Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén

Darío Sebastián Codina Bandes escribió su último mensaje de WhatsApp el 17 de enero al mediodía, y, desde entonces, no volvió a saberse nada de él. A medio año de su desaparición, su madre está convencida de que no se fue por su cuenta del lugar donde estaba viviendo y no pierde las esperanzas de encontrarlo con vida. Los misterios del caso.

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

El martes 17 de enero a las 12 (mediodía), Darío Sebastián Codina Bandes (26) le envió un mensaje de WhatsApp a una chica con la que había quedado ir a la pileta esa misma tarde. A las 12:40, la chica -que no tenía consigo el celular en el momento en que el joven le escribió-, respondió ese mensaje. Pero esa respuesta nunca llegó a destino, y el mensaje quedó marcado con un solo tilde (de enviado, pero no entregado). Y así figura en la aplicación hasta hoy, lo que no hace más que aumentar el misterio y la desesperación.

El próximo lunes se cumplirán exactamente 6 meses de ese último mensaje que envió el joven, domiciliado en Guaymallén y quien el 3 de marzo cumplió 27 años. Desde entonces, nadie volvió a tener novedades de Codina Bandes y el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello es quien investiga la causa y está atento a cualquier indicio que se pueda llegar a tener sobre su paradero.

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

Las pistas e hipótesis sobre el paradero y la suerte de Darío Sebastián son variadas y no son muy esperanzadoras ni optimistas. Sin embargo, su madre, Inés Bandes, no pierde la ilusión de encontrarlo con vida.

“Yo lo sueño vivo, lo sueño hablándome. Quisiera encontrarlo con vida. Pero, con tanto tiempo que ha pasado y el hecho de que aún no haya nada certero, también tengo que pensar la otra posibilidad. Y no logro procesar esa situación”, cuenta la madre del joven, Inés Bandes (63), con la voz quebrada por el llanto, a Los Andes.

La desaparición de Darío Sebastián Codina Bandes se reportó con diez días de diferencia de la de Nataniel Guzmán (los últimos rastros de Darío Sebastián son del 17 de enero, mientras que los de Nataniel datan del 27 de ese mes). Además, ambos casos están envueltos por una atmósfera por demás misteriosa, y por ambos jóvenes el Ministerio de Seguridad de Mendoza ha ofrecido recompensa económica por quien logre aportar datos que ayuden a dar con su paradero. De hecho, ambos casos están en manos de Pirrello.

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

Desde el Ministerio Público Fiscal, en tanto, confirmaron que se han impulsado distintos allanamientos y medidas relacionadas al expediente, aunque sin resultados que permitan esclarecer la desaparición o tener algún dato concreto.

No voy a parar hasta que no sepa dónde está ni qué pasó con mi hijo. Me gustaría que el ministro de Seguridad me pudiera recibir”, agrega Inés, quien es jubilada y trabajó 33 años como docente.

Los últimos rastros de Darío Sebastián Codina

Aunque su madre lo llama Darío, hacía ya tiempo que el joven le pedía a sus amigos y conocidos que lo llamaran por su segundo nombre, Sebastián. Cuando Inés habla de su hijo, lo hace en presente e intentando convencerse a sí misma de que hay chances de que el joven aparezca con vida. “Me cuesta muchísimo hablar en pasado, y me resisto a hacerlo”, explica su mamá.

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

En agosto del año pasado, y luego de algunos encontronazos en la convivencia cotidiana entre sí, Darío Sebastián se fue de la casa del barrio Unimev donde vivía con su madre

“Desde el 18 de agosto del año pasado, cuando se fue de casa, mi hijo estaba viviendo en la Feria del Usado de Guaymallén, en Rodeo de la Cruz. Él es amigo del hijo del dueño del lugar y los conocía a ambos, por lo que -cuando se fue de casa- le ofrecieron un lugar para que viviera allí. No le cobraban alquiler, pero a cambió trabajaba en el lugar. Salía a hacer compras para uno de los negocios y también hacía trabajos de limpieza, pintura y mantenimiento”, repasa Inés sobre los últimos contactos que mantuvo con su hijo y también sobre la última información que le llegó sobre su día a día. Todo esto lo supo luego de que se confirmara y denunciara la desaparición del joven.

El distanciamiento entre ambos llevó a que la mujer no conociera el lugar donde había estado viviendo su hijo, sino hasta después del 17 de enero. Pero Darío Sebastián seguía en contacto con su hermana.

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

A ambas mujeres la confirmación de la desaparición de Darío (o de Sebastián) les llegó una semana después de la secuencia del mensaje de WhatsApp no recibido. Es decir, una semana después de la última vez que se tuvo algún dato preciso del joven.

“Una amiga de mi hijo le contó a mi hija que Darío no respondía los mensajes desde hacía varios días. Yo me enteré de que mi hijo estaba desaparecido una semana después, por lo que fui a la oficina fiscal del barrio Unimev el 24 de enero a denunciar la desaparición. Empezamos a hablar con amigos de él y nadie sabía nada de él. Quien vivía con él tampoco sabía nada, la gente de la feria, ¡nadie sabía nada!”, rememora con angustia.

Los mensajes que le enviaban al joven no llegaban, de la misma manera en que tampoco nadie contestaba los llamados. La última vez que lo habían visto sus amigos del barrio (Unimev) había sido entre la noche del lunes 16 y la madrugada del martes 17, cerca de la 1. Darío Sebastián había estado en la plaza del barrio, donde se reunió con unos amigos. Esa fue la última vez que desde su entorno reconocieron haber estado y sabido algo de él.

Las hipótesis

Tras una semana desaparecido y sin datos sobre el paradero de su hijo, Inés Bandes fue a visitar el lugar al que se había mudado su hijo, un pequeñísimo departamento -prácticamente una habitación- en el mismo establecimiento donde funciona la Feria del Usado de Rodeo de la Cruz (Guaymallén).

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

“Casi ni nos comunicábamos nosotros en el último tiempo por esta pelea que habíamos tenido. Y cuando fui al lugar después de denunciar la desaparición, no podía creer las condiciones del lugar donde vivía, eran deplorables”, sigue la mujer en diálogo con Los Andes.

En los primeros carteles que imprimió y pegó Inés -además de en los flyers compartidos en redes sociales-, la mujer incluía su número de teléfono. Así fue como recibió llamados, mensajes e información con distintos detalles sobre lo que le podría haber ocurrido a su hijo.

Una hipótesis es peor que la otra con las cosas que me han dicho. Mucha gente me ha hecho comentarios terroríficos. Una de las posibilidades es que haya algo relacionado con el robo de motos, otra hipótesis tiene que ver con drogas, mientras que hay otras que lo vinculan con la gente del lugar donde estaba viviendo. Llevamos 6 meses, es terrible todo esto”, cuenta, con desesperación y angustia en su voz.

Hay un dato que también es clave en las sospechas de Inés relacionadas a que su hijo no se fue por su cuenta. Y es que la riñonera con sus documentos, su teléfono celular y su broncodilatador -Darío Sebastián es asmático- estaban en la misma habitación donde vivía y dormía, colgados de una silla.

Son cosas sin las que él jamás salía. Yo fui al lugar después de más de una semana de que se tuviera el último rastro de él y estaba todo allí, como si él nunca hubiese querido irse de la piecita donde vivía en la Feria del Usado por su cuenta”, sigue la mujer.

El desesperado pedido de una madre

Inés Bandes está desesperada. Y no es para menos, ya que en cuestión de días se cumplirá medio año sin que tenga ninguna noticia de su hijo mayor.

“Necesito que se viralice la búsqueda de mi hijo, su foto, su descripción. Él es delgado, mide 1,60 metros aproximadamente y tiene cabello corto. Es trigueño, de ojos pardos y tiene varios tatuajes”, describe Inés, quien cuenta que se ha unido mucho a la mamá de Nataniel Guzmán en la búsqueda de los hijos de ambos.

Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook
Como si lo hubiera tragado la tierra: se cumplen 6 meses de la misteriosa desaparición de un joven en Guaymallén. Foto: Facebook

“Cuando mi hijo empezó a vivir en la Feria del Usado, él estaba solo en el lugar, en la piecita donde dormía. Se llevó la cama, sus cosas. El tema es que, a raíz de la desaparición, con mi hija empezamos a mirar el Facebook de mi hijo, y encontramos publicaciones de octubre en las que pedía datos de una pensión o una habitación para irse a vivir porque necesitaba irse de donde estaba”, cuenta la madre de Darío Sebastián Codina Bandes.

En otra de las redes sociales del joven -TikTok-, su hermana vio, además, un video donde Darío Sebastián contaba que habían entrado a su habitación y le habían revuelto todo. Y cuando la madre fue a visitar el lugar en Rodeo de la Cruz, encontró que había otro joven viviendo en lugar.

“Ese chico estaba viviendo desde octubre en la misma habitación donde vivía mi hijo, por eso él había publicado un pedido para ver si conseguía otra cosa. No sabemos si tuvo algún problema con él o qué”, concluye Inés Bandes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA