La Nación destrabó los fondos para Lobesia y la provincia avanza en el combate

El Iscamen ya inició la campaña de combate contra la Lobesia con los fondos aportados por Mendoza.
El Iscamen ya inició la campaña de combate contra la Lobesia con los fondos aportados por Mendoza.

El gobierno nacional anunció ayer la transferencia de $ 660 millones para enfrentar la “polilla de la vid”. El Iscamen capacita a productores y prepara la logística, mientras avanzan las licitaciones.

Después de haber impuesto algunas trabas que generaron preocupación en el sector vitivinícola, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación confirmó ayer el envío de alrededor de $ 660 millones a Mendoza para combatir la Lobesia botrana. La noticia fue bien recibida a nivel local y dio pie para que el Iscamen inicie una nueva licitación de compras de feromonas, luego de los pedidos realizados con los fondos que aporta la Provincia ($ 835 millones).

Los cambios en la cartera de Economía habían frenado el envío de los fondos contra la Lobesia. A fines de junio, el entonces ministro Julián Domínguez (cuando todavía existía el Ministerio de Agricultura) había definido el envío de fondos, pero la asunción de Massa como “superministro” de Economía y el cambio de funcionarios frenó la transferencia hasta “revisar” el tema.

Para tener en cuenta la gravedad de la situación, se calcula que 45.000 de las de 150.000 hectáreas de viñas que hay en Mendoza tienen una alta presencia de polilla de la vid. De acuerdo a lo estimado, se necesitaban unos $ 2.000 millones para erradicar la plaga, pero se terminó acordando un aporte del Estado por un monto cercano a $ 1.500 millones, de manera de controlar a la Lobesia y erradicarla en algunas zonas. Otro aspecto alarmante era la fecha, ya que si no se licitaba a tiempo se perdía el momento ideal de combate.

El presidente del Instituto Nacional Vitivinícola (INV), Martín Hinojosa, fue quien dio ayer la buena nueva después de una reunión con funcionarios nacionales, tras la que se anunció la transferencia a Mendoza y San Juan por un total de $ 945 millones. “La Lobesia en sí no es una responsabilidad del INV, pero para mí es importante que los recursos de la Nación vengan a la vitivinicultura. En lo que pueda ayudar para que los fondos lleguen al sector, lo voy a hacer”, dijo Hinojosa a este medio.

El sábado, el senador provincial Martín Kerchner (exministro mendocino de Economía) le había pedido a Hinojosa que “deje de hacer campaña y se ocupe de su cargo”, en reclamo por los fondos faltantes. En respuesta, ayer el presidente del INV comentó: “Mi postura es gestionar, yo no discuto. Pretendo que los recursos del estado para la vitivinicultura argentina lleguen y se utilicen, para eso hay que gestionar. Quedarse en la crítica o la queja no es actuar”.

Combate contra la Lobesia

A la hora de consultar con funcionarios locales por la transferencia, desde el Iscamen (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza) comentaron que para ayer a las 18 horas aún no se había hecho efectivo el depósito, pero confiaban en que, como se hizo un anuncio oficial, el dinero impactaría en la cuenta a primera hora del jueves.

“No teníamos temor de que no llegara, porque era un compromiso de Julián Domínguez y sabíamos los pasos del expediente, que estaba aprobado. Había temor por los tiempos, eso sí, porque año tras año llegamos muy justos para realizar las actividades de la campaña”, afirmó Alejandro Molero, presidente del Iscamen. La compra de las feromonas de confusión sexual de la polilla implican licitaciones internacionales, que son más lentas que las licitaciones comunes.

En cuanto a los fondos, una ventaja que hacía confiar en la entrega de los recursos era que estaban contemplados dentro de un paquete general que incluía también a otras áreas del Senasa. Además, una parte de los fondos tiene como destino a San Juan (del mismo color político que del Gobierno nacional). Había muchos “condimentos” para que el dinero efectivamente llegara, aún cuando los nuevos funcionarios pidieran revisar el expediente.

Una campaña en marcha

Molero explicó que el trabajo contra la polilla esta temporada ya empezó de antemano, asegurando compras a los proveedores internacionales. Hay muy pocos proveedores de difusores de feromonas y proyectan su producción en base a pedidos previos con un año de antelación. “Si no te anticipás en pedir, no llegan, aunque tengas el dinero”, afirmó el presidente del Iscamen.

Además, como la provincia aporta la mayor parte de los fondos de la lucha, a inicios de agosto se publicó una primera licitación para comprar estos insumos y el 18 de agosto se realizará la apertura de sobres. Apenas impacten en la cuenta del Iscamen los fondos nacionales, se procederá a un nuevo llamado y 15 días después una nueva apertura para analizar las ofertas.

Por otro lado, a fines de julio comenzaron la capacitación de productores contra Lobesia y la logística de distribución, así el sistema está “aceitado” y en marcha para repartir los insumos. “La campaña es de contención y reducción en algunas áreas, pero no es la campaña óptima, que requería más fondos. La Nación solo comprometió $ 660 millones para Mendoza y la provincia salió al auxilio con $835 millones. Será una campaña moderada, no es de mínima ni de óptima”, concluyó Molero.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA