Orlando Pelichotti: “Creo en el arte al alcance de todos”

ENTREVISTA. El fotoperiodista de Los Andes y artista fue el único argentino seleccionado por la Bienal del Sur, uno de los grandes encuentros de arte de Hispanoamérica.

Instantes de la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia. Museo de Bellas Artes en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, junto a Orlando Pelichotti

Foto gentileza Javier Campos
Instantes de la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia. Museo de Bellas Artes en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, junto a Orlando Pelichotti Foto gentileza Javier Campos

Inquieto, polifacético y apasionado. También, dado a la colaboración y a la experimentación. Orlando Pelichotti encaja en esta descripción y cualquiera que lo haya conocido o tratado puede dar cuenta de esto. El artista y fotógrafo de Los Andes lleva décadas canalizando ese carácter tanto en sus imágenes periodísticas como en todas las diversas variantes expresivas con las que se anima a desarrollar su arte

.

Ahora, “el Peli” (tal como lo conocen sus más cercanos) viene de un nuevo viaje de los tantos que realiza año a año para mostrar su obra o desarrollar alguna nueva. Esta vez, la travesía lo llevó por Venezuela, país adonde llegó como el único argentino seleccionado por la Bienal del Sur. El también licenciado en Artes se trajo de allí no sólo ese honor, sino también una cosecha cultural que es la que comparte en esta charla con Estilo.

–Estás recién llegado de un encuentro de arte que parece fue enriquecedor. ¿Cómo fue tu experiencia en Venezuela?

– A la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia, que se desarrolla en la República Bolivariana de Venezuela, llegué postulando las obras “Secretos de otoño” y “Xumec”. Son dos proyectos en los que, a partir de un concepto, se concretaban en forma colectiva. Estas propuestas fueron evaluadas por el comité curatorial interdisciplinario (formado por Élida Salazar, Leonor Basalo, Edgar Cruz Evelio Salcedo, Raúl Chacón, Miguel A. Baloa, Obed Delfín), y luego vino la selección. Fui el único artista de Argentina que participó en el evento. Viajé dos semanas a ese país para desarrollar estos murales en espacios públicos y en el museo de Bellas Artes en Caracas.

Instantes de la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia. Museo de Bellas Artes en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, junto a Orlando Pelichotti

Foto gentileza Jesús Vargas
Instantes de la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia. Museo de Bellas Artes en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, junto a Orlando Pelichotti Foto gentileza Jesús Vargas

–¿Y en qué consisten esas obras?

–”Secretos de otoño” es un proyecto visual de “land art” (“arte de la tierra”), del que participaron 160 personas de 22 países diferentes por medio de mis redes sociales. Busca la toma de conciencia y la sensibilización hacia el cambio climático y sus consecuencias. El desarrollo de este proyecto me llevó tres años desde que recolecté las primeras hojas de los árboles, cuando caen en otoño, hasta perpetuar con una antigua máquina de escribir en la materia vegetal los mensajes, en nueve idiomas diferentes, que me enviaron los participantes. En una etapa posterior comencé con el registro fotográfico de la naturaleza, y por último, como en mis tiempos de laboratorista fotográfico, la transferencia de las imágenes sobre papel reciclado, reutilizando planos de piezas microscópicas, de más de 60 años, que encontramos en una antigua fábrica en Biel, Suiza. La obra, de 14 metros de largo, se expuso en forma de mural en los municipios de Girardot y Santos Michelena del estado Aragua.

Instantes de la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia. Museo de Bellas Artes en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, junto a Orlando Pelichotti,  El ministro de Cultura de Venezuela Ernesto Villegas Poljak,  la Viceministra de las Artes de la Imagen Mary Pemjean, al director general de Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio Iartesven Iartes (IARTES), Prof. Zacarías García

Foto gentileza Jesús Vargas
Instantes de la V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia. Museo de Bellas Artes en Caracas, República Bolivariana de Venezuela, junto a Orlando Pelichotti, El ministro de Cultura de Venezuela Ernesto Villegas Poljak, la Viceministra de las Artes de la Imagen Mary Pemjean, al director general de Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio Iartesven Iartes (IARTES), Prof. Zacarías García Foto gentileza Jesús Vargas

–¿Y “Xumec”?

–Es otro proyecto colectivo del que participaron casi 200 personas de distintos países, que intervinieron en forma directa sobre una obra de mi autoría. Estos registros los transferí en forma artesanal sobre partituras de 100 años que encontré en la Ciudad del Vaticano, y que finalmente presenté en un gran mural en la Sala de Experimentación del Museo de Bellas Artes, en Caracas. Allí se conserva la mayor colección de Pablo Picasso en Sudamérica, y entre otros maestros, también tienen obras del mendocino Julio Le Parc.

–Es habitual verte viajar con tu arte, y también con tu docencia, a diversos lugares del mundo, especialmente de Hispanoamérica. ¿Qué te lleva a hacer esa tarea?

–Trabajo de manera sistemática en siete proyectos visuales a la vez, pero con especial atención de un día a la semana para cada uno. Esto me permite jugar, desarrollar y también seleccionar los conceptos que busco compartir con la propuesta. El dictar un taller o clases en medio del desierto en Marruecos o desarrollar una instalación de land art en la Amazonia, brasileña, o en Jáchal, San Juan, y generar impacto son los objetivos principales a cumplir. Caminar por otras ciudades, conocer la realidad de tanta gente, me alimentan y me permiten aprender de una manera libre.

–Por tu formación y por tu oficio diario sos artista plástico y fotógrafo periodístico. ¿Cómo se combinan en vos esas pasiones?

–El año que viene cumpliré 30 años como reportero gráfico, y 32 desde que realicé mi primera exposición individual en Córdoba. Son pasiones que me permitieron recorrer más de 26 países. Tienen puntos de contacto, pero no he logrado combinarlas, aunque no descarto que pueda pasar, porque ambas trabajan sobre la percepción del instante.

–Trabajar de manera colectiva y con “land art”, ¿tiene que ver con tu gusto por la experimentación o adaptás la expresión a lo que querés transmitir?

–En esos siete proyectos, (casi todos nacieron en el Zonda, San Juan), cuatro son colectivos y tienen la finalidad de ser expositivos, pero en los otros trabajos mi obra personal (en la actualidad óleo sobre lienzo), que es la que llegó a galerías de otros países o se expone en museos. En general, en lo colectivo recibo la aceptación de mucha gente, porque es más lúdica y la hago intervenir constantemente. Gracias al Ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, la experiencia de mi obra en la V Bienal del Sur recorrió varios estados de Venezuela. En el caso del land art, es un cable a tierra. Es el “permitido” que me regalo, porque me gusta la experimentación con la naturaleza; algo que comparto con otros colegas. En Caracas, con el permiso de Mary Pemjean (viceministra de Artes de la Imagen), pudimos desarrollar la obra “Sol andino”, junto a Carla Salcedo, Aidana María Rico Chávez y Jesús Pernía, a partir de cañas, bambúes y recortes que fuimos encontrando en los jardines del Museo de Bellas Artes. En invierno trabajé con el Ice Art en alta montaña, para presentar en la Bienal de Andorra, junto a dos artistas españolas.

–¿Te interesa ser un vehículo de un mensaje en tus obras o confías en que la estética es un mensaje por sí mismo?

–En mis obras lo estético muchas veces parece pasar a un segundo plano, frente a una línea desde lo conceptual que es más fuerte. Trato de no apoyarme en textos explicativos, dado que los mensajes deben ser claros y de fácil entendimiento social. Creo en el arte al alcance de todos.

–Para terminar, ¿cómo te describirías a vos mismo si tuvieras que presentarte a un desconocido que quiera saber sobre tu trayectoria?

–La fotografía rescata el valor del instante y por eso imaginar una trayectoria es también imaginar una acumulación de esos instantes. Si me presento, lo hago por mi nombre, digo que soy sanjuanino, y después…

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA