La internet de Elon Musk llegó a una de las tribus más remotas y sus miembros se hicieron adictos al porno

Se trata de una comunidad que vive en el interior de la amazonía. Recibió 20 antenas Starlink y la tecnología cambió por completo sus vidas.

Internet de Elon Musk llegó a una tribu del Amazonas y parte de sus miembros se hicieron adictos al porno. Foto The New York Time
Internet de Elon Musk llegó a una tribu del Amazonas y parte de sus miembros se hicieron adictos al porno. Foto The New York Time

Marubo es una tribu ubicada en remotas zonas de la amazonía brasileña y que desde septiembre del año pasado están conectados a internet a través del servicio provisto por Starlink, la empresa del magnate Elon Musk. Los Marubo mantienen muchas conductas que pueden parecer llamativas para las sociedades occidentales actuales, como no darse besos en público.

Sin embargo, con la irrupción de internet en la vida cotidiana varias cosas cambiaron de forma drástica y una de ellas es la adicción a la pornografía que están desarrollando muchos miembros de la comunidad.

Así lo detalló Alfredo Marubo, uno de los líderes de la tribu en la que todos se apellidan igual. “Todos están tan conectados que a veces ni siquiera hablan con su propia familia”, dijo detalló el líder local quien además marcó que los hombres jóvenes suelen compartir videos explícitos en chats grupales y que le preocupa “que quieran probar” el sexo representado en esos materiales y de formas “más agresivas”.

“Cuando llegó (internet) todos estaban felices. Pero ahora las cosas empeoraron”, admitió Tsainama, de 73 años. Igualmente después aclaró: “Pero por favor no nos saquen internet”.

No obstante, y más allá de los “vicios” que trajo internet, la conexión a la red sirvió para conseguir varios beneficios. Entre ellas está la posibilidad de contactar rápidamente a las autoridades en casos de emergencia, tan como lo señaló un integrante de la comunidad llamando Enoque, quien señaló que internet “ya ha salvado vidas”.

Por otro lado, muchos miembros suelen compartir recursos educativos con otras tribus y hablan con amigos y familiares que viven en zonas alejadas. Algunos adolescentes ganaron interés en viajar por el mundo o en desarrollarse como profesionales.

Cómo llegó internet a la tribu Marubo

Los Marubo descubrieron internet gracias a la empresaria Allyson Reneau, quien en septiembre del año pasado les donó 20 antenas de Starlink, la empresa de satélites de banda ancha, baja latencia y cobertura mundial de Elon Musk.

La gran mayoría de los 2.000 integrantes de Marubo nunca había experimentado la conexión a distancia y, evidentemente, descubrir esa posibilidad para algunos fue un shock. Muchos se adaptaron rápidamente, a tal punto que se convirtió en un hábito problemático, por lo que los líderes de la tribu limitaron la conexión: dos horas cada mañana, cinco a la tarde y todo el domingo.

En tanto, muchos miembros de la tribu adquirieron sus teléfonos gracias a cheques de asistencia social otorgados por el Gobierno con el objetivo de que puedan sacar fotos y comunicarse a la distancia.

Su territorio, el Valle de Javari, es uno de los lugares más remotos del planeta. Es una selva tropical del tamaño de Portugal en la que 19 de las 26 tribus viven en pleno aislamiento.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA