Perpetua para el femicida que mató a una joven en Las Heras durante un ataque sexual

El hecho se produjo en una casa de Las Heras.
El hecho se produjo en una casa de Las Heras.

Sebastián Salomón estaba acusado por la muerte de Daiana Aballay. El crimen ocurrió el abril cuando el hombre ingresó a la casa de la mujer y la mató cuando ella intentó resistirse a una violación.

La justicia condenó hoy a Sebastián Salomón (20) como autor del femicidio de Daiana Aballay (24), la mujer asesinada durante un ataque sexual en el barrio Espejo de Las Heras en abril pasado.

Salomón luego de volver a declararse culpable, fue sentenciado por la jueza Patricia Alonso en un juicio abreviado realizado esta tarde a la pena de prisión perpetua, tras un acuerdo realizado entre la investigadora del caso, la fiscal de Homicidios Andrea Lazo, y la defensa del acusado.

La acusación inicial de caso fue homicidio criminis causa en concurso ideal con femicidio; en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas.

La brutal muerte de Daiana Aballay se produjo el domingo 18 de abril pasado, cerca del mediodía, cuando Salomón ingresó por el fondo a una casa de calle Necochea, entre 3 de febrero y Libertad, y tomó por la fuerza a Daiana, una mujer que vivía allí. El hombre intentó abusarla y se encontró con la resistencia de la víctima.

Víctima y victimario.
Víctima y victimario.

Ante la férrea defensa de la joven, Salomón empuñó un arma blanca y comenzó a herirla. Le produjo lesiones cortantes en el cuero cabelludo, en las zonas dorsal y lumbar, en el cuello, en uno de los senos y en la mano izquierda. La pelea dejó manchas de sangre sangre en las paredes, en la puerta, en el comedor y en una habitación.

Luego, el agresor escapó, mientras ella salió a la calle semidesnuda y ensangrentada, para pedirle ayuda a una vecina. En un vehículo particular llevaron a la herida al hospital Carrillo, y los médicos de allí pidieron el trasladado al Central ante la gravedad del cuadro. En el nosocomio de calle Alem pasó al quirófano y la intervinieron quirúrgicamente, permaneciendo estable durante algunas horas; sin embargo, en la noche su salud se complicó y falleció.

La investigación policial se encaminó hacia el ahora condenado, quien era conocido en el barrio por protagonizar algunos conflictos con los vecinos, quienes consideraban que tenía problemas psiquiátricos.

Minutos más tarde fue detenido en Barrionuevo y Grapaz. Los policías le secuestraron una navaja y la ropa ensangrentada, producto del ataque. Tras la captura, admitió que había atacado a la mujer y que había escondido un machete en un corralón cercano, ubicado al lado de su casa. Allí fue encontrada el arma con rastros hemáticos y cabellos de la víctima.

El sospechoso fue llevado a la comisaría 36 y luego lo enviaron al Cuerpo Médico Forense para ser revisado. Los profesionales constataron diversos rasguños en los brazos y en la cara que le habría provocado la víctima para evitar el abuso, pero además comenzaron a evaluarlo desde lo psicológico y lo psiquiátrico. Las pruebas establecieron que no es una persona inimputable.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA