jueves 25 de febrero de 2021

Imagen ilustrativa / Los Andes
Policiales

Guaymallén: por defender a su hija golpeó a un jubilado, que lo mató para cubrir al nieto

Ocurrió en el barrio Piccione. El abuelo de 73 años respondió con una puñalada a la agresión de Raúl Galván (35), quien pretendía ajusticiar a un joven por ofender a su hija. Cayó muerto en la calle.

Imagen ilustrativa / Los Andes

Acusado de haber asesinado de una puñalada en el pecho a un vecino para defender a su nieto, un jubilado de 73 años sería imputado hoy. El confuso y sangriento hecho ocurrió la noche del último lunes en Guaymallén y el acusado también resultó lesionado por la víctima fatal.

Minutos después de las 21 del último lunes, la línea de emergencias 911 comenzó a recibir insistentes llamados. En el primero, la voz de una mujer alertó sobre la llegada de un hombre a su casa, ubicada en el barrio Piccione. Según ese relato, el sujeto había golpeado a su marido. Una nueva llamada indicó que había un hombre con una herida en el abdomen, tras haber sido agredido en una pelea en el mismo escenario, por lo que estaba desmayado. Un tercer llamado pidió una ambulancia en el lugar de los hechos.

Cuando los primeros policías llegaron al lugar constataron que Raúl Galván yacía sin vida sobre la calle. El hombre de 35 años estaba boca abajo y rodeado por charcos de su propia sangre.

Ofensa y pelea fatal

Según confiaron a Los Andes fuentes de la causa, mientras esperaban la llegada de la ambulancia, una mujer de 20 años, amiga de la víctima, les relató a los uniformados que momentos antes la hija de 11 años de Galván había sido agredida por un vecino. De acuerdo al relato de la niña, el joven había realizado gestos y dichos obscenos.

Alertado por la reacción de la pequeña, Galván salió en busca del agresor. Así llegó hasta una casa de la manzana “A”, donde increpó al sospechoso, de 26 años de edad.

Pero el abuelo del joven salió en su defensa y fue entonces cuando Galván le propinó un golpe en el rostro, según el relato de testigos y los posteriores exámenes al acusado.

Dominado por la furia, o quizás porque temió por su vida, el jubilado tomó un cuchillo y se lo asestó en el tórax a su vecino, quien cayó muerto en el asfalto.

Fuentes de la causa señalaron que el fallecido tenía antecedentes por robo simple y lesiones.

El médico que llegó después en una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado sólo pudo constatar el deceso de Galván.

Mientras desplazaban a un pelotón policial de combate por si se generaban disturbios en el vecindario, los sabuesos arrestaban al joven de 26 años sindicado en primera instancia como el autor del hecho y quien habría iniciado los disturbios. Minutos después, las tareas del personal de la Unidad Investigativa de Guaymallén lograron establecer que el abuelo del aprehendido también había participado del hecho, por lo que fueron tras él y lo arrestaron.

Ya de madrugada, se realizó un allanamiento en la casa donde se había desatado la riña, que permitió el secuestro de un pantalón del jubilado que tenía manchas hemáticas y una remera con las mismas marcas, aunque no se precisó a quién pertenecía.

El paso de las horas y los testimonios recogidos permitieron a los pesquisas, encabezados por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos Ortiz, establecer que fue el jubilado quien terminó con la vida de su vecino tras la pelea en su casa y para proteger a su nieto, por lo que el muchacho fue liberado.

Por eso en las próximas horas será imputado, aunque aún no se especifica la carátula, ya que entre las opciones está la de homicidio en legítima defensa o con abuso de legítima defensa, que tiene atenuantes en la futura pena.