que “Guaymallén también era un feudo del Justicialismo y logramos recuperarlo con consignas claras y conductas transparentes. En 2015 momento dijimos que íbamos a sacar la basura, nos olvidamos de decir dónde íbamos a ponerla”, dijo Iglesias respecto de la condena de Lobos.

ASPIRANTE FLOJO DE PAPELES

A José Luis Ramón le encanta tener protagonismo mediático, aunque eso le implique problemas internos. En la alianza entre Protectora y el Frente de Todos ya empezaron los chispazos porque el líder de la frazada habla de más.

Unas declaraciones radiales cayeron muy mal dentro del peronismo en relación al pedido de “pista” que hizo el electo diputado provincial en declaraciones a Radio Nacional amparándose en “el 25% de los votos que Protectora le aportó al Frente de Todos en las PASO”.

Consultado sobre si esa performance le permite pedir una presidencia de bloque no lo dudó: “Claro que sí, ya se lo he dicho al sector que lidera la presidenta del partido (por Anabel Fernández Sagasti) y al otro sector de los intendentes, que tienen diferencias muy marcadas”. Es decir, no sólo pidió cargo sino que agita la interna peronista.

Y por supuesto que sus dichos no cayeron para nada bien en el peronismo. Más de uno rezongó por los aires que tiene el flamante aliado, y del cual desconfían en parte sobre su compromiso con el Frente de Todos.

“Primero debería ponerse de acuerdo ideológicamente, abrazar la doctrina peronista. Va con uno, con otro, habla con todos. Y además, que se afilie. Le faltan varios requisitos si quiere ser presidente de bloque”, dijo bastante molesto un dirigente peronista.

Ramón, encima, había expuesto a la conducción por esta definición. “Están demorando darnos pista y espero que funcione para mejor”, había dicho el verborrágico legislador que aun no asume. No descarta, en este contexto, hacer un bloque aparte y presidirlo. Algunos peronistas no pondrían demasiados reparos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA