sábado 19 de junio de2021

Con nueve imputadas y casi 300 testigos, arranca el maratónico segundo juicio por los abusos sexuales en el Próvolo
Arranca este lunes el segundo juicio por los abusos en el instituto Próvolo - Orlando Pelichotti / Los Andes
Sociedad

Con nueve imputadas y casi 300 testigos, arranca el maratónico segundo juicio por los abusos sexuales en el Próvolo

Este lunes comienza el debate que buscará cerrar la extensa investigación por los vejámenes a chicos sordos en el instituto de Luján. Podría durar un año.

Con nueve imputadas y casi 300 testigos, arranca el maratónico segundo juicio por los abusos sexuales en el Próvolo
Arranca este lunes el segundo juicio por los abusos en el instituto Próvolo - Orlando Pelichotti / Los Andes

Luego de algunas postergaciones vinculadas a la situación sanitaria de la provincia por la pandemia, hoy comienza el maratónico segundo juicio por los abusos sexuales a chicos sordos en el instituto Próvolo de Luján. Con una importante logística para la modalidad virtual y con casi 300 testigos, nueve mujeres van al banquillo de los acusados por la mega investigación que comenzó en 2016.

Será un debate sin precedentes por la gran cantidad de intervinientes, porque muchas de las primeras audiencias serán vía remota para garantizar el distanciamiento social y porque el proceso podría llegar a durar un año.

Es que además de la producción de pruebas, se ha citado a 265 personas para brindar declaración testimonial en torno a los hechos. Todo esto más los cuestionamientos e interrogatorio de las partes y diferentes contratiempos que se vayan presentado, pueden estirar un juicio que, por ahora, tiene programadas audiencias prácticamente todos los días en la mañana y hasta octubre.

La Monja Asunción Martínez y uno de sus Abogados Defensores, Carlos Varela Álvarez. / Foto: Archivo.

Las imputadas

Las monjas Kumiko Kosaka (46) y Asunción Martínez (53); la ex representante legal del colegio, Graciela Pascual (65); las ex directoras del instituto Gladis Pinacca (66), Cristina Leguiza (50), Valeska Quintana (48) y Laura Gaetan (60); la psicóloga Cecilia Raffo (43) y la ex cocinera del establecimiento, Noemí Paz (63), son las nueve sospechosas que enfrentarán los cargos.

La única que llega a esta instancia detenida es la religiosa japonesa kosaka, aunque con prisión domiciliaria. Precisamente ella es quien más imputaciones tiene, con un total de seis y por delitos como participación primaria en abusos sexuales agravados; tres episodios de corrupción de menores; abuso simple y abuso sexual gravemente ultrajante. Todos estos hechos acumulados en dos causas, con un expediente de 11 cuerpos de extensión y otro de 2 cuerpos.

En cuanto a las acusaciones de las otras ocho mujeres, todas giran en torno a la figura de comisión o partícipe de comisión por omisión, es decir, estar al tanto de los vejámenes y no denunciar para facilitar su concreción. Esta es la causa restante, de 15 cuerpos.

Graciela Pascual, era la representante legal del instituto Próvolo.

Las víctimas

Este segundo debate debe esclarecer los episodios sufridos por 36 personas, que siendo menores de edad fueron abusadas sexualmente durante años en el colegio de calle Boedo.

Buena parte de todo lo que padecieron ya lo relataron en 52 cámaras Gesell que deberán reproducirse en el juicio y que podrían repetirse en caso de objeciones. Para el desarrollo de estas pruebas será necesaria la intervención de intérpretes-al ser las víctimas sordas-, que serán oficiales y también de parte.

Las víctimas estarán representadas por 11 abogados querellantes, misma cantidad de letrados que tendrán las acusadas. Alejandro Iturbide, fiscal en jefe de Delitos Sexuales, estará por el Ministerio Público Fiscal y el juez a cargo será Horacio Cadile.

Los otros cuatro magistrados que conforman el tirbunal son Gabriela Urciuolo (1° vocal); Rafael Escot (2° vocal); Belén Salido (1° suplente) y Belén Rena (2° suplente). Cadile será el único que en las primeras audiencias esté de manera presencial en Tribunales, mientras que víctimas, imputadas y testigos se irán citando físicamente de acuerdo a la necesidad. En el arranque, todos seguirán el debate de forma remota.

Los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi y el jardinero Armando Gómez, ya condenados por los abusos.

Los primeros cuatro condenados

A exactamente tres años de que se realizó la primera denuncia, el 25 de noviembre del 2019 el caso Próvolo tenía sentencias tras el primer juicio. Los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi eran condenados a 45 y 42 años respectivamente, como autores materiales de las violaciones contra los alumnos.

La tercera persona declarada culpable fue un ex jardinero del colegio, identificado como Armando Gómez y con una pena de 18 años. Un tiempo antes, en un juicio abreviado el ex monaguillo Jorge Bordón admitió sus delitos y le dieron 10 años de cárcel.

Corradi-nacido en Italia y con denuncias similares en el Próvolo de La Plata-cumple con detención domiciliaria por cuestiones de edad y salud, en tanto que los otros hombres se encuentran en el penal de San Felipe.

La investigación en el comienzo tuvo a un quinto sujeto considerado autor también, pero que luego fue declarado inimputable.