La DGE presentará un proyecto de ley de alfabetización como política pública en Mendoza

Su titular, José Thomas, anunció la intención de establecer el “Plan Estratégico de Alfabetización” en la provincia. La iniciativa se presentará en la Legislatura la semana entrante.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

La Dirección General de Escuelas (DGE) tiene todo listo para presentar su “Plan Estratégico de Alfabetización” como proyecto de ley en Mendoza. Así lo reveló el director general, José Thomas, en diálogo exclusivo con Los Andes. “Queremos consolidar como una política pública algo que funciona bien en Mendoza”, aseguró.

Si bien Thomas ya había anticipado la intención en una entrevista hace pocos meses, esta vez es un hecho que en los próximos días la DGE presentará el proyecto de ley. “Esta semana va a ser presentado en la Legislatura y ahí ya vendrán los mecanismos para que entre en estado parlamentario y nos citen las comisiones de educación a trabajar”, confirmó Thomas.

El funcionario explicó que se trata de un proyecto en el que las autoridades trabajan hace seis años en conjunto con el sistema. “Lo que vamos haciendo, básicamente, es consolidar una política pública de alfabetización. Queremos dejar establecido un plan estratégico de alfabetización en base a todo lo aprendido, y pensando hacia adelante en consolidar el camino, pero también en seguir aprendiendo”, manifestó.

Para el director general de escuelas, la alfabetización “es la base de todo” y así lo definió: “La entrada al derecho a la educación es el derecho a la alfabetización, es el primer paso. Si eso lo lográs hacer en tiempo y forma, todo lo demás funciona mucho mejor”. Por eso, “la idea es dejar un plan estratégico que tenga recursos económicos, pero también de horas y libros, que tenga formación docente, evaluación, que asegure que todos los chicos lleguen a los niveles esperados de fluidez y comprensión lectora en los primeros años”, amplió Thomas.

En el mismo sentido, agregó que en el ámbito educativo “se habla de un montón de cosas, de tecnología, la ESI (Educación Sexual Integral), alimentación saludable, cuidado del medio ambiente, matemática, pero no de alfabetización”. Y continuó: “No lo hacemos porque no tenemos analfabetos, pero hoy la diferencia no es si tenemos analfabetos o no. El camino es mucho más profundo: es aprender a leer y comprender en tiempo y en forma, y eso es en los primeros años de la educación primaria, no en cualquier momento”.

Asimismo, José Thomas manifestó que el Plan Estratégico de Alfabetización “es una respuesta a los buenos resultados de los últimos seis años”, aunque reconoció que “en el medio tuvimos una pandemia que nos bajó muchísimo el rendimiento”. Pese a ello, defendió “el método que Mendoza viene trabajando” con seguimientos nominales y políticas remediales, el cual “nos ha mostrado una gran mejora”, observó. “Si tenemos algo que ha funcionado y ha servido para los chicos de tercer grado postpandemia, evidentemente va a servir más todavía cuando no haya pandemia”, analizó el director.

Detalles más importantes

En charla exclusiva con este diario, José Thomas dio detalles del proyecto de ley de alfabetización y destacó los puntos más importantes. Mencionó que el plan asegura que los recursos específicos asignados para alfabetización no cambien, con la intención de que los objetivos se cumplan. “Habla de que la alfabetización sea una política educativa prioritaria porque hay veces que se le saca el foco”, sentenció.

El proyecto de ley incluye la difusión de cómo se desarrolle el Plan Estratégico de Alfabetización. “Es muy importante la rendición de cuentas todos los años de cómo va el plan, cómo avanza y cuáles son los resultados que tiene”, dijo Thomas.

En cuanto a las evaluaciones, el director general de escuelas confirmó que “habrá evaluaciones semestrales para los estudiantes en tercer y sexto grado para saber cómo están según los parámetros establecidos previamente”. Así, la DGE pretende que aquellos estudiantes que estén por debajo de los niveles “tengan seguimiento trimestral y políticas remediales para que rápidamente adquieran los aprendizajes que no han adquirido”, según reveló Thomas. “Eso es muy importante para garantizar el derecho a la alfabetización”, destacó.

Por último, “una de las cosas que establece el proyecto es que todo tenga base científica y de investigación”, agregó. En ese sentido, el titular de la DGE manifestó: “Todavía hay alguna tirantez en Argentina de cuestiones ideológicas de la metodología de cómo se aprende la lecto-escritura o la lectura mecánica y eso está resuelto ya por la ciencia, hay muchos estudios desde la neurociencia y la pedagogía de cómo estudian los chicos a leer”.

Como consecuencia, la ley pretende que el plan estratégico tenga “una profunda base en los avances científicos en la forma de adquirir la lecto-escritura”. “La ley no pone el plan, sino que manda a hacerlo y seguirlo”, añadió el titular de la DGE, e insistió con que su desarrollo deberá seguir los lineamientos de la ley. “Los avances de la neurociencia, científicos y de los investigadores tienen que ser aplicados y revisados todos los años, en un camino y un sentido. No podemos quedar afuera de la ciencia con los avances que ha habido en los últimos años en todo lo que tiene que ver con lecto-escritura”, remató el funcionario.

Trascendencia

“Para crear el proyecto ya hemos hablado con todo el sistema y lo venimos trabajando hace tiempo”, señaló Thomas pero no descartó que tenga modificaciones. “Entendemos y necesitamos que tenga un tratamiento no digo que rápido, porque es bueno que todos estén bien embebidos en el tema y si hay que hacerle correcciones, mejoras, aportes y debate que lo tenga porque es importante; pero sí que queremos buscar un consenso para que todos estemos de acuerdo en que esta política de alfabetización es la que quiere Mendoza para seguir para adelante”, explicó.

En sintonía, aseguró que en la DGE están “muy focalizados en que queremos que sea una política de Estado del consenso del sistema con la sociedad, que esto es lo más importante para la escuela como piso, como inicio”.

Como conclusión final, el director de la entidad afirmó la intención de que el Plan Estratégico de Alfabetización quede como una política pública para el futuro. “Que esto trascienda no sólo mi gestión, sino tal vez a la que viene también. En educación, los cambios tienen que ser paulatinos, y cuando encontrás un buen camino lo mejor es sostenerlo”, explicó Thomas.

El titular de la DGE confía en que “en Mendoza hemos encontrado un camino de alfabetización que está viendo resultados”, no sólo respecto a la postpandemia con el censo de fluidez lectora y del relevamiento provincial, sino también “de las opiniones de las directoras, docentes y de los chicos”. “Esta forma de trabajo, que tiene recursos, formación docente, evaluación, mecanismos de control y apoyo específico para trayectorias que son más débiles, me parece que es una forma de trabajo que se tiene que convertir a política de Estado y que no debería cambiar”, finalizó Thomas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA