El peronismo mendocino no gana una elección legislativa desde hace 20 años

Marital Perceval, Jorge Pardal y Guillermo Amstutz desatan la euforia tras la victoria en las elecciones de 2001, última legislativa que ganó el PJ.
Marital Perceval, Jorge Pardal y Guillermo Amstutz desatan la euforia tras la victoria en las elecciones de 2001, última legislativa que ganó el PJ.

La última vez que lo hicieron fue en 2001, cuando el radicalismo y sus socios de la Alianza, buscaban campear la crisis que terminó eyectando a Fernando de la Rúa de la Casa Rosada. Después el justicialismo no volvió a ganar una batalla de medio término.

Las elecciones de medio término son una maldición para el peronismo. No sólo es por la sucesión de derrotas electorales que vienen padeciendo desde 2013. Desde ese año, sin importar el sello partidario que utilicen, vienen perdiendo sistemáticamente.

Pero hay otro dato que a la dirigencia del PJ le hace correr un sudor frío por la espalda. La última vez que ganaron una elección legislativa fue en 2001, cuando el radicalismo y sus socios de la Alianza, buscaban campear la crisis que terminó eyectando a Fernando de la Rúa de la Casa Rosada. Después el peronismo no volvió a ganar una elección de medio término. Hace 20 años.

Ahora, el Frente de Todos (el sello que aglutina al peronismo y al kirchnerismo), busca volver a ganar en una general legislativa. El domingo pasado perdió las PASO y la crisis desatada a nivel nacional le trajo más obstáculos a la carrera por romper por fin el maleficio de 20 años.

Fue el 14 de octubre de 2001, cuando el Partido Justicialista se impuso en la elección en la que se elegían diputados nacionales, legisladores provinciales y concejales. Jorge Pardal y Marita Perceval fueron ungidos senadores nacionales, mientras que Guillermo Amstutz y Norma Pilati llegaron a la Cámara de Diputados de la Nación. La crisis y el desprestigio generalizado de la política hicieron que el resultado no fuera una paliza, apenas 28% de los votos alcanzó para derrotar a la alicaída Alianza, que obtuvo 20% y logró llevar a Raúl Baglini al Senado nacional y a Víctor Fayad a la Cámara Baja del Congreso.

Jorge Pardal y Guillermo Amstutz
Jorge Pardal y Guillermo Amstutz

Cuatro años después, el 23 de octubre de 2005, se realizó la siguiente elección legislativa. Desde 2003 Julio Cobos era el gobernador. La UCR, aliada al Partido Intransigente y a Fiscal, obtuvo 32% de los votos y Alfredo Cornejo y Silvia Lemos llegaron a la Cámara de Diputados; el PJ, con el Polo Social y el Partido Federal, sacó 24% y lograron una banca Enrique Thomas (hoy en el PRO) y Susana Genem.

El 28 de octubre de 2007 fue elección de cargos ejecutivos, ganó Celso Jaque en la provincia (39%) sobre César Biffi (30%) y Cristina Fernández en la Nación. Dos años después, otra vez se elegían sólo cargos legislativos. Había pasado la crisis con el campo y el voto “no positivo” del entonces vicepresidente Cobos.

En Mendoza, el radicalismo fue parte del Frente Cívico Federal, el eslogan era “la gente de Cobos”. El 28 de junio de 2009, ese espacio se alzó con el 45% de los sufragios; Ernesto Sanz y Laura Montero fueron electos senadores nacionales; y Ricardo Mansur, Mariana Juri y Enrique Thomas (para esa fecha peronista federal, enfrentado al kirchnerismo) llegaron a Diputados. Veinte puntos abajo salía el PJ y llegaban al Congreso Adolfo Bermejo (senador) y Omar Félix (diputado).

En 2011, otra vez elección ejecutiva, fue la última que ganó el peronismo en Mendoza. Ese año se estrenaron las PASO para los cargos nacionales, pero no en los provinciales, porque en ese entonces no había ley provincial que las introdujera (la ley se votó a fines de 2013). En Mendoza, el Frente para la Victoria ganó la PASO nacional con 45%; en la general, CFK consiguió el imborrable 54% a nivel nacional y en Mendoza 51%, mientras que Francisco Pérez llegaba a la Gobernación con 37%. El corte de boleta fue el pedido del candidato radical Roberto Iglesias y fue el más alto que se recuerde en la provincia, pero no alcanzó para desplazar a Pérez del sillón de San Martín. A la Cámara de Diputados de la Nación llegaron tres peronistas (Guillermo Carmona, Anabel Fernández Sagasti y Dante González); el radicalismo logró meter sólo un candidato: Enrique Vaquié.

En 2013, otra vez Cobos se transformaba en el verdugo del PJ, encabezando la lista de la UCR. En la PASO la lista 3 obtuvo más de 43%; en la general esa boleta ganaba con más de 47% contra 27% y obtenía tres bancas en Diputados (Cobos, Patricia Giménez y Luis Petri) y el PJ sólo una (Alejandro Abraham).

El año más traumático para el PJ fue 2015. Eran elecciones ejecutivas y desdobladas. Por presión de los intendentes (quienes sospechaban la derrota del Frente de la Victoria a nivel nacional) Francisco Pérez decidió separar los comicios de cargos provinciales de los nacionales. Así hubo cuatro fechas electorales en Mendoza, más las que tuvieron los municipios de Capital, San Carlos y Godoy Cruz, también desdobladas de las provinciales y, además, el balotaje entre Mauricio Macri y Daniel Scioli.

Ese año nació el frente Cambia Mendoza, conformado por la UCR, el Partido Demócrata, Propuesta Republicana (Pro), Partido Socialista, Libres del Sur y Frente Renovador. Ante ese espacio el peronismo perdió en las PASO y generales departamentales de Capital y San Carlos, y perdió en las PASO y Generales de cargos provinciales (el 19 de abril se impuso Alfredo Cornejo por 44% y el 21 de junio 46% contra 39% y 39% respectivamente).

En Mendoza el Frente para la Victoria también perdió las PASO nacionales del 9 de agosto (42% a 32% en legisladores nacionales) y las Generales nacionales del 25 de octubre: 41% a 30% fue el resultado que le permitió a Cambia Mendoza meter tres diputados nacionales (Susaba Balbo, Enrique Vaquié y Luis Borsani) y dos senadores nacionales (Cobos y Pamela Verasay) ; el espacio peronista logró darle una banca a Fernández Sagasti en el Senado y a Rubén Miranda y Guillermo Carmona en Diputados. En el balotaje, en Mendoza el Frente para la Victoria volvió a perder ante el espacio rival: Macri obtuvo 57,5% contra 42,5%.

Fueron todas derrotas en las ocho fechas electorales de 2015, si se suman los resultados en San Carlos, Capital y Godoy Cruz. El 22 de febrero Jorge Difonso y Rodolfo Suárez ganaron la PASO departamental y el 3 de mayo la general. Mientras que el 27 de setiembre fue la primaria de Godoy Cruz y el 29 de noviembre la general. Ambas las ganó Tadeo García Zalazar.

Dos años después, en 2017, en PASO y General, Cambia Mendoza volvió a derrotar al peronismo mendocino aglutinado en el Frente Somos Mendoza, espacio creado para dejar atrás al Frente para la Victoria. En la primaria del 13 de agosto fueron 8 puntos de distancia, que en la general del 22 de octubre la diferencia se estiró a 20 puntos, 45% a 25%. Otra vez fueron elecciones legislativas. Cambia Mendoza lograba meter a sus tres primeros candidatos a la Cámara de Diputados de la Nación: Claudia Najul, Luis Petri y Federico Zamarbide; el frente Somos lograba colar sólo a Omar Félix.

El año 2019 llegó a la gobernación a Rodolfo Suárez. Las elecciones provinciales fueron desdobladas de las nacionales. Las primarias locales las ganó Cambia Mendoza sobre el Frente de Todos (47% a 31%) y las generales también (51% contra 36%). Ese resultado le permitió a Suárez derrotar a Fernández Sagasti.

En la selección de cargos nacionales, el Frente de Todos tuvo un respiro transitorio, porque ganó la PASO presidencial en nuestra provincia. En la categoría presidente, en Mendoza Alberto Fernández le ganó a Macri por tres puntos, y en diputados nacionales ganó el Frente de Todos a Cambia Mendoza por 9.000 votos (39,9% a 39,1%); así Marisa Uceda se impuso a Alfredo Cornejo.

En la general el espacio que aglutina a peronistas y kirchneristas volvió a perder en Mendoza. Cambia Mendoza ganó por 52% a 38% y Cornejo, Jimena Latorre y Omar de Marchi ingresaron al Congreso; el Frente de Todos metió a Uceda y Alejandro Bermejo en la Cámara Baja de la Nación.

La última derrota del PJ fue el domingo pasado, 43% a 25% en la PASO legislativa. Otra vez, Cambia Mendoza le ganó a Frente de Todos.

Elecciones municipales que se perdieron en la memoria

El desdoblamiento de elecciones municipales es una idea que se remonta a 2010, cuando Víctor Fayad, alejado de la conducción del radicalismo, decidió que en Capital se elegirían los concejales en fecha distinta a la elección 2009. En marzo de 2010 debutó como candidato a edil el asesor letrado de esa comuna, el ahora gobernador Rodolfo Suárez, quien ganó ese comicio.

En 2011 otra vez se desdoblaron los comicios municipales. El 28 de agosto Capital y San Carlos eligieron sus intendentes, después de las PASO nacionales y antes de las generales. Ganaron Fayad y Jorge Difonso.

Los dos departamentos volvieron a separar su calendario electoral para elegir concejales y, en lugar de votar junto con los cargos provinciales en octubre de 2013; votaron el 30 de marzo de 2014. Otra vez, ganaron los oficialismos departamentales.

Cómo ya se dijo, en 2015 Capital y San Carlos volvieron a separar su destino electoral de la provincia y de la Nación. A ellos se sumó Godoy Cruz.

En diciembre de 2016 y febrero de 2017 hubo otro comicio departamental también perdido en la memoria: fueron las fechas de PASO y generales de Santa Rosa, para elegir el reemplazo del renunciado Sergio Salgado. En las dos elecciones se impuso la candidata de Santa Rosa Cambia (la versión departamental de Cambia Mendoza) Norma Trigo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA