En la víspera de San Cayetano, la Iglesia advirtió sobre la delicada situación del trabajo en Argentina

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, envió un mensaje a los argentinos y a la clase política.

Monseñor Oscar Ojea - Captura de video
Monseñor Oscar Ojea - Captura de video

Este domingo, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea habló de la “delicadísima” situación que está atravesando Argentina respecto al desempleo.

En vísperas de la celebración de mañana de San Cayetano, vinculó las oraciones que se le hacen al ‘patrono del pan y del trabajo’ con la obtención de “justicia” y de “paz”.

“Cuando pedimos trabajo, pedimos por la dignidad, porque el trabajo hace a la dignidad de la persona”, expresó el obispo de San Isidro en un video publicado ayer por la CEA en su canal de YouTube.

Ojea consideró que el trabajo “no es un objeto de compraventa” ni “un objeto de consumo” y lamentó que la persona desempleada “siente que está de sobra, que no vale”.

“Se siente herido en su dignidad, esa dignidad que solamente le da el ser hijo de Dios. Todos nosotros somos hijos de Dios y tenemos este derecho a trabajar”, agregó.

Además, alegó que el pan “es un derecho universal de todos los seres humanos” y replicó: “Cuando hablamos de pan, hablamos de justicia”. Para el presidente de la CEA, cuando se le pide al “santo del pan y el trabajo” lo que se le está pidiendo, dijo, es “paz”.

“Nosotros luchamos de verdad para que todos puedan tener trabajo y para que sean respetados todos los trabajadores, aún aquellos que no pueden vivir la plenitud de todos sus derechos”, insistió.

Entonces, explicó que la paz “se construye trabajando juntos” para que todos puedan “acceder a estos bienes de los cuales es intercesor San Cayetano: el pan y el trabajo”.

Según informó Télam, al referirse a la cuestión laboral en Argentina, manifestó que se vive “una situación delicadísima en este orden” y lamentó que haya “muchísimos trabajadores que no llegan a fin de mes”.

“Esto angustia muchísimo”, dijo y remarcó que hay “muchos trabajos en donde no rige la plenitud de los derechos”.

El obispo destacó la celebración de mañana por San Cayetano y pidió sumarse “en la oración a tantas hermanas y hermanos nuestros que van a acudir no solamente al Santuario de Liniers, sino también a tantos santuarios que están extendidos en todo el país para pedir por el pan y por el trabajo”.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA