Elecciones: ¿incoherencias versus expectativas?

En el balotaje habrá que optar optar entre incoherencias seguras y expectativas de probable concreción, apoyadas en algunas realidades trascendentes.

Boletas de Sergio Massa y Javier Milei para el balotaje del 19 de noviembre
Boletas de Sergio Massa y Javier Milei para el balotaje del 19 de noviembre

El balotaje electoral enfrentará a Javier Milei y Sergio Massa. Milei se presenta como liberal, reconociendo la influencia de la escuela austríaca, originada en Ludwig von Mises y su discípulo Friedrich Hayek.

Sus propuestas son las siguientes:

1. Una metáfora utilizando una motosierra, simbolizando disminución drástica de unidades del Estado, sus funciones y los empleados respectivos.

2. Eliminar al Banco Central, que en la mayoría de los países actúa como autoridad monetaria, diseñando la política monetaria, emitiendo el dinero legal y manejando la tasa de interés. Es el banco de bancos, protegiendo a las entidades en eventuales faltas de liquidez. Milei se pliega a las viejas críticas de Hayek, autor de afirmaciones cuestionables, como que “altos impuestos y un gran estado de bienestar son contrarios a un desarrollo dinámico”, tesis central de su libro “Camino de servidumbre”. Milton Friedman califica a esos libros como defectuosos y plagados de contradicciones.

3. Dolarizar, pretensión impracticable. Implicaría renunciar a toda independencia monetaria, quedando ligado a los vaivenes de la economía de USA.

4. Eliminar la coparticipación, importante recurso de las provincias.

5. Desregular mercados, incluyendo laborales

6. Eliminar la obra pública estatal.

7. Privatizar empresas y servicios públicos y el sistema previsional.

8. Privatización del mar, se supone, obviamente, el Mar Argentino, desvarío propugnado por uno de sus principales referentes, Benegas Lynch.

9. Venta de órganos, que repugna cualquier sentimiento ético y moral.

10. Renuncia de la paternidad, propugnado por una diputada ya electa.

11. Educación financiada con vouchers, que implica que el presupuesto educativo se dividirá por el total de alumnos, recibiendo un bono que se entregará al establecimiento educativo elegido. Prevalecerán las estrategias promocionales, en una primera etapa priorizadas por establecimientos privados. Podrán cerrar escuelas y universidades, cesantía de los docentes “innecesarios” que no logren financiación.

12. Desregulación del mercado de armas, quizás al estilo de USA.

13. Suspender relaciones con el Vaticano, según propugna Benegas Lynch, en línea con las descalificaciones de Milei contra el papa Francisco.

14. Negacionistas del cambio climático

15. Negacionistas de los delitos de lesa humanidad.

16. Descalificación de líderes prestigiosos, como Yrigoyen y Alfonsín y rechazo del radicalismo.

17. Antiperonismo, haciendo hincapié en el kirchnerismo, una de sus vertientes.

18. Anticasta política, desdibujado por los acuerdos con Bullrich y Macri y el ingreso de sus exfuncionarios.

Milei en forma inmediata ha recibido el apoyo de Patricia Bullrich, provocando el rechazo de políticos ya electos de su partido. Cuesta entender cómo, luego de insultar groseramente a Bullrich, requirió su apoyo y como Bullrich, agredida, aceptó apoyarlo. Casi podría percibirse una situación de perversión moral, en un marco de expectativas de que todo será perdonado y, en consecuencia, todo afrenta e insulto estarían cínicamente permitidos.

El principal problema que enfrenta Massa es la persistencia de la inflación. Frente a ello ha propuesto un presupuesto con superávit fiscal y un plan antiinflacionario que contaría con el relevante apoyo de Lavagna. El déficit fiscal surge por ingresos insuficientes y/o gastos excesivos. En ingresos, el problema es la evasión. Se han desbaratado espectacularmente varias maniobras en las últimas semanas y el Poder Ejecutivo envió al Congreso un proyecto para blanqueo de capitales antes de profundizar el intercambio de información con los organismos extranjeros, que permita detectar fondos evadidos. En gastos, la presentación del presupuesto por primera vez ha establecido en un apartado los subsidios a distintos sectores económicos, para ser reevaluados. Obviamente algunos se mantendrán, pero probablemente se eliminen los que han ido permaneciendo por la inercia administrativa. Tener un excedente, con el ajuste de ingresos y egresos es la única forma de disminuir la deuda, aun en un marco de crecimiento.

Massa enfatiza la necesidad de un gobierno de unión nacional, incorporando aportes de distintos partidos, unido a un marco de diálogo y de consenso. Esa integración, junto con la participación de los sectores empresarios y trabajadores, es un requisito imprescindible en esta crucial encrucijada en que se encuentra el país.

Junto con estas expectativas, surgen algunos factores concretos trascendentes, como la construcción, en tiempo récord, del gasoducto troncal, que reducirá sustancialmente las importaciones de gas e incluso permitirá exportar. Además, crecientes exportaciones mineras y cierto avance de la industria, dejando atrás los efectos del Covid y de la guerra en Ucrania y, sobre todo, las cosechas de cereales previstas en 2024, luego de la tremenda sequía de este año.

Hay que optar entre incoherencias seguras y expectativas de probable concreción, apoyadas en algunas realidades trascendentes.

* El autor es Profesor Emérito UNCuyo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA