Mientras analizan a los niños rescatados en Las Heras, esperan pericias para saber si hubo explotación sexual

Los menores quedaron en el hospital Carrillo, donde reciben asistencia física y psicológica y evalúan su estado de salud. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Los menores quedaron en el hospital Carrillo, donde reciben asistencia física y psicológica y evalúan su estado de salud. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Una mujer de 43 años que vivía con ellos, aunque algunos no eran sus hijos, fue detenida en el barrio Mathieu. Los menores reciben asistencia en el hospital Carrillo. Tratan de hallar un lugar adecuado para su crianza.

Una mujer de 43 años fue detenida el último miércoles luego de que personal policial y judicial llevara a cabo un importante operativo en su vivienda ubicada en el barrio Mathieu, en Las Heras, tras quedar envuelta en un caso de presunta explotación sexual infantil. El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia rescató a seis menores que fueron derivados al hospital Carrillo y la causa pasó a la Justicia Federal.

El supuesto caso de trata de persona golpea fuertemente en Mendoza, luego de que en horas de la tarde del miércoles personal de la División Delitos Contra la Integridad Sexual y Trata, por directivas del Juzgado Federal 1, realizaran un allanamiento en una casa ubicada en la calle Brasil, del mencionado barrio.

Allí se detuvo a la dueña de casa que vivía junto a seis menores de los cuales algunos son sus hijos y otros están bajo su guarda pero no son familiares, según informaron a Los Andes fuentes allegadas a la causa, pese al hermetismo que la rodea.

Cuando los investigadores se hicieron presentes en la dirección señalada rescataron a un bebé de menos de 1 año y cinco adolescentes: un varón y tres mujeres, cuyas edades oscilan entre 11 y 16 años.

Denuncia e investigación

Todas las alarmas se activaron luego de que una de las nenas le contara a una persona adulta -”un funcionario”, según una fuente que no especificó el lugar donde se desenvuelve- que padecía una situación de vulnerabilidad sexual dentro de su hogar.

Esto derivó en una denuncia que dio inicio a una investigación de abuso sexual infantil y que activó el protocolo de averiguación de infracción a la Ley 26.364, en otras palabras, averiguar si la mujer detenida ejercía trata de personas para la explotación sexual.

En el operativo, además, intervinieron funcionarios de los Equipos Técnicos Interdisciplinarios (ETI) del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza, que dieron resguardo a los menores, quienes fueron trasladados al hospital Carrillo de Las Heras para ser revisados por médicos y especialistas de salud mental, como parte de las pericias que se necesitan para determinar si presentan signos de abuso sexual, maltrato y en qué estado de salud se encuentran.

Otra de las pruebas que espera la Justicia es el peritaje a los celulares de la mujer que se encontraba al cuidado de los menores, así como también el de los adolescentes. Se trata de seis equipos de diferentes marcas y modelos, que fueron secuestrados por las autoridades con el fin de poder encontrar información que refute o confirme las hipótesis que se manejan hasta el momento.

En cuanto a la mujer, quedó detenida en la División de Delitos Sexuales, hasta que las pruebas que recolecten los sabuesos arrojen datos que definan su situación.

Qué pasará con los menores

Ante cualquier denuncia que alerte que hay menores expuestos a situaciones de vulneración, los protocolos de los ETI activan el equipo de emergencia, que funciona las 24 horas, y de manera inmediata -con la correspondiente orden legal- se hacen presentes en el domicilio con el objetivo de resguardar a las víctimas.

En este caso puntual, los adolescentes y el bebé fueron derivados al hospital más cercano para poder ser contenidos. Sin embargo, los profesionales deben tratar de encontrar un lugar adecuado que sea acorde a cada uno de ellos, donde puedan vivir si se hace efectiva la detención de su tutora. Según explicaron fuentes de Desarrollo Social a este diario, las instituciones como casas cunas suelen ser las últimas opciones.

Esto debido a que siempre es mejor optar por algún familiar cercano o con aquellas personas que tienen ciertos vínculos de confianza con los menores, como pueden ser en varias ocasiones los docentes, quienes se ofrecen a dar resguardo como familia transitoria.

Mientras la Justicia espera a que estén todos los resultados de los peritajes para poder tomar una decisión, las presuntas víctimas de este caso deberán empezar a vivir probablemente separadas, en diferentes direcciones o puede que sean derivadas a hogares de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), en caso de no encontrar adultos que les puedan dar asilo.

Dónde denunciar

Ante cualquier situación de maltrato físico, sospecha de abuso sexual, embarazo adolescente, estrategia de supervivencia en calle, falta de cuidados básicos y explotación laboral infantil, se puede llamar a la línea 102, de manera anónima, confidencial y gratuita.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA