Biden, acorralado por las encuestas, culpa a Putin por la inflación en EE.UU.

Vladimir Putin y Joe Biden, presidentes de Rusia y EE.UU. respectivamente.
Vladimir Putin y Joe Biden, presidentes de Rusia y EE.UU. respectivamente.

El presidente de Estados Unidos aseguró que junto con la COVID-19, la invasión del presidente ruso a Ucrania incrementó los precios de la gasolina y los alimentos en el mundo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, responsabilizó directamente a su homólogo ruso, Vladímir Putin, por el incremento en el mes de marzo de la inflación en su país, según lo dijo a través de las redes sociales este miércoles 20 de abril. En el perfil oficial del mandatario en Twitter, POTUS, Biden aseguró que el “aumento de precios” es debido a la guerra de Putin contra Ucrania “y su efecto en los precios de la gasolina y la energía”.

“Sé que las familias todavía luchan con precios más altos. Crecí en una familia donde si subía el precio de la gasolina, lo sentíamos”, confesó Biden y agregó: “Seamos absolutamente claros acerca de por qué los precios son altos en este momento: la COVID y Vladímir Putin”. Biden afirmó que “la invasión de Putin de Ucrania ha hecho subir los precios de la gasolina y los alimentos en todo el mundo” y aseguró que está “haciendo todo lo posible” para reducir los incrementos. “Es por esto que autoricé la liberación de un millón de barriles diarios mientras trabajamos con los productores de petróleo de EE.UU. para aumentar la producción, y coordiné esta liberación con socios y aliados en el mundo”, explicó el mandatario estadounidense.

Así mismo, Biden dijo que pidió al Congreso que actúe de inmediato para “reducir el costo de las facturas de las familias de los servicios públicos, los medicamentos recetados y más, mientras reduce el déficit para disminuir la presión inflacionaria”. “Esto supondrá una gran diferencia para las familias”, argumentó Biden. Los precios del crudo subieron a su nivel más alto en casi 14 años, a principios de marzo, debido al aumento de la demanda mundial tras la pandemia y las preocupaciones por el suministro como consecuencia de la guerra en Ucrania.

La inflación anual al consumidor en EE.UU. se disparó al 8,5% en marzo, su nivel más alto desde diciembre de 1981, mientras que los precios al productor subieron un 11,2% en marzo, en comparación con el mismo mes del año pasado, su aumento anual más alto desde noviembre de 2010. El promedio nacional del combustible se situó en 4,318 dólares el galón (3,78 litros) de gasolina regular, el más alto desde 2008.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA