jueves 24 de septiembre de 2020

Rodrigo Oliva, el ex convicto asesinado el lunes en Guaymallén.
Policiales

Se entregó el presunto autor del asesinato del ex preso en Guaymallén: es hermano e hijo de dos detenidos

Se trata de Gabriel Puebla (36), señalado como el hombre que ayer disparó en el tórax a Rodrigo Oliva (31) en un barrio de Colonia Segovia. Hay cuatro detenidos por el homicidio.

Rodrigo Oliva, el ex convicto asesinado el lunes en Guaymallén.

Se entregó esta madrugada el presunto autor material del crimen de Rodrigo Oliva Morales, el ex convicto de 31 años que fue asesinado de un balazo el lunes por la tarde en el barrio Nebot, del distrito de Colonia Segovia. Es hermano e hijo de dos detenidos vinculados a la causa.

Se trata de Gabriel Armando Puebla Gómez, de 36 años, quien reside en una vivienda cercana a la de la víctima en esa zona de Guaymallén. En base a lo recolectado, los investigadores creen que es quien disparó a Oliva en el tórax y lo mató de inmediato.

No obstante, cuando Puebla se presentó cerca de las 3 de este martes en la subcomisaría de Puente de Hierro, aseguró enterarse de lo sucedido por sus familiares, sostuvo ser “inocente” y que “no ha hecho nada”, según informaron fuentes policiales. De todos modos, el hombre quedó alojado en esa seccional y se espera que en las próximas horas sea trasladado a la comisaría 9 (Villa Nueva), a disposición de la Oficina Fiscal 9.

Gabriel Puebla (36) era buscado desde ayer por la tarde, luego de efectuarse la detención de su padre Roberto (64) y de su hermano José Armando Puebla (23), todos vecinos de Oliva en el mismo barrio Nebot. El cuarto sospechoso de participar en el homicidio es Juan Carlos Villusepe (28), también residente en la zona.

Una pelea por la música fuerte, pero con largo historial

El crimen de Rodrigo Oliva (31) sucedió alrededor de las 12.30 del lunes, en la puerta de su casa, identificada con el número 83 y ubicada en la manzana A del barrio Nebot. Los detenidos viven a metros, en las propiedades 86 y 88 más precisamente.

De acuerdo a las fuentes consultadas, la víctima recibió un balazo en el tórax inesperadamente y, antes de recibir atención médica en el lugar, fue trasladada en un auto particular al microhospital de Puente de Hierro, donde minutos después constataron su deceso.

Conocido el ataque, investigadores de la División de Homicidios reunieron testimonios en la escena y la mayoría apuntó a un problema entre familias de la barriada. A raíz de esto, horas después se allanó la vivienda de los Puebla, sindicados por estas horas como los responsables del asesinato.

Además, trascendió que familiares de Oliva indicaron que los imputados, con los cuales tienen problemas de vieja data, discutieron por tener la música fuerte, motivo que derivó en el tiroteo fatal.

El fallecido tenía antecedentes penales y un pasado carcelario. En su prontuario figuraban una amenaza en concurso real con tenencia de arma de fuego, un pedido de captura y una condena por homicidio simple.

El hombre en agosto del 2008 fue acusado por una muerte violenta y tres años después recibió la pena por ese hecho. En 2017 había logrado la libertad condicional.

El caso está bajo investigación de la fiscal Claudia Ríos.