jueves 28 de enero de 2021

La exportación total fue de 395 millones de litros de vinos, representando el volumen más alto de los últimos 10 años. Foto: Pablo Lopez / Los Andes.
Fincas

Los números cerraron y 2020 terminó sorprendiendo

Las exportaciones totales de vinos crecieron 26,7% respecto de 2019, traccionadas por un aumento del 5,6% en fraccionados y el 60,1% en graneles.

La exportación total fue de 395 millones de litros de vinos, representando el volumen más alto de los últimos 10 años. Foto: Pablo Lopez / Los Andes.

Tras varios años de subas y bajas, 2020, el año de la pandemia, terminó con luz verde para la industria del vino. No es menor. El consumo aumentó y también lo hicieron las exportaciones. Podríamos decir que ahora, con los números en la mano, el sector puede festejar.

Según los datos que difundió el INV, las exportaciones totales de vinos crecieron 26,7% respecto de 2019, traccionadas por un aumento del 5,6% en fraccionados y el 60,1% en graneles.

Así se comercializaron 83 millones de litros más que el año anterior. La exportación total fue de 395 millones de litros de vinos, representando el volumen más alto de los últimos 10 años.

En tanto, si bien todavía no se conocen los números del mercado interno, lo cierto es que también van a cerrar en verde. Es más, algunos se animan a vaticinar un crecimiento en todas las categorías. Habrá que esperar hasta el fin de este mes para conocer qué sucedió en el negocio.

¿Cuánto le llegó a los productores? También 2020 permitió recuperar algo de lo perdido. ¿Alcanzó? Las respuestas en el primer eslabón de la cadena son dispares pero los números publicados en la Bolsa de Comercio de Mendoza, dan alguna idea de la mejora alcanzada.

Cabe recordar que en enero de 2020 se comercializaba el tinto genérico a $ 8,57 el litro para el pago de contado. Para el comienzo de la cuarentena el precio ya había subido $ 1 con las misma condiciones. En julio ya había superado $ 10,88. A medida que el consumo de vino siguió subiendo, los precios continuaron su senda alcista. De hecho, hasta superaron los $ 20 el litro.

¿Qué se puede esperar para 2021?. En principio las estimaciones privadas hablan de 20 a 21 millones de quintales para esta cosecha. Pero esos números hay que tomarlos con pinzas. Recién conoceremos qué sucederá cuando el INV dé la primera estimación de cosecha prevista para febrero.

Entre tanto, ya los productores comienzan a hablar de la próxima vendimia: la mano de obra, probablemente sea uno de los desafíos a sortear. Muchos se adelantaron y ya tienen sus contratos de alquiler cerrados para levantar la cosecha de forma mecánica.

Por ahora, el sector está expectante. Habrá que esperar a las blancas de base para espumante para ver cómo se va armando el mercado de uvas.