Soledad Silveyra contó como cambió su vida tras sufrir un ACV

Solita pudo recuperar se con rapidez y actualmente protagoniza Dos locas de remate, junto a Verónica Llinás.
Solita pudo recuperar se con rapidez y actualmente protagoniza Dos locas de remate, junto a Verónica Llinás.

La actriz decidió cambiar algunos hábitos que no eran favorables para su salud. Tuvo miedo, pero se encuentra mejor que nunca.

A principios de enero, Soledad Silveyra descubrió que había sufrido un ACV mientras se realizaba un estudio programado. Por precaución pasó unos días internada y aunque su cuadro generó preocupación entre sus fanáticos, ella misma reveló que se sentía bien.

“Tuve un ACV que no dejó secuelas, excepto los temblores”, reveló la destaca artista, que en ese momento no sabía que se recuperaría mucho más rápido de lo que pensaba. Y luego de varios meses de descanso en los que estuvo acompañada por su familiar, volvió a subirse a las tablas con Dos locas de remate, la comedia que protagoniza con Verónica Llinás, no sin antes cambiar su estilo de vida.

“Modifiqué varias cosas. Por un lado, dejé de manejar y vendí el auto con el que me trasladaba. Fue toda una gran decisión porque tener movilidad propia te da independencia, pero lo tuve que suplir”, contó en una entrevista con Diario Show.

Y agregó: “Felizmente no tuve otro episodio de salud de esas características y me encuentro, en la actualidad, muy bien. Por otra parte, el descanso y la medicación encontró los mejores resultados. Salí un lunes del sanatorio y al día siguiente, decidí deshacerme del auto, sobre todo, porque solía viajar con mis nietos”. Eso sí, como está tan feliz con su presente y recobró la independencia que tanto añoraba, no descarta comprarse otro auto para volver a trasladarse por su cuenta y volver a salir de paseo con sus nietos.

Soledad Silveyra y su recuerdo de la internación

Sobre los días que permaneció internada, “Solita” aseguró que no tuvo miedo pero se comprometió a mejorar todo lo que estuviera a su alcance. “El único inconveniente es que no se me pudo destapar plenamente la carótida y esto no deja de ser un motivo de cierta preocupación”, detalló. Y ese temor y las ganas de estar bien sirvieron como impulso para que dejara el cigarrillo, un vicio que la acompaña desde su adolescencia. ¡Bien por ella!

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA