martes 1 de diciembre de 2020

Bella y fascinante, la película cuenta una historia de amor que trasciende la lógica
Espectáculos

Profunda y bella, Atlantique es una propuesta que cuenta más de lo que muestra

La película de origen senegalés se posiciona entre las rarezas de Netflix, como un diamante inexplorado. Por los giros inesperados de la historia, la recomendación es no decepcionarse antes de tiempo, y quedarse a verla hasta el final

Bella y fascinante, la película cuenta una historia de amor que trasciende la lógica

Excelente, exquisita, sensible y llena de contrastes. Por momentos irregular y sorpresiva. Una historia de amor, estratos sociales, explotación laboral, tragedia de emigrantes, investigación policial y más. Nunca pierde el rumbo y reivindica el lugar de una nueva generación de mujeres que no están dispuestas a someterse a las tradiciones ancestrales de su nación. Un lujito para mentes abiertas.

La película comienza en una obra en construcción, con el trajín de los trabajadores y con un imponente edificio espejado, curvo y elegante al estilo Dubai, que será el omnipresente testigo de toda la historia, como un gigante perdido en una tierra desolada. En esta primera escena, mientras los obreros trabajan, pasan por delante de la obra y del imponente edificio vidriado, una caravana de vacas flacas, una de las muchas metáforas que utilizará la directora del film Mati Diop para señalar los contrastes de la sociedad senegalesa.

De inmediato se presenta el conflicto: los trabajadores de la construcción no han cobrado en tres meses y se apersonan en la oficina del capataz de la obra para reclamar su dinero. Tras algunas negociaciones, se retiran sin éxito, montados en una camioneta que los llevará de regreso a sus hogares luego de haber terminado su jornada de trabajo.

El protagonista y voz cantante del grupo de obreros es Souleiman, un joven enamorado de Ada con quien se encuentra a escondidas porque ella está comprometida -por un arreglo matrimonial que hicieron sus padres- con un adinerado muchacho a quien no ama.

Ada también es pobre, y vive en los barrios bajos de la ciudad, en una casa derruida, a la que llega atravesando un laberinto de calles de tierra. Allí la espera una amiga para aconsejarle que no se siga viendo con el joven Souleiman, ya que en pocos días contraerá matrimonio y si la familia se entera, será repudiada y desterrada. Ada le responde que solo lo verá una vez más, esa noche, para despedirse. A partir de allí comienza la historia con desencuentros que calan hondo por los desgraciados hechos que ocurren a continuación. La película continúa ya planteado el drama, cuando en un momento dado el ingreso de ciertos personajes descoloca al espectador y da a pensar que puede variar el rumbo de la historia, hacia puertos menos felices. Pero cuando podría comenzar a sentirse estafado, rápidamente retoma la trama principal a la par de las otras, trenzando una historia mucho más rica en la que además de los contrastes, están los mitos y leyendas regionales, ocurriendo todo en simultáneo.

La hermosa Mame Bineta Sane, interpreta a Ada, una joven comprometida por acuerdo de familias

El tercer personaje implícito es el incansable Océano Atlántico, tanto protagonista como testigo de la historia que se desarrolla, en gran parte, a sus orillas.

Diop filma el océano a distintas horas, en las que la luz solar va iridisciendo el reflejo del mar, por momentos calmo, misterioso, perturbador. A la vez que vemos de fondo el imponente -pero aparentemente abandonado- edificio vidriado que por las noches destella una luz desde su último piso, anunciando su presencia muda.

La noche previa al casamiento de Ada se produce un hecho inexplicable: un incendio en la cama matrimonial que inicia una investigación policial, dándole un nuevo giro a la historia central, sin perder las riendas de las demás historias paralelas.

En coincidencia con la periodista Mercedes Halfon, la película tiene una mirada particularmente calma y dulce acerca de la vida y las desgracias que la atraviesan, lo que la convierte en una joyita difícil de encasillar.

Sostiene Halfon: “Con una textura rústica de impronta realista se inicia este filme, el primer largometraje de ficción de la directora franco-senegalesa Mati Diop, una excepción a la regla, una película que es casi un milagro que esté en esa plataforma”.

Babacar Sylla es Souleiman, un obrero de la construcción que inicia un viaje en busca de una vida mejor

La directora Mati Diop tiene carrera como actriz y como directora de cortometrajes. De hecho esta película está inspirada en un corto suyo anterior, también llamado Atlantique.

Como actriz protagonizó películas de la directora francesa Claire Denis, en tanto como directora intenta siempre reflejar la dura situación por la que atraviesan los senegaleses que se quedan en su país, y también los que emigran.

Cautivante, extraña e indefinible como el océano, Atlantique es un film que conviene describir como una historia de amor, sin ahondar en las demás historias para no cometer la imprudencia de adelantar lo mágico que subyace en la trama.

Se estrenó en 2019 y ese mismo año ganó el Gran Premio del Jurado, en el Festival de Cannes; el premio Mejor ópera prima, del Círculo de Críticos de Nueva York; el premio Mejores películas extranjeras del año, en el National Board of Review (NBR); y obtuvo nominaciones al Premio Discovery, del Cine Europeo; Mejor película de habla no inglesa, de los Critics Choice Awards; Mejor director novel, de la Asociación de Críticos de Chicago; Mejor película internacional, de los Satellite Awards; Mejor nuevo director, del Sindicato de Directores (DGA) y 3 nominaciones que incluyen Mejor ópera prima y Actriz revelación, de los Premios César.

Atlantique. 2019. Senegal. Dirigida por: Mati Diop. Guión: Mati Diop, Olivier Demangel. Música: Fatima Al Qadiri. Fotografía: Claire Mathon. Reparto: Ibrahima Mbaye, Abdou Balde, Aminata Kane, Mbow, Traore, Mame Bineta Sane, Diankou Sembene, Nicole Sougou, Babacar Sylla. Género: Drama. Fantástico. Romance. Drama social. Drama romántico. Inmigración. Fantasmas. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Muy buena.