Una transición compleja y llena de urgencias

Los cuidados en la designación de colaboradores del nuevo presidente de la Nación serán fundamentales para la credibilidad que necesita el nuevo gobierno puertas adentro y afuera del país.

Javier Milei  Ramiro Marra y Victoria Villarruel Foto Federico Lopez Claro
Javier Milei Ramiro Marra y Victoria Villarruel Foto Federico Lopez Claro

El domingo pasado los argentinos se expresaron mayoritariamente por un urgente cambio de políticas públicas luego de transitar un camino extenso de frustraciones en lo económico y social.

Ese cambio incluye, sin ninguna duda, el deseo de que nuevas propuestas comiencen a ponerse en práctica ante el claro fracaso de políticas reiteradas que, aunque con distintos enfoques o matices, nunca lograron colmar expectativas.

El contundente resultado electoral del domingo demostró que una amplia mayoría de argentinos optó por un cambio drástico del rumbo económico al margen de ideologías o lineamientos tradicionales.

Una expectativa de soluciones, aunque sea a mediano plazo, es lo que anhela la mayor parte de nuestra sociedad.

En ese contexto, queda en evidencia que la propuesta renovadora que encabezó el hoy presidente electo Javier Milei fue la que atrapó a la mayor parte de la población en todos sus ámbitos y estratos.

A no dudarlo, un caso emblemático en sí mismo.

El triunfo en 21 provincias es elocuente.

Superado el comicio, el ritmo febril que se observó en la semana en los ámbitos cercanos al presidente electo confirma las urgencias que enfrenta el país y, por lo tanto, la enorme responsabilidad en la toma de decisiones que tendrá el nuevo gobierno desde el mismo momento de su habilitación constitucional.

Los cuidados en la designación de colaboradores del nuevo presidente de la Nación serán fundamentales para la credibilidad que necesita el nuevo gobierno puertas adentro y afuera del país.

Por otra parte, el ritmo de la transición iniciada entre las autoridades salientes y futuras parece confirmar que el panorama a encarar desde el 10 de diciembre por el nuevo elenco gubernamental demandará medidas rápidas.

Y también quedó en evidencia que ha sido escaso el aporte del actual gobierno a la hora de aportar datos para dicha transición.

Probablemente, muy poco para mostrar.

Los paliativos económicos que dispuso el ministro y candidato en los meses finales de la campaña, a costa de mayor déficit, no alcanzaron a repercutir en los escuálidos bolsillos de millones de argentinos.

Como señalamos en este mismo espacio en la edición del miércoles 22, fue muy criticable la actitud del candidato del oficialismo, Sergio Massa, cuando al hablar para reconocer su derrota en las urnas señaló: “La responsabilidad de mañana de transmitir certeza es del presidente electo”. Eso originó, y justificó, la rápida y oportuna respuesta del presidente electo, Javier Milei, al pronunciar su primer discurso post electoral.

Les demandó a los integrantes del gobierno, que recién dejará el poder el 10 de diciembre, que “se hagan cargo de su responsabilidad hasta el final del mandato”.

Es lo que corresponde en toda transición, sea corta o extensa, aquí y en cualquier país democrático del mundo.

Virtualmente, caída la normal transición entre el que se va y el que llega, los “eternos” 14 días que restan para el recambio presidencial probablemente demanden de las autoridades electas el ajuste y anuncio anticipado de más medidas que serán necesarias para que el camino hacia la recuperación que necesitan los argentinos sea lo más llevadero posible.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA