Quedó libre la mujer acusada de matar a su beba de dos meses en Las Heras

La joven madre llegó con su bebé a la guardia del Gailhac el 1 de abril. - Imagen de archivo / Los Andes
La joven madre llegó con su bebé a la guardia del Gailhac el 1 de abril. - Imagen de archivo / Los Andes

Solange Díaz podrá regresar a su casa, pero seguirá siendo investigada. Los resultados de las pericias sirvieron para desvincularla del filicidio. El padre de la criatura seguirá preso.

A poco más de un mes del filicidio de Emma Peralta Díaz, la bebé de casi dos meses asesinada en Las Heras, por quien la Justicia detuvo e imputó a sus padres Solange Díaz (21) y Leonel Peralta (22), el expediente de su muerte tuvo un nuevo giro. La joven madre quedó hoy en libertad debido a que el martes la fiscalía obtuvo los resultados de las pericias y decidieron desvincularla del crimen. El padre de la pequeña, en tanto, está cada vez más complicado.

La primera hipótesis que manejaba la pesquisa, a cargo del fiscal Carlos Torres, rezaba que ambos jóvenes habían sido autores del filicidio de la beba, pero tras la batería de pruebas que les llegaron a los sabuesos, se determinó que la muerte de Emma fue el resultado de la violencia física ejercida por una sola persona, horas antes de su muerte. Por lo que la jueza Dolores Ramón le otorgó la libertad a Díaz.

Crimen estremecedor

La pequeña Emma estaba a sólo días de cumplir los dos meses de vida, cuando el 1 de abril pasado, alrededor del mediodía, su madre llegó desesperada a la guardia del hospital Gailhac, en Las Heras, con la pequeña en brazos suplicando ayuda a los gritos porque, según explicó, la bebé se había ahogado tomando leche.

Pero cuando la revisaron los médicos, ya era tarde. A pesar de las maniobras de RCP, Emma ya había fallecido y los galenos que la socorrieron advirtieron que presentaba signos de violencia en su cuerpito. Entre los más escalofriantes había un golpe en la cabeza y signos de ahorcamiento.

De manera inmediata el nosocomio lasherino dio aviso a la Oficina Fiscal 14, que abrió un expediente por averiguación muerte, que más tarde fue girado a la Fiscalía de Homicidios, donde se dio inicio a una ardua investigación.

Leonel Peralta (22) seguirá preso en el penal y todas las pericias apuntan a él como el único culpable por la muerte de la pequeña Emma.
Leonel Peralta (22) seguirá preso en el penal y todas las pericias apuntan a él como el único culpable por la muerte de la pequeña Emma.
Leonel Peralta (22) seguirá preso en el penal y todas las pericias apuntan a él como el único culpable por la muerte de la pequeña Emma.
Leonel Peralta (22) seguirá preso en el penal y todas las pericias apuntan a él como el único culpable por la muerte de la pequeña Emma.

Horas más tarde, Torres imputó a Solange Díaz y a Leonel Peralta por “homicidio agravado por el vínculo” y ordenó que ambos quedaran presos en diferentes penales provinciales. La situación se extendió hasta este miércoles, donde un giro de la Justicia desvinculó a la joven madre del crimen y recayó toda la acusación sobre el padre de la criatura fallecida.

Pruebas reveladoras

Durante el último mes, la Fiscalía de Homicidios no paró de avanzar en la pesquisa sobre el asesinato de Emma y logró cosechar una batería de pruebas, entre las que también se consideró el testimonio de los acusados y de sus allegados, elementos que fueron cambiando el rumbo de los hechos.

Pero entre las pruebas que más esperaba el fiscal para poder determinar el futuro de la pareja estaba la autopsia a la beba. La misma fue presentada el martes por los peritos forenses y reveló que la pequeña falleció por un fuerte golpe en la cabeza que le produjo un hematoma subdural.

Además, revelaron que se trataba de una lesión causada al menos un día antes de la muerte y que la gravedad de la misma le causó una pérdida progresiva del funcionamiento de los órganos.

En sus declaraciones, Díaz continuó firme en que la bebé se había ahogado con leche. Los peritos aseguraron que sí había rastros del líquido en las vías respiratorias pero que no fue la broncoaspiración la causa, sino la falla en su cuerpo a la hora de mamar.

La joven madre también declaró que días antes de que falleciera Emma, había discutido con su novio, con quien llevaba apenas cinco días conviviendo y alegó que él le propinó una cachetada que terminó impactando en la bebé. Relato que coincidió con los resultados de la necropsia.

Además de eso, se pudo determinar que el testimonio de Díaz coincidía con las pruebas de los peritajes y los relatos de los médicos del Gailhac, que también afirmaron haber visto restos de leche al realizar la RCP, sumado a que también comprobaron que Peralta ejercía violencia de género de todo tipo sobre la joven.

Inocente y culpable

Con todos los resultados en mano, la Unidad Fiscal de Homicidios llevó adelante este miércoles en la mañana la audiencia para determinar el futuro de ambos jóvenes. El representante del Ministerio Público Fiscal pidió a la jueza Ramón que Díaz quedara en libertad pero sujeta a proceso, es decir, la seguirán investigando. Lo que pone a Peralta, entonces, como el único sospechoso del crimen y quien seguirá con prisión preventiva.

También se sumó que las declaraciones que realizó el hombre no coincidieron con los relatos de su pareja, ni con las pericias, ni con los testimonios de los médicos. Además de que la mayoría de los allegados de Díaz aseguraron ser testigos de reiterados episodios muy violentos.

Peralta seguirá detenido en el penal hasta que se realice el juicio y continuará imputado por “homicidio agravado por el vínculo”, delito que prevé pena de prisión perpetua.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA