Mario Vadillo: “No quise acomodarme en uno de los partidos principales para tener un cargo”

Mario Vadillo: “No quise acomodarme en uno de los partidos principales para tener un cargo”
Mario Vadillo

El precandidato a diputado nacional por el Partido Verde criticó de este modo a su ex compañero de ruta en Protectora, José Luis Ramón, así como a los referentes del Frente de Todos y de Cambia Mendoza.

Luego de la aventura de Protectora que terminó diezmándose con el correr de los meses desde 2017 cuando dieron el batacazo, Mario Vadillo junto a Marcelo Romano se rearmaron en el Partido Verde. La agenda ambiental en común con Emanuel Fugazzotto unió voluntades y se ilusionan con “pasar por el medio” entre radicales y peronistas y recolectar nada menos que 20 puntos.

Con la defensa de los inquilinos como bandera, Vadillo cuestiona las políticas habitacionales actuales. También justifica la precandidatura de su hija Rocío Vadillo Inzaurraga a diputada provincial suplente por el Segundo Distrito. “Mi hija recién ahora se está interiorizando y ayudó en las listas. En los partidos esta eso de que amigos ayudan con las listas, sabemos que no va a salir una lista completa”, indicó a Los Andes. Martina Romano, hija del también candidato Marcelo, encabeza la lista a disputados provinciales y sobre ella dijo “está más preparada e involucrada”.

Las recorridas le marcan que la apatía de la gente por las elecciones es a la falta de propuestas porque “el tipo de campaña que han elegido (Anabel Fernández) Sagasti y (Alfredo) Cornejo no da propuestas. Nosotros le queremos dar una solución a los inquilinos, nos escuchan y están chochos”.

-¿Es clave esta elección teniendo en cuenta que se termina su mandato?

-Para bien o para mal, es un cambio que yo quería hacer. Creo que el trabajo que hice en la Legislatura cumplió un ciclo y ahora tengo que ver si se da a nivel nacional con otra perspectiva o volver a la actividad privada que es lo que hice toda mi vida. No quise acomodarme a un cargo, meterme bajo el ala de uno de los partidos principales para tener un cargo público. En estos 4 años hemos estado trabajando en forma independiente. Para mí hubiera sido muy fácil meterme en los partidos principales, ponerme abajo y callarme. Porque cuando te ponés abajo, te tenés que callar.

-¿Confirma que no se va a aliar al Frente de Todos como hizo un ex Protectora?

-Lo que estamos haciendo nosotros es una patriada. Organizar un partido, dotarlo de candidatos, armar las boletas, andar por los departamentos, poner plata del bolsillo, es una lucha. Para ser independientes, lo estamos pagando bastante caro. No es barato lo que hacés a nivel de la familia, muchas horas que no estás, los amigos, y arriesgando a no entrar. Sabemos que una iniciativa tan noble puede no cumplir su cometido. Esos son los desafíos que uno tiene en la vida, saltar sin red.

-¿Cuál es la clave para que no se desangren como pasó con Protectora después del 2017?

-Primero, hemos planteado que el 90% de los candidatos tienen menos del 40 años, la mayoría no vienen de otros partidos salvo algunos que han defendido el agua dentro de sus partidos. Dentro de los partidos grandes, hay facciones que cambian, parece que siempre son los mismos, pero el partido va mutando. Cuando llegó Sagasti desplazó a otras personas y Cornejo desplazó a otros radicales auténticos que se fueron a otros espacios políticos. En el caso nuestro, desgraciadamente la cabeza que llevábamos tenía problemas y hay otros candidatos como Bonarrico que fueron tentados.

-¿Por qué sucede eso?

-No podemos ser ingenuos en decir que se fueron solos. Los partidos grandes tienen mucho para dar. A los partidos chicos los desmembran porque no quieren pluralidad que es lo que mata este sistema en donde hacen negocios. Cornejo y Sagasti se juntaron a hacer negocios, después de lo del Juicio por Jurados empezaron a hacer negocios. Lo vimos cómo uno tomaba deuda y el otro lo acepta, cómo hacen negocios con Portezuelo o con Impsa o Potrerillos, se nota. Eso tiene que venir a romper uno, a romper con pluralidad, con otras opiniones. La gente no es daltónica, la gente ve en colores y quiere partidos que los representen.

-¿Cuáles son las claves de la propuesta ambiental?

-Lo primero es la defensa del agua. En vez de hacer Portezuelo que la plata se destine a dar una solución al cambio climático que hace que en Mendoza no esté nevando. Necesitamos hacer un uso eficiente del agua y de la distribución del agua. A nivel habitacional hay que arreglar las cañerías que tiene destruidas Aysam que hace que muchos barrios tengan inconvenientes con el agua y las cloacas. En el tema agrícola se pierde más del 70% por el uso ineficiente del riego. Mendoza, si no tiene una solución ahora con un plan a 10 años para cambiar la distribución de riego, tenemos serias posibilidades de convertirnos en un desierto. Es algo que ya está pasando, se están perdiendo muchas hectáreas porque Irrigación no les está dando los derechos de riego.

-¿Portezuelo sí o no o bajo qué condiciones?

-Lo de Portezuelo no es un tema político, sino de la ciencia. Vos tenés un dique que lo tenés que llenar con tantos hectómetros de agua y para eso tiene que haber una cantidad de nieve que caiga todos los años, que es algo que no se ha dado en estos 10 años. Y no está la perspectiva de que eso mejore. Entonces, hacer una inversión que no va a dar solución hídrica, sino eléctrica y que por la poca cantidad de agua va a generar poca cantidad de energía, quieren hacer una obra que tiene 25 años cuando en ese momento tenías muchísima nieve. Ahora no ha nevado ni en julio. No podemos ser tercos en querer hacer una obra que huele más a negocio, porque tenemos un solo oferente, una empresa china que está denunciada.

-Una de las propuestas que tiene apunta a eliminar el IPV, ¿qué proponen?

-Lo que proponemos es eliminar el IPV desde lo jurídico y transformarlo en una Agencia Provincial Inmobiliaria porque los sistemas que utilizan no le permiten calificar a un gran grupo de familias que son los inquilinos. El IPV o da viviendas para gente que califica financieramente para un banco o a barrios populares. La experiencia que ha mostrado es que no sale a buscar lotes, a urbanizarlos ni a hacer contratos con empresas. Con el poder que tiene el Estado, puede urbanizar zonas que necesitan crecimiento demográfico y dar esas viviendas en forma de leasing. Con ese instrumento, pagás y se va imputando en la vivienda y en 10 años de convertís en propietario. No sólo que el IPV hace pocas viviendas, sino que no las cobra porque no las titularizan, ni les cobran los servicios porque están a nombre del IPV. El presupuesto del IPV se pierde porque como no las cobra, se pierden.

-¿La gente que accede a los barrios no paga?

-Sí, sacamos una ley en la Legislatura porque el IPV pidió que hagamos algo para que les cobren los servicios porque viene a su nombre. Nunca se logró ese círculo virtuoso, no lo actualizan, hay gente que por esas casas paga $400 y es vox populi, es un fracaso. El leasing inmobiliario está reglamentado acá, pero siempre empieza el populismo con que es mejor regalar casas que dar estas oportunidades. El sector de los inquilinos hoy es de los más vulnerables que hay, porque ni Defensa del Consumidor los atiende.

-¿Qué otras propuestas tiene para generar empleo?

-Las pymes nos plantean la carga fiscal, Ingresos Brutos básicamente y en muchos casos dicen que necesitan una ley de Economías Regionales. Nosotros tenemos una ley basada en la Pampa Húmeda, y las economías regionales tienen un problema y es que la cadena de valor se la lleva Buenos Aires. Muchos de nuestros productos se terminan allá. Hay una minería de tercer orden como arena, ripio, cal, esas minerías que nosotros deberíamos ser los primeros en producirlas, pero las ripieras meten las piedras en vagones y lo mandan para allá. Y Buenos Aires tiene el primer puesto en minería de tercer orden, para eso sí hay tren y producen pisos, bolsas de cal, cemento. Las ripieras no están inscriptas en minería, no se paga regalías, y depositan el material que va a Buenos Aires. Hemos perdido así toda la cadena de valor.

-¿Qué propone esa ley de Economías Regionales?

-No podés cargar un comercio con paritarias a nivel nacional cuando en Buenos Aires hay otro nivel de ingresos que en Mendoza. Y te obligan a pagar esos ingresos. No es que quiera nivelar para abajo, pero la realidad de la Pampa Húmeda no es la de Mendoza y tenés que ayudar a las economías que tienen menos desarrollo. No es lo mismo San Rafael que Pergamino. El tema de los accesos también, porque te piden que habiliten el Paso de las Leñas para tener acceso inmediato. Escuchando un poco se solucionaría mucho.

-¿Está a favor de bajar los impuestos?

-Hay impuestos muy distorsivos como el de los Ingresos Brutos, sobre todo para el que tiene una pyme que no lo puede transferir a ningún otro. Acá en Mendoza dijeron que estaban tratando de bajar los impuestos y en realidad los maquillan, porque bajan en sectores donde no tienen ningún impacto. Los profesionales y las pymes tienen una carga impositiva muy grande. No es sólo directa, por ejemplo la electricidad tiene un 50% de impuestos, también se carga en forma indirecta.

-¿Qué se debe hacer en Mendoza para generar más riqueza?

-Uno no se tiene que plantear qué tiene que hacer un Gobierno para generar más riqueza, lo que tiene que hacer el Gobierno es dar las condiciones. Por ejemplo, los postes del alumbrado público de Mendoza no te los dejan usar para trasladar fibra óptica para dar internet a alta velocidad. El Gobierno con el sólo hecho de habilitar los postes, el espacio aéreo que es de Mendoza, y que no estén monopolizados por las empresas distribuidoras eléctricas, permitiría dotar de fibra óptica a otras ciudades. Podrían alquilarlos para dar ese servicio y eso es algo que nos ha llegado a la Legislatura como pedido de los mismos prestadores. Si hoy pedís acceso a internet en el centro no hay, en el carril Rodriguez Peña no podes pedir que te lo amplíen. Mendoza es la provincia 18 en nivel de conectividad, es un desastre. No podemos entrar a una industria del conocimiento sino tenés internet a alta velocidad. Y todo porque tienen monopolizados los postes.

-Desde Mendoza, ¿se puede hacer algo para reducir la pobreza o depende de las condiciones nacionales?

-A la pobreza la genera la inflación y eso lo manejan desde Buenos Aires. Nosotros planteamos extender la Tarjeta Alimentar para los trabajadores en relación de dependencia que hoy ganan menos que la canasta básica, para que sus hijos tengan comida saludable. También para monotributistas categoría A y B, que tengan una extensión para sus hijos e incluir a los jubilados que están ganando menos, están en el límite de la indigencia. Es una forma de paliar la pobreza mientras dure esta emergencia y obviamente lograr que se reactive la economía. Pero es muy difícil cuando el gasto político es tan grande.

-¿Bajaría la edad de imputabilidad de los menores?

-No, no considero que esa sea la solución. El Gobierno les fue sacando las proteínas a las meriendas saludables, año tras año. Se les fue bajando hasta llegar a 2021 con cero proteínas. Hoy les dan té con una tortita o vainilla, son estudiantes que no pueden aprender. No hay guarderías maternales para que la mujer pueda trabajar y no esté en la casa con sus hijos. O sino deja a su hija mujer, que deja la escuela para quedarse en la casa. Hay realidades como esas y también de personas que no pueden conseguir trabajo legal o registrado y tener una herramienta para salir de la pobreza. La pobreza estructural en Mendoza es muy grande.

-Precandidatas de otros partidos lo acusaron de misógino, ¿quiere aclarar algo al respecto?

-En el medio de la campaña política pasan estas cosas. Bajo ninguna circunstancia y viendo la entrevista de El Ciudadano se ve que tenía una forma de entrevistar por medio de cartas con los candidatos varones y mujeres, y había que dar una impresión. Viendo el programa, ves que no es una cuestión de género, sino que opinamos de los otros. No estoy en eso de que un hombre y una mujer son distintos. Somos todas personas que estamos tratando de ayudar al ciudadano.

Marcelo Romano: “Ramón se vendió y va a ser castigado”

senador por mendoza Marcelo Romano

Fiel a su estilo, el precandidato a senador nacional fue durísimo con su ex compañero de Protectora. “Se vendió”, disparó y defiende que el Partido Verde es una alternativa distinta.

-¿Qué proyectos quiere impulsar para generar empleo?

-Nosotros tenemos una presentación que es “menos impuestos más pymes”, precisamente para erradicar todo lo que son cuestiones impositivas, sobre todo muy relacionados con las economías regionales. Queremos sentarnos a dar quórum y votar cosas como en el caso de los presupuestos, que beneficien a una política de economías regionales. Vamos a ver qué otros legisladores de otras partes del país nos ayudan. Y también una ley de coparticipación federal que debe debatirse desde el ‘94.

-Cuando le hablan de estas propuestas a la gente, ¿les dicen algo de José Luis Ramón?

-Ramón hasta nos está siendo útil, porque esa traición a la esperanza del pueblo mendocino es lo que se tiene que castigar, a Anabel Fernández Sagasti porque lo compró. Ramón se vendió y va a ser castigado. Los hechos son sagrados. Te puedo asegurar que si Ramón tuvo una oferta, con Vadillo…y a mí, las mismas ofertas nos llegaron para virar de destino político y acá estamos. Preferimos inmolarnos para generar una propuesta. Ramón nos va a servir para dejar afuera a uno de los dos extremos de la grieta. La que está más cerca es Sagasti. Ramón es la demostración de la compra venta de la política.

-¿Es una elección clave para ustedes?

-No somos hombres que vivimos de la política, hacemos derecho porque somos abogados. Nos gusta lo que hacemos, pero no tenemos problema en dejar la Legislatura. Dejamos chicos que no superan los 40 años, nos estamos yendo. No tuvimos problemas en jugarla, queremos meter 8 legisladores locales. Somos la alternativa para transformar el status quo.

-Se habla de una elección polarizada, ¿puede perjudicar a las terceras fuerzas?

-La polarización está entre los que van a ir a votar y los que no, esa es la verdadera polarización. Hay un 50% de personas que no saben a quién van a votar y no han elegido ni a Cornejo ni a Sagasti. Esa es la verdadera polarización. La encuesta más clara es la PASO del domingo, vamos a ser uno de los tercios de la política. Queremos que nos elijan como una opción para castigar a ese sistema que no le ha ido muy bien. De 10 chicos, 6 son pobres. Sabemos que son malos y con Vadillo hemos demostrado que hemos estado, con Portezuelo lo denunciamos nosotros.

-¿Por qué hay que votar al Partido Verde?

-Porque somos la alternativa política útil que va a terminar con esta grieta mentirosa, que es grieta para algunos. Podemos solucionarles los problemas a los mendocinos, por eso pensamos en los inquilinos.

-¿En qué estado está su causa luego del desafuero?

-Como es una causa armada no pueden probar absolutamente nada, no han llamado ni testigos. Es una causa armada direccionada por el Procurador de la Corte por orden del cornejismo. Audiencias, audiencias, no tienen pruebas. Sí, estoy imputado injustamente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA