Cornejo va por un cambio electoral que abre el juego en las candidaturas presidenciales

El diputado nacional Alfredo Cornejo, junto a su colega cordobesa Soledad Carrizo presentaron un proyecto de ley para modificar el sistema de elección de fórmulas presidenciales en las PASO.
El diputado nacional Alfredo Cornejo, junto a su colega cordobesa Soledad Carrizo presentaron un proyecto de ley para modificar el sistema de elección de fórmulas presidenciales en las PASO.

Un proyecto de ley presentado por el diputado nacional Alfredo Cornejo y su par cordobesa Soledad Carrizo busca cambiar la legislación nacional en las PASO. Se presentarían sólo candidaturas presidenciales y el vice saldría del resto de las competencias.

Las elecciones legislativas pasaron y ahora la política mira al 2023 año en el que se definirá una nueva competencia presidencial. En busca de fortalecer a las coaliciones, el viernes ingresó al Congreso Nacional un proyecto de ley para modificar el Código Electoral Nacional puntualmente en la elección de las candidaturas a la Vicepresidencia de la Nación.

La propuesta propone que en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) sólo se elijan las candidaturas presidenciables. La fórmula se completará con alguien que haya competido en esos comicios en cargos nacionales.

El mapa político se configura después de las elecciones legislativas. Ganadores y perdedores ya miran a dos años con la intención de probarse algún traje. Una iniciativa legislativa que llegó de la mano del ya electo senador nacional Alfredo Cornejo (actual diputado) y la diputada nacional cordobesa Soledad Carrizo (Juntos por el Cambio) intentará cambiar algunas reglas en el juego de los binomios presidenciales hacia adentro de las coaliciones.

Puntualmente propone cambiar el artículo 60 del Código Nacional Electoral en uno de sus párrafos. “Los/as candidatos/as pueden figurar en las listas con el nombre o apodo con el cual son conocidos/as, siempre que la variación del mismo no sea excesiva ni dé lugar a confusión a criterio del juez. No será oficializada ninguna lista que no cumpla estos requisitos, ni que incluya candidatos que no hayan resultado electos en las elecciones primarias por la misma agrupación y por la misma categoría por la que se presentan, excepto el candidato en el cargo de vicepresidente de la Nación”, dice el texto que ya ingresó a la Cámara de Diputados de la Nación.

“Lo que queremos es aplicar lo que ya sucede en Uruguay, por ejemplo. En la PASO se elige el candidato a presidente y luego el frente elige el vice entre los que pierden. En el fondo, queremos discutir después de la competencia, quiénes compiten”, indicó Cornejo a Los Andes.

El objetivo es que la fórmula surja de acuerdos puertas para adentro de los frentes. Algunos avizoran una contienda reñida dentro de Juntos por el Cambio, que ha hecho de las elecciones primarias un instrumento para dirimir internas. “Te permite no dejar afuera a un líder que quizás pierda por poco”, comentaron.

“Esta modificación le da la posibilidad a quien compita en las PASO, dentro de esa coalición, que presente sólo candidatura a presidente. Y la fórmula se completa con candidatos a esas categorías o de otras en cargos nacionales que hayan perdido”, explicó Soledad Carrizo, coautora del proyecto a este medio.

En 2023 volverán a elegirse diputados y diputadas nacionales en todas las provincias. Y senadores y senadoras nacionales en Jujuy, Santa Cruz, San Luis, Buenos Aires, Misiones, Formosa y La Rioja. De acuerdo a la explicación de la legisladora cordobesa, la candidatura a vicepresidente puede salir de los aspirantes a presidente que no avanzaron en las PASO, como así también de las listas internas que competían para cargos nacionales.

El proyecto fue girado a la Comisión de Asuntos Constitucionales donde deberá debatirse para emitir dictamen. Con los resultados electorales, ni el Frente de Todos ni Juntos por el Cambio tienen los números para el quórum propio después del 10 de diciembre, por lo tanto habrá que acordar entre ellos. En el Senado el panorama es distinto porque la oposición tiene mayoría, pero este proyecto deberá obtener media sanción, primero en la Cámara Baja.

Intentando apuntar adentro del peronismo, hay quienes creen que verían con buenos ojos el tema dado que a nivel nacional nunca hicieron uso de las primarias, pese a haberlas gestado desde el entonces Frente para la Victoria. Y en caso de que haya interesados en abrir el juego, podrían acompañar, pero para que eso se convierta en apoyo parlamentario, hay un trecho. “Yo creo que a algunos les gusta”, dijeron desde Juntos por el Cambio.

Por eso, Carrizo cree que si vienen críticas “será desde frentes con verticalismo” en donde justamente la intención sea dirimir las fórmulas y las listas en una mesa chica. Y retomando la conjetura sobre una potencial candidatura del gobernador Rodolfo Suárez a vicepresidente acompañando a Rodríguez Larreta, esta iniciativa lo obligaría a competir electoralmente si esas son sus verdaderas intenciones.

En el larretismo no lo ven mal al proyecto, al contrario, hasta aseguran que le aporta competitividad al proceso electoral. Por lo tanto, y a la espera de que avance en el Congreso, el juego político se prepara con, quizás, nuevas reglas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA