Bariloche: cinco experiencias gastronómicas para redescubrir la Patagonia

Recomendación en Bariloche: Martín Erkekdjian y Coni Rossi, la pareja de chefs de Quetro Cocina. (Gentileza)
Recomendación en Bariloche: Martín Erkekdjian y Coni Rossi, la pareja de chefs de Quetro Cocina. (Gentileza)

A la par de la aventura en los cerros o de la belleza del lago Nahuel Huapi, es imprescindible recorrer la ruta enogastronómica de Río Negro. Recomendaciones.

Bariloche es sinónimo de aventura, naturaleza y paisajes sublimes, imposibles de creer hasta que uno se convierte en testigo con sus propios sentidos. Pero también la ciudad rionegrina es hoy la ruta enogastronómica más importante de la Patagonia, una perfecta combinación entre tradición y experimentación de sabores. Y poco importa si el paladar prefiere los platos típicos de cordero, trucha y ahumados: la sorpresa siempre está asegurada.

En el marco de la octava edición de “Bariloche a la carta”, festival dedicado a la gastronomía con degustaciones, ferias, clases magistrales de cocina, menús especiales y pop ups con chefs invitados, Los Andes recorrió cinco propuestas gastronómicas para delinear una escapada a la vera del lago Nahuel Huapi.

1. Casa Cassis: de la huerta familiar a la mesa

Mariana “La China” Müller y Ernesto Wolf dirigen hace casi dos décadas Casa Cassis, ubicada en la ruta 82, kilómetro 5.500. Con vista al lago Gutiérrez y en el corazón del bosque, se trata de una experiencia gastronómica que expresa la pasión de la pareja por recibir y hacer parte a los comensales de su propio entorno de vida.

La de Cassis es una cocina simple, equilibrada y deliciosa, de raíces húngaras y alemanas, que se completa con los productos frescos de la región, de la bodega de vinagres y de una pequeña huerta orgánica, la base de los sabores de este restaurante boutique.

Casa Cassis (Gentileza)
Casa Cassis (Gentileza)

Además de su línea de vinagres de fama nacional, Müller y Wolf ofrecen panes artesanos (el de semillas y frutos secos, una recomendación obligada), quesos de granja, conservas, escabeches, aceites, sales, vinos, dulces, aderezos y sopas.

  • Cómo reservar: la mesa compartida arranca en ocho cubiertos. El encuentro puede ser al mediodía o en modalidad cena. La reserva se hace con hasta tres días de anticipación al 294 459 3650.
  • Imperdible: shrub de hibiscus, cassis, mentas y enebro.
  • Tentación para llevar a casa: néctar de flores de saúco, mosketchup (con rosa de mosqueta) y vinagre de manzanas silvestres.

2. Refugio Berghof: una leyenda de altura

Posiblemente, la mejor vista de Bariloche. El refugio de montaña Berghof está a solo 7 km del Centro Cívico, situado en la ladera del cerro Otto (1.367 metros). Más allá del fascinante entorno natural, Berghof es un escenario de historias al calor de comidas regionales, con una excelente carta de tragos y dulces.

De ir atrás en el tiempo, Berghof fue la cuna del esquí en Bariloche, ya que en 1937 instaló el primer refugio el alemán Otto Meiling (no es el mismo que lleva el nombre del cerro homónimo, ese honor le corresponde a Otto Goedecke). Pasó cinco décadas en el sur argentino y estableció varias de las actividades insignes de la zona montañosa. Si bien la cabaña original se prendió fuego hace diez años, hoy está levantada una casi idéntica a la original.

Refugio Berghof: excelente vista a Bariloche e historias en altura (Gentileza)
Refugio Berghof: excelente vista a Bariloche e historias en altura (Gentileza)

Para comer en Berghof es posible contratar un traslado ida y vuelta o realizar una caminata nocturna con linterna. Recomendación: una cena en pleno atardecer, alrededor de las 20.

Si no alcanza con la panorámica, se le pueden sumar las sensaciones derivadas de las historias en torno a la figura de Otto Meiling. No falta quien asegure que en los alrededores del refugio habita el espíritu del pionero del andinismo. Es cuestión de ir a comprobarlo con la propia piel.

  • Cómo reservar: al 294 4146018 o 294 4322182.

3. Quetro Cocina: historia de un matrimonio

Martín Erkekdjian y Coni Rossi abrieron hace no más de dos meses las puertas de su hogar a todo aquel que visite Bariloche, en una preciosa y cálida zona residencial a la altura del km 6 de la avenida Bustillo. Como a la mayor parte de los seres humanos, la pandemia los obligó a replantear sus proyectos. Y con dos hijos pequeños, Martín y Coni deseaban vincular su familia con la pasión por la cocina, sin que el trabajo siguiera impidiendo (o acortando, en el mejor de los casos) los encuentros cotidianos.

Al principio, la pareja lanzó un emprendimiento de haute cuisine en clave delivery para los vecinos. Con la progresiva apertura, una clienta fanática de la cocina de Martín y Coni les dio el ultimátum: “Voy a venir con mi marido la semana que viene, se las arreglan”. Y un poco por presión y otro tanto por ese motor incansable del desafío, los chefs inauguraron Quetro Cocina.

Es un restaurante íntimo, con el talento cercano de Martín y Coni y una barra para distender la velada. Los anfitriones reciben a los comensales con un menú de cuatro pasos, de sencillez agradable hasta para el paladar menos entrenado en la cosa gourmet. Igualmente, uno puede avisar con antelación algunas preferencias, respetadas y mejoradas por la puntillosa pareja.

Casi como si la experiencia fuera una película, los directores de la obra se mueven de acá para allá, pero coordinados en la cocina con total naturalidad. Ellos saben dónde encuadrar, cuándo intervenir y en qué momento compartir con sus actores arte, sabiduría y experiencias.

En el marco de BALC, el menú sorpresa incluyó: una papa fondant con salsa holandesa y puerro frito; un huevo cocinado a baja temperatura sobre pan brioche, avellanas tostadas, espárragos y un shot de jugo de hongos; lomo con puré nuboso de coliflor; y cremoso de chocolate con emulsión de peras y azafrán, puntitos de curd de limón, una montaña de cacao y mandarina.

  • Cómo reservar: el mínimo es de seis cubiertos y el máximo, de 12. Se puede asistir jueves, viernes y sábado. Contactar al 294 4922293.

4. Patagonia: un jardín cervecero con vista al lago

Cervecería Patagonia, jardín con vista al lago Moreno (Gentileza)
Cervecería Patagonia, jardín con vista al lago Moreno (Gentileza)

De ir a Bariloche no puede faltar la cerveza artesanal. Opciones sobran: se podrían dedicar varias líneas a Manush, Wesley Brewery o Blest, por mencionar tres casas de auge en los últimos años. Pero la microcervecería de Patagonia es la invitación perfecta para explorar el hogar de una marca popular en todo el país.

Su fábrica-bar está ubicada en el km 24,7 de la ruta 77, con vista privilegiada al lago Moreno y a las montañas que lo resguardan. Hay salón con atención en la mesa, jardín de estilo descontracturado y acceso al mirador.

5. La fonda del tío: rico, generoso y céntrico

Milanesa a la napolitana, clásico en "La fonda del tío" (Gentileza)
Milanesa a la napolitana, clásico en "La fonda del tío" (Gentileza)

“¿Fuiste a ‘La fonda del tío’?”, suele ser una pregunta común para cualquiera que visite Bariloche. Es que el bodegón, de irresistible menú y porciones formidables, es de llegada sencilla: la calle vertebral Mitre al 1.130 en pleno centro y a pasos del Nahuel Huapi.

El restaurante familiar nació en 1978. A diario, un plato estrella se lleva las preferencias. En el caso de los miércoles, hay 50 kilogramos de merluza listos para servir. “La fonda del tío” también tiene su propia cava para quienes buscan excelencia en vinos.

  • Cómo reservar: se atiende por orden de llegada. Consultas al 294 4551377.
  • Imperdible: milanesa napolitana (una sola rinde para tres personas) y tortilla española.

Bariloche a la carta: ocupación a pleno y “punto de inflexión” para el turismo

Después de un 2020 en stand by por el confinamiento, “Bariloche a la carta” retornó en enero pasado para una edición especial, pero finalmente pudo recuperar su tradicional fecha en el calendario: la del feriado extralargo de octubre (del 8 al 11). La ocupación fue total, posicionando a Bariloche como el principal destino del país, mientras que las calles lucieron copadas por los turistas, alentados por la flexibilización de actividades y aforos.

El evento, organizado por la Asociación Empresaria con el apoyo de la Secretaría de Turismo de Bariloche y del gobierno de Río Negro, contó con circuitos gastronómicos con más de 70 establecimientos adheridos a descuentos y una feria levantada en el Centro Cívico.

BALC 2021: restaurantes, descuentos, pop ups, clases y una feria en el centro cívico (Gentileza)
BALC 2021: restaurantes, descuentos, pop ups, clases y una feria en el centro cívico (Gentileza)

Entre los chefs invitados estuvieron Paco Almeida, Felicitas Pizarro, Ximena Sáenz y Pablo Buzzo, además de pop ups con los equipos de cocina de Conchinchina Bar, de Inés de los Santos y Juan Carlino, y del restaurante Elena del Four Seasons Hotel Buenos Aires.

Además, el sector hotelero adherido a BALC ofreció hasta 50% de descuento en las reservas, destacándose emblemas como el Hampton by Hilton, el Nevada Hotel o El Casco Art Hotel. Sin olvidar la vigencia del plan Previaje, que facilita crédito a favor en una tarjeta a partir de los tickets aéreos, ómnibus y alojamiento.

“Es un BALC que marca un punto de inflexión respecto a la crisis sanitaria que empezamos a salir. Bariloche está lleno de gente. El evento está más a pleno que nunca. Estamos muy contentos”, subrayó el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso.

Si bien los indicadores sanitarios y la vacunación devolvieron cierta normalidad, no así el poder adquisitivo, diezmado frente a la devaluación. En ese sentido, Gennuso señaló que “el sector privado hizo un esfuerzo enorme en cuidar las tarifas” y destacó el Previaje, que propició un “resultado magnífico”.

Bariloche es una propuesta ideal para disfrutar en gastronomía, más allá de la naturaleza inmaculada (Gentileza)
Bariloche es una propuesta ideal para disfrutar en gastronomía, más allá de la naturaleza inmaculada (Gentileza)

La deuda, no obstante, es todavía el turismo extranjero. “Estamos muy ilusionados con Chile. El tipo de cambio les beneficia. Si todo sigue bien, volverá el turismo extranjero. Brasil en julio, europeos en nuestro verano. Estamos trabajando en conjunto con los alcaldes chilenos para abrir fronteras”, anticipó el jefe comunal.

En cuanto a los vuelos, Gennuso indicó que se trabaja para que Aerolíneas Argentinas y la lowcost JetSmart amplíen las frecuencias semanales, a la vez para recuperar Flybondi y conexiones internacionales. “Tenemos más demanda de la que podemos sostener. Necesitamos poner más vuelos. Pero pasamos de la nada y de a poquito irá caminando”, completó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA