Massa cruzó a Milei y evitó los ataques: “No te pongas agresivo porque la gente espera respuestas”

El candidato a Presidente por UP arrinconó a su rival liberal en preguntas directas sobre sus propuestas más polémicas. Así esquivó críticas sobre economía y sobrevoló algunos errores no forzados.

Massa cruzó a Milei y evitó los ataques: “No te pongas agresivo porque la gente espera respuestas”.
Massa cruzó a Milei y evitó los ataques: “No te pongas agresivo porque la gente espera respuestas”.

El candidato a Presidente por Unión por la Patria (UP), Sergio Massa, apeló a una estrategia precisa para arrinconar a su rival por la Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, con preguntas directas sobre sus propuestas de campaña más polémicas. El postulante del oficialismo manejó desde el arranque la dinámica del último debate antes del balotaje, lo que le permitió evitar ataques vinculados a su responsabilidad ante la crisis económica.

Massa salió al ataque en el primer segmento, referido a la economía, y aprovechó el tiempo para acorralar a Milei con una catarata de preguntas: “¿Vas a eliminar los subsidios los vas a eliminar?”, “¿Vas a privatizar Vaca Muerta?”, “¿Vas a dolarizar la economía?”, “¿Vas a privatizar ríos y mares?”, “¿Vas a eliminar el Banco Central?”, indagó y exigió una respuesta concreta, “por sí o por no”.

El también ministro del Economía logró empujar a Milei en ese juego, en el que el referente de LLA se mostró obligado a responder y reflejó su incomodidad. “¿A quién querés seguir jodiéndole la vida con robarnos (sic) con la inflación?”, lanzó el diputado nacional libertario visiblemente desorientado con el interrogatorio que le impuso Massa.

Seguido, el candidato de UP demostró la efectividad de su maniobra. “Te voy a dar es un consejo: el debate es largo, no te pongas agresivo porque la gente lo que espera son respuestas. Yo te di respuestas, no me puse agresivo. Y creo que si hay algo que esperan los argentinos es que el 10 de diciembre, gobierne quien gobierne, nos demos la construcción de políticas de Estado. Atacando, agraviando, faltando el respeto, no lo vas a construir”, marcó.

Massa no sólo logró desorientar a Milei, obligándolo a rendir cuentas, a justificar sus propuestas, pero también quitándole la posibilidad de atacarlo en su flanco más débil. El postulante peronista replicó el mecanismo durante todo el cruce, aunque el éxito se desdibujó con el correr de los minutos.

Por momentos, el ida y vuelta se corrió de los ejes formales de la discusión y Massa apeló además a ataques más personales para tratar de desestabilizar a Milei. Primero rechazó las tradicionales críticas del libertario contra los políticos al advertir que es su “familia la que tiene departamentos, propiedades y cuentas en los Estados Unidos”.

Luego, avanzó sobre otro tema sensible para Milei al recordar que el ahora candidato de la LLA que propone cerrar el Banco Central realizó una pasantía en la autoridad monetaria que no pudo extender. “¿Por qué no te la renovaron? Contale a la gente Javier. Porque entiendo que estés enojado con el Banco Central y querés destruirlo, porque en realidad en algún momento te sentiste rechazado”, desafió Massa.

Massa intentó además exponer el desconocimiento de su rival en cuestiones referidas al manejo del Estado. Lo hizo, por ejemplo, cuando le preguntó qué era el GDE (Sistema de Gestión Documental Electrónica).

El candidato de UP consiguió esquivar los ataques vinculados a su sociedad con Cristina Kirchner y el resto de los dirigentes del kirchnerismo. “No vine a discutir ni a Macri, ni a Cristina, ni al pasado. Vos o yo. Y los argentinos lo que tienen que elegir es quién tiene la templanza, la capacidad, el equilibrio mental, el contacto con la realidad como para poder llevar adelante la Argentina”, planteó Massa.

El referente del oficialismo insistió a lo largo del cruce con sus planteos para alertar sobre las propuestas de su rival, lo que en la oposición calificaron como la “campaña del miedo”.

Su capacidad para marcar el ritmo del debate no alcanzó para evitar errores, como el que protagonizó cuando se jactó de ser un ejemplo de la movilidad social ascendente porque es el “hijo de un italiano que pudo estudiar en la universidad” pero Milei aclaró que el ministro se recibió en una institución privada: “¿Pero vos estudiaste en la Universidad Belgrano?”.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA