De Mendiguren y Sica sacudieron la paz empresaria en Idea y se trenzaron por la apertura

El panel más "caliente" del Coloquio de Idea, donde estuvieron De Mendiguren y Sica. (Prensa Idea)
El panel más "caliente" del Coloquio de Idea, donde estuvieron De Mendiguren y Sica. (Prensa Idea)

Los ejecutivos de las grandes compañías pidieron unificar los tipos de cambio y podar la cantidad de trabas que existen para exportar e importar. Ello disparó un intenso cruce entre el actual titular de Industria y el antecesor en el cargo durante el macrismo.

La “paz” discursiva con la que las grandes empresas argentinas encararon la edición 2022 del Coloquio de Idea se rompió con un respetuoso aunque intenso cruce entre un funcionario del Gobierno nacional y otro que ocupó un cargo relevante durante la administración de Mauricio Macri.

La polémica tuvo como protagonistas al secretario de Industria, José Ignacio de Mendiguren, y a su antecesor en el cargo (aunque en aquel momento esa cartera era un ministerio), Dante Sica. Una cordobesa del sector manisero, Ivana Cavigliaso, fue inesperada testigo en la primera fila al ser parte también de ese debate.

Bajo el lema “Ceder para crecer”, eslogan que generó distintos posicionamiento en los participantes del evento, la deliberación de los más altos ejecutivos de las principales compañías argentinas se encaminaba a evitar los reiterados planteos en materia de impuestos, sistema laboral o el fuerte cepo a las importaciones y al dólar.

A esa impronta la cultivó el presidente de este Coloquio, Daniel Herrero, extitular de Toyota, un hombre que continúa ligado con la automotriz japonesa y que, según confesó luego el secretario general del Sindicato de Mecánicos, Ricardo Pignanelli, fue clave para anudar inversiones en la planta de Zárate a partir de un acuerdo laboral con el gremio. Eso fue motivo de otro panel titulado “Empleo: las propuestas”.

El intercambio tuvo como prefacio una votación virtual de todo el auditorio –Idea congrega a CEO de la industria, el comercio, los servicios y el agro– donde se pronunciaron por la necesidad de unificar los más de 15 tipos de cambio existentes en la Argentina. Ese fue la única demanda conjunta.

Cruce De Mendiguren-Sica

Al primer “palo” fuerte lo tiró De Mendiguren quien el miércoles, apenas llegado a Idea, había señalado que quienes debían ceder eran los empresarios. “A una empresa como Arcor alguien puede pedirle más profesionalidad y más valor agregado, y casi la fundimos”, disparó De Mendiguren, en lo que sonó como una chicana hacia Sica. También valoró el fuerte crecimiento de la industria automotriz por los acuerdos alcanzados entre los sectores.

Pero Sica le replicó que el modelo de producción automotriz “cambió cuando el Gobierno anterior puso un sistema muy importante como fue la aduana de factoría” en las terminales, esquema al que las autopartistas le guardaban recelo. “Terminó generando que la industria nuestra, en lugar de ser para el mercado interno, empezó a tomar decisiones de internacionalización”, recalcó.

La semana pasada, De Mendiguren fue uno de los oradores en la 14ª edición del Coloquio UIC. (Gentileza UIC)
La semana pasada, De Mendiguren fue uno de los oradores en la 14ª edición del Coloquio UIC. (Gentileza UIC)

Cavigliaso, presidenta de la Cámara del Maní, seguía enfocada en la temática de la inserción en el mundo. Pidió “reglas claras y un proyecto de país a largo plazo. Y ni hablar de un tipo de cambio más competitivo porque eso lleva a una rentabilidad muy pequeña. Cuando salimos a buscar campos y competir con la soja, se nos complica con los alquileres”, explicó.

Recordó que 25 años atrás el maní sólo se vendía para hacer aceite y hoy llega a todas las góndolas del mundo. “Necesitamos infraestructura, maquinaria, tecnología, y para eso necesitamos financiamiento”, remarcó.

Pero, Claudio Rodríguez, directivo de la fabricante de pintura Sinteplast, le puso pimienta a la discusión cuando comentó que cada día “hay que llenar más papeles, llenar más informes, cada uno de los que exporta debe sentirse un ladrón”. Fue insistente en el reclamo: “Nos tratan como si fuéramos defraudadores. El sistema está errado”.

A partir de ese instante, De Mendiguren (a quien el empresariado le atribuye escaso peso en la gestión del massismo) y Sica se trenzaron en cruce intenso. Éste puntualizó que el país “una estructura completamente defensiva, genera excesivas barreras” para el intercambio comercial con el mundo. “Las pymes no pueden trabajar así”, recalcó.

Dante Sica en el semiario El Comercio y el Contexto Económico-Político 2022 organizado por la Cámara de Comercio de Córdoba
Dante Sica en el semiario El Comercio y el Contexto Económico-Político 2022 organizado por la Cámara de Comercio de Córdoba

“Somos una economía cerrada sobre la base de lo que ha sido el posicionamiento y la agenda en función a lo que los sectores menos competitivos han impuesto”, reforzó. Y dijo que ni siquiera la Unión Industrial Argentina (UIA) se ha puesto de acuerdo en esto porque entre los sectores que están por la apertura y quienes quieren una economía cerrada “se neutralizan”.

Entonces, De Mendiguren le respondió a Rodríguez. “No es así tanto lo que vos decís″. “Hoy la Argentina está mejor que en el período 2016-2019. Hay una fórmula que mide la apertura de la economía. El país tiene el 33%. El promedio del gobierno anterior fue de 28%”, graficó.

Luego lo hincó a Sica: “Vos sabés que manejar el PowerPoint no es lo mismo que sentarse en la función pública. Estuviste en el gabinete del mejor equipo de los últimos 50 años. Sacaron el cepo, pusieron el cepo; iban a terminar con la inflación, volvió la inflación. Subieron tarifas, congelaron tarifas”, le reclamó. Y esgrimió más argumentos a favor de una apertura limitada de la economía: “No puede jugar al tenis con una paleta de padle”, dijo.

Pero Sica lo cruzó: “Creer que una economía con cepo y regulaciones puede servir para crecer es agraviar el pensamiento de todos los que estamos acá”, refutó y levantó un aplauso de los asistentes.

De Mendiguren es uno de los pocos funcionarios que participan del Coloquio que será cerrado esta tarde por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, aunque con escasas expectativas en obtener anuncios o definiciones de parte de los ejecutivos que llegaron hasta la costa.

Sí están los gremialistas Pignanelli y Gerardo Martínez (Uocra) quienes no cerraron la puerta a una eventual reforma laboral, similar a la que rige en ambas actividades.

En ese sentido, el líder de los mecánicos dijo que debe estar condicionada a las necesidades de las partes y solamente a los nuevos futuros empleos. “Si tenemos un problema, hay que analizarlo y solucionarlo, como decía JP, que no era el JP Morgan”, ironizó en alusión al expresidente Juan Perón.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA