Es sacerdote, le da de comer a más de 2000 pobres por día y su factura de luz pone en peligro la compra de alimentos

El padre Tano lleva adelante siete comedores en el partido de Moreno, donde se acercan a comer familias con niños chicos. Le llegó casi 200 mil pesos de electricidad a la parroquia y teme tener que recortar en alimentos para poder pagarla.

El padre Joaquín "Tano" Giangreco está a cargo de una parroquia y de siete comedores. - Foto: Clarín
El padre Joaquín "Tano" Giangreco está a cargo de una parroquia y de siete comedores. - Foto: Clarín

En el partido de Moreno, en Buenos Aires, quienes viven allí conocen al sacerdote Joaquín Giangreco, más conocido como padre Tano. La pobreza que azota al país lo angustia porque a los cuatro comedores que tiene distribuidos entre las capillas de su parroquia debió sumar tres más en los últimos tiempos debido a la cantidad de familias con niños que se sumaban para poder comer algo en el día.

Si se considera el club para los chicos de la parroquia, el hogar de mujeres y el llamado Hogar de Cristo que asiste a ex adictos pobres en recuperación, el padre Tano da de comer diariamente a 2.400 personas, gracias a la ayuda del Ministerio de Desarrollo Social y de numerosas donaciones, según información que publicó Clarín.

A pesar de las donaciones que lleva la gente a la parroquia para colaborar con los comedores es muy difícil lograr cubrir todos los alimentos que se necesitan para poder lograr la calidad nutricional que requieren los menores y los adultos mayores.

A esos dilemas se le suma que el padre Tano recibió este mes en la parroquia una factura de luz de Edenor de $ 176.000. Angustiado y desesperado, el sacerdote contó en diálogo con Clarín que solo está en condiciones de pagar si utiliza el dinero que el envía el ministerio para los alimentos, lo que implicaría, obviamente, menos comida para la gente.

En la Iglesia Católica no se dejan de cuestionar cómo puede ser que una pequeña parroquia ubicada en una zona muy necesitada y que brinda una asistencia elemental a los pobres sea considerada por la compañía eléctrica como si fuese un comercio más. “La verdad es que nos ayudaría mucho que tuvieran en cuenta lo que hacemos”, asegura el sacerdote.

Sin embargo, no es la primera vez que el padre Tano ha sido noticia, ya que a mediados de 2014 cuando estaba destinado en Campo Gallo, un pueblo muy pobre de Santiago del Estero le hizo una entrevista radial al Papa Francisco y dejó fascinados a los pobladores que se congregaron para escucharla.

La respuesta de Edenor

Consultados por Clarín, desde Edenor explicaron que el monto se deba a dos facturas que la parroquia ha acumulado por falta de pago. Cada una tiene un monto de más de $80.000 cada una. No obstante, aseguraron que se van a poner en contacto con el padre Joaquín para ofrecerle un plan de pagos que le permita hacer frente a la situación y no tenga que recortar en alimentos de los comedores.

Por otra parte, también señalaron que para que la parroquia pueda ser incorporada como beneficiaria de la Tarifa Diferencial para Entidades de Bien Público debe estar inscripta en el Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad y que la parroquia mencionada estaría en esa lista, y por ello habría facturado esa elevada cifra.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA