jueves 6 de mayo de2021

Un spa en casa: cómo cuidar nuestras manos en cuarentena
Un spa en casa: cómo cuidar nuestras manos en cuarentena
Espectáculos

Un spa en casa: cómo cuidar nuestras manos en cuarentena

El uso constante de jabones, alcohol y otros desinfectantes afecta la piel de las manos más sensibles. Una guía sobre cómo cuidarlas.

  • lunes, 27 de abril de 2020
Un spa en casa: cómo cuidar nuestras manos en cuarentena
Un spa en casa: cómo cuidar nuestras manos en cuarentena

Es una realidad: el aumento en el uso de productos químicos como alcohol, desinfectantes y lavandina, son perjudiciales para nuestra piel. Si antes de la pandemia ya resultaban dañinos para nuestro cuerpo, el uso hoy de estos productos podría ser mucho peor.

Pero no hay que alarmarse, porque -como en todo- es solo cuestión de tomar precauciones. Con estos simples consejos podemos ayudar un poco a nuestra piel a sentir lo menos posible las consecuencias de la pandemia. 

Muchas dudas surgen al momento de seleccionar los productos para utilizar en nuestro cuidado personal. ¿Cremas sí o no? ¿Qué jabón debo usar? ¿Es recomendable el alcohol antes que el jabón? ¿Cómo debo limpiar mis uñas? ¿Puedo infectar mis cosas por no limpiarlas adecuadamente?

La piel, el órgano más importante

Si hablamos de cuidados frente a los químicos, la piel es la primera en la lista. Es la parte del cuerpo que está más expuesta a los productos que estamos utilizando para desinfectar y cuidar de nuestra salud, principalmente las manos.

La dermatóloga Vanesa Vélez (matrícula provincial 7897) recomendó unos cuidados que podemos realizar para ayudar a nuestra piel a estar más sana y fuerte. Podemos utilizar cremas hipoalergénicas, que no tengan perfume ni colorantes, o sino aceite de oliva o vaselina sólida.

No es necesario lavarse la cara con productos desinfectantes: basta con un poco de jabón de glicerina. Eso sí, siempre tener cuidado con los ojos. Es recomendable mantenerla limpia, pero evitar el uso de cremas y maquillaje.

En la noche, cuando sabemos que no vamos a salir, podemos hacer baños de leche para nutrir la piel. Colocamos dos litros de agua, media taza de leche líquida y una cucharada de aceite de oliva. Con las manos bien limpias previamente, las dejamos reposar durante 10 o 15 minutos, y sin enjuagarlas las secamos con una toalla.

Al salir de la casa, hay que tratar de tocar la menor cantidad de cosas posibles. También debemos llevar un poco de alcohol diluido al 70% y colocarlo constantemente en las manos. Cuando llegamos a nuestro hogar, hay que poner a lavar la ropa y evitar que entre en contacto con el resto (¡y obviamente lavarnos bien las manos!).

Es muy importante que antes de utilizar alcohol en gel nos aseguremos de tener las manos limpias. Siempre usar el jabón primero y luego el alcohol. En el caso de las uñas, es fundamental cepillarlas al momento de lavar las manos.

Nuestras mejores aliadas

Para las mujeres el cuidado de las uñas es fundamental. Para las que están acostumbradas a ir al manicurista y tener las uñas siempre listas, es difícil saber qué utilizar para cuidarlas, y a veces no es fácil mantenerlas fuertes como estaban.

Pero es algo natural que las uñas se debiliten si no utilizamos guantes para limpiar, si utilizamos una lima incorrecta, si están en constante contacto con líquidos... ¡y ni hablar de lo que hace el abuso de los productos de limpieza y desinfectantes!

Pero todo tiene solución, incluso sin asistir a una profesional que nos deje las manos perfectas. En este caso, consultamos a la manicurista Carla Implagliazzo, técnica en uñas y esculpidas, además de educadora en este ámbito, que contestó a todas nuestras dudas respecto al cuidado y tratamientos nutritivos.

-¿Cómo podemos mantener nuestras uñas fuertes?
-Hay varios puntos a tener en cuenta para tener las uñas sanas: usar guantes para realizar tareas en las que estemos en contacto con abundante agua y productos de limpieza;  utilizar una lima de gramaje suave para rebajar el largo de las uñas; mantener manos y uñas siempre hidratadas. Podés usar algunos fortalecedores existentes en el mercado. En caso de usar esmaltes de color oscuro, es necesario que previamente coloqués una base para evitar que la uña se pigmente.

Lo que no se debe hacer es no llevarse las manos a la boca, ya que la saliva macera la piel y las uñas haciéndolas propensas al quiebre. Tampoco lastimar la piel de alrededor de los dedos. Ni morder las uñas, o dejarlas demasiado cortas, para evitar infecciones. Y mucho menos usarlas como herramientas.

-¿Qué productos podemos utilizar que sean accesibles para conseguir en cuarentena?
-Podemos conseguir cremas hidratantes para manos y uñas. Otra opción es el aceite de oliva, que podemos usar para masajear las uñas. Incluso podemos agregar unas gotas de este aceite a la crema para manos que tengamos en casa.  Otros productos que podemos conseguir en el supermercado y que nos pueden servir son las limas de cartón muy suaves para la uña natural y cepillos para mantenerlas limpias.

-¿Cómo podemos retirar un tratamiento de manicura en caso de que no se pueda asistir a un service?
-Los técnicos de uñas nunca recomendamos que los recubrimientos sean retirados en casa. Lo ideal sería rebajar el largo con lima y dejar que la uña crezca con el producto hasta que no quede nada. Pero dadas las circunstancias de este momento, se pueden usar algunos quitaesmaltes (con acetona) que se venden en supermercados o farmacias.

¿Cómo? Se embebe un algodón con el producto, se coloca sobre la uña y se envuelve en papel aluminio. Transcurridos 15 minutos, se puede raspar suavemente la superficie de la uña con un palito de naranjo y repetir todo el proceso hasta que el recubrimiento salga por completo. Cabe destacar que algunos materiales de esculpido no se pueden remover con quitaesmalte.

-¿Cómo podemos limpiar nuestras uñas luego de volver de algún lugar público (súper, banco, etcétera)?
-Con un lavado de manos de por lo menos 30 segundos, donde uno de los pasos importantes sea frotar las uñas de una mano contra la palma de la otra. Además es importante utilizar un cepillo para limpiarlas también por debajo. Los infectólogos están recomendando no utilizar recubrimientos para uñas, ya que el virus se adhiere a estos materiales. Pero si no trabajás en el área de salud ni estás en contacto con muchas personas, es suficiente una buena higiene de manos para que puedas disfrutar tus uñas arregladas.