Yoga: el secreto para una conexión total

Reducir el estrés, mejorar la salud, practicar la calma y serenidad son varios de los motivos que llevan a la práctica del yoga.
Reducir el estrés, mejorar la salud, practicar la calma y serenidad son varios de los motivos que llevan a la práctica del yoga.

En la cultura actual -que implica estar siempre disponibles, con el celular en la mano y con muchas actividades- la práctica del yoga ofrece una visión holística para combatir la ansiedad. También sirve para reducir el estrés diario y así lograr una conexión personal.

El yoga es una disciplina originaria de India que, además de complejas y diferentes posturas corporales, comprende técnicas de respiración y meditación, con el fin de lograr el equilibrio entre cuerpo, mente y emociones. Por medio de éstas técnicas liberamos estrés, tensión de los músculos, y nos regalamos esa paz y conexión con uno mismo.

Si bien el yoga moderno ha crecido últimamente para incluir rutinas de ejercicios más dinámicas; éste es una práctica meditativa y holística más enfocada en la autoconciencia que en la quema de calorías.

Tiempo de desconexión del mundo externo para conectarse con el mundo interno.
Tiempo de desconexión del mundo externo para conectarse con el mundo interno.

Las enseñanzas filosóficas que forman la base de la práctica física se conocen como los Yoga Sutras. Estos nos motivan a adoptar conceptos como la no violencia (ahimsa) y la disciplina (tapas), no únicamente en las posturas, sino también en nuestras acciones, palabras y pensamientos, fomentando de esa manera un acercamiento a nosotros mismos y al mundo que nos rodea con cuidado y bondad.

Las asanas benefician al sistema endocrino, respiratorio, circulatorio, nervioso y digestivo. Cada postura estimula y favorece cada zona. Con solo unos meses de práctica, empiezas a sentir que la integración cuerpo-mente fluye de una manera más natural; tus pensamientos y atención están listos para avanzar un poco más.

Los beneficios del yoga

- Reducir el estrés y la ansiedad

Su practica ayuda a disminuir la hormona del estrés, el cortisol, y a generar endorfinas (hormonas que aportan bienestar), por lo que es una buena práctica para reducir el estrés. Al poner el foco en el aquí y el ahora, logras mayor conciencia de tu presente, la mente se serena y desvía las preocupaciones y voces internas que la ponen en tensión y la agotan. Tomarse un recreo para explorar el interior nunca está de mas.

- Aumentar tu concentración

Con tan solo una sesión de 20 minutos de yoga al día, el nivel de concentración de una persona aumenta considerablemente. También aportará mayor coordinación, tiempo de reacción y memoria.

Postura de la cobra: favorece a los ovarios y estabiliza los ciclos menstruales.
Postura de la cobra: favorece a los ovarios y estabiliza los ciclos menstruales.

- Dormir mejor

Las preocupaciones, nervios o estrés pueden ocasionarnos problemas para dormir o insomnio. El yoga consigue elevar los niveles de serotonina, que nos relajan y nos permiten controlar el estrés, facilitando el sueño. Un estudio realizado para la investigación del Yoga Swami Vivekananda concluyó en que la práctica de yoga puede incrementar el número de horas de sueño hasta 1 hora más (promedio por noche).

- Fuerza, equilibrio y flexibilidad

Tener un cuerpo fuerte y flexible, además de músculos tonificados, es otros de los beneficios del yoga. Además, esta disciplina también fortalece los huesos, y como toda actividad física, protege el corazón.

La flexibilidad es clave para practicar Yoga, pero no esencial, ésta se va desarrollando con el tiempo. Con su practica poco a poco los músculos tenderán a estirarse y las articulaciones tendrán más elasticidad. Lo único que se requiere para adquirir flexibilidad es paciencia y mucha práctica.

Las asanas equilibran el cuerpo a través del equilibrio, la elasticidad y la resistencia. Controlando el cuerpo, podremos controlar la mente.
Las asanas equilibran el cuerpo a través del equilibrio, la elasticidad y la resistencia. Controlando el cuerpo, podremos controlar la mente.

- Mejora la salud

Las posturas del yoga masajean los órganos de tu cuerpo, y sumado a las técnicas de respiración y meditación, te ayudan a mejorar el sistema inmunológico. Ya que se logra un equilibrio endocrino, circulatorio y nervioso en todo nuestro cuerpo.

Las asanas estáticas potencian las funciones mentales y equilibran las emociones.
Las asanas estáticas potencian las funciones mentales y equilibran las emociones.

El yoga nos ayuda a descontracturar, soltar, flexibilizar y armonizar todos los aspectos de nuestro cuerpo. “Dedicar al menos una hora para hacer yoga, algunos días de la semana, es la inversión necesaria para alcanzar la salud física y emocional que el hombre busca” Yug Yoga.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA