Alberto Fernández ante la militancia y tras la derrota electoral: “El triunfo no es vencer, sino nunca darse por vencido”

Alberto Fernández, en el Día de la Militancia en un multitudinario acto en Plaza de Mayo. (Presidencia)
Alberto Fernández, en el Día de la Militancia en un multitudinario acto en Plaza de Mayo. (Presidencia)

El presidente fue el único orador en el masivo acto con miles de militantes en el acto organizado por el Frente de Todos y con la presencia plena de la CGT y la CTA. Hubo críticas a Macri y promesas de mejores condiciones económicas.

El presidente Alberto Fernández reafirmó hoy que se inicia una “segunda etapa” del Gobierno, que empezará “con toda la fuerza para levantar lo que haya que levantar en Argentina”, y subrayó que “el triunfo no es vencer, sino nunca darse por vencido”, en una colmada Plaza de Mayo durante el acto por el Día de la Militancia y en apoyo al Gobierno nacional.

El jefe de Estado habló ante una Plaza de Mayo ocupada por militantes que se dieron cita desde las 15 frente a Casa de Gobierno convocados por el Frente de Todos, que estuvo allí representado en todas sus vertientes.

“Las urnas de las PASO nos dejaron un mensaje y nosotros escuchamos ese mensaje; también oímos el mensaje de las elecciones del domingo; tengo muy en claro que hay mucho por hacer y hay muchos que están esperando que este Gobierno haga mucho más y lo vamos a hacer porque tenemos la voluntad de hacerlo”, dijo Fernández.

El jefe de Estado afirmó que “militar en política es un enorme acto de amor” y convocó a “estar unidos y traccionar todos para un mismo lado” para “dar inicio a esta segunda etapa de Gobierno, en la que empecemos con toda nuestra fuerzas a levantar lo que hay que levantar en Argentina”.

Fernández subrayó que “el primer objetivo” de su Gobierno “es recuperar la economía de una vez y para siempre” y en ese marco afirmó que “este año los sueldos van a ganarle a la inflación y no van a pagar impuesto a las ganancias”, al tiempo que señaló que se va a “controlar a los formadores de precios” para cuidar el bolsillo de la gente.

Además, consideró necesario “trabajar con mucha firmeza” y “reconstruir las fuerzas de seguridad que, al servicio de la democracia, defiendan a los ciudadanos” y que “persigan a los delincuentes” para que luego sean sometidos a “un juicio bajo el sistema del estado de derecho”.

Asimismo, Fernández criticó a quienes antes de las elecciones legislativas vaticinaron un estallido en la Argentina o difundieron versiones desestabilizantes y les advirtió que los peronistas “demostramos una vez más”, con la Plaza llena, que “no nos han vencido porque tenemos más ganas que nunca”, y remarcó que “el Presidente que está acá es que eligió el pueblo”.

Recordó que durante su Gobierno se “crearon 300 mil puestos de trabajo en el sector privado y se recuperaron los puestos de 600 mil trabajadores que estaban suspendidos”.

“No vamos a parar hasta que cada argentino y argentina encuentre su lugar en el trabajo”, puntualizó el Presidente.

También pidió alzar las voces “con las convicciones de siempre” y dijo que su mayor aspiración es que “en el 2023 los compañeros del Frente de Todos elijan” al que será el próximo candidato a Presidente.

Críticas a Macri y a Milei

En tanto, llamó a “construir juntos este país” con sectores de la oposición que “no expresan odio ni boicotean”, una línea de acción en la que a su juicio no figuran el ex presidente Mauricio Macri y el dirigente derechista Javier Milei.

“Si Macri no quiere hablar, que se quede con sus amigos solo, haciendo negocios y si Milei no quiere hablar, que se quede encerrado con aquellos compañeros que tiene, que niegan la diversidad y el terrorismo de Estado”, ejemplificó Fernández.

Además, ratificó su compromiso para que “la economía funcione al 100 por ciento y el empleo formal resurja” y convocó a la dirigencia del Frente de Todos (FdT) discuta “de frente a la gente, que se abra, que pueda opinar y que encuentre una síntesis que permita avanzar” con las decisiones de gestión hacia adelante.

“Quiero que el tiempo que se inicia no sea un tiempo de silencio entre nosotros”, reafirmó el Presidente.

Acto masivo pero sin CFK

Con banderas y bombos, los manifestantes empezaron a llegar a la zona del centro porteño en horas del mediodía. Y columnas de agrupaciones se acercaban desde el sur, norte y oeste del Gran Buenos Aires.

La gran ausente en la jornada fue la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien continúa recuperándose de una operación a la que fue sometida hace dos semanas. Sí estuvieron el diputado Máximo Kirchner y su agrupación política, La Cámpora.

Dia del Militante en Plaza de Mayo a favor del gobierno. Foto: Clarín
Dia del Militante en Plaza de Mayo a favor del gobierno. Foto: Clarín

El propio Fernández fue quien convocó a esta movilización en la noche del domingo, desde el búnker del oficialismo que fue montado en el Centro Cultural C, en el barrio porteño de la Chacarita.

Allí el Presidente pronunció la frase sobre el presunto “triunfo” del oficialismo que generó revuelo porque los datos de las elecciones a nivel nacional arrojaron que el opositor Juntos por el Cambio obtuvo dos millones de votos más que el Frente de Todos.

Gracias a los militantes que hicieron un esfuerzo inconmensurable para llegar a la casa de cada vecino. Por eso les pido que el próximo miércoles, que recordamos el día de la militancia, llenemos la plaza de mayo y celebremos este triunfo como corresponde”, había dicho Fernández.

Desde el Gobierno aclararon luego que vivieron como una victoria la remontada en la provincia de Buenos Aires que sirvió para achicar la diferencia de 4,35 puntos porcentuales en las Primarias a poco más de 1 punto en las legislativas del domingo.

Para asegurar una gran afluencia de público, los sindicatos que forman parte de las centrales CGT y CTA pusieron a organizar distintas columnas de manifestantes en los días previos. Y esto fue informado al jefe de Gabinete, Juan Manzur, en una reunión el martes.

Manzur recibió en su despacho a la nueva conducción de la Confederación General del Trabajo, conformada por Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano. Allí hubo una análisis del escenario poselectoral.

Gremios y organizaciones sociales y políticas componen la mayoría de los convocados en Plaza de Mayo por el Día del Militante. Foto: Clarín.
Gremios y organizaciones sociales y políticas componen la mayoría de los convocados en Plaza de Mayo por el Día del Militante. Foto: Clarín.

En ese contexto, los primeros grupos de militantes comenzaron a llegar este miércoles a la zona de la Plaza de Mayo, donde se encuentra emplazado el escenario central del acto por el Día de la Militancia, que tendrá esta tarde como único orador al presidente Alberto Fernández.

El escenario fue montado ayer frente a la Casa Rosada. Hay enormes equipos de sonido y pantallas led. Estaba previsto que el acto comenzara formalmente a las 15 y que el Presidente hable después de las 17.

Según acordaron los organizadores, los sindicatos ingresarán a la plaza por la avenida Julio A. Roca -Diagonal Sur-, los movimientos sociales lo harán por Avenida de Mayo y las organizaciones políticas del Frente de Todos por Roque Sáenz Peña -Diagonal Norte).

El Frente de Todos (FdT) conmemora hoy el Día de la Militancia con una masiva movilización y acto en la Plaza de Mayo, para dar una muestra de unidad y de relanzamiento del Gobierno nacional después de las elecciones legislativas del domingo.

Para conmemorar la fecha histórica para el peronismo, que recuerda el regreso al país en 1972 del expresidente y líder del movimiento justicialista, Juan Domingo Perón, los distintos sectores convocantes se irán congregando desde más temprano en distintos puntos del centro porteño para confluir en la Plaza a las 15.

“En un nuevo aniversario del día de la militancia vamos a volver a llenar la Plaza como marca nuestra historia. Todos unidos triunfaremos”, dice la convocatoria del Partido Justicialista, cuyo titular del Consejo nacional es el propio presidente Fernández.

El 17 de noviembre de 1972, el general Juan Domingo Perón volvía a la Argentina tras 17 años de exilio, después del golpe de Estado que en 1955 lo había derrocado de la Presidencia. El peronismo recuerda esa fecha como un símbolo de la resistencia y la militancia, fortalecida por casi 18 años de proscripción.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA