Video: pasa de mostrar “el mejor café del mundo” al llanto, en segundos

La historia de Celia, una joven estudiante que buscaba un respiro del estrés de los exámenes acabó convirtiéndose en una tragedia que tocó los corazones en TikTok

Cuando la emoción se  torna en desastre por un movimiento brusco
Cuando la emoción se torna en desastre por un movimiento brusco

La historia de Celia, una joven estudiante que buscaba un respiro del estrés de los exámenes al compartir su receta del “mejor café del mundo” en TikTok, acabó convirtiéndose en una tragedia que tocó los corazones de muchos espectadores.

Con una mesa repleta de libros, bolígrafos y su computadora como telón de fondo, Celia comenzó entusiasmada a explicar su descubrimiento de cómo hacer el mejor café del mundo. Sin embargo, la emoción pronto se tornó en desastre cuando un movimiento brusco hizo que el café se derramara por completo, creando un caos en su espacio de estudio.

La joven, presa del pánico y la ansiedad, no pudo contener las lágrimas al ver el desastre que había provocado involuntariamente. Mientras el café manchaba la pared y sus pertenencias, su desesperación era palpable en cada palabra y gesto dice “se ma ha jodido todo ya” y rompe en llanto.

Entre sollozos, Celia intentaba contener la situación, preocupada por el daño causado y por la posible mancha en su diario y en el resto de sus objetos de estudio. Su angustia y desconsuelo se reflejaban en cada movimiento, evidenciando el impacto emocional que la situación había tenido en ella. “Y sin café” cierra el video.

El vídeo de Celia se volvió viral en TikTok, acumulando 886 millones de reproducciones y generando una avalancha de comentarios de apoyo y solidaridad. Muchos espectadores compartieron su empatía, reconociendo que podrían encontrarse en una situación similar, mientras que otros expresaron curiosidad por conocer la receta del café que desencadenó la tragedia.

“Es obligatorio botar el café para que sea el mejor café del mundo?” comenta un internauta; “una pregunta: si no tenemos escritorio donde lo tiramos?” prosigue otro en la misma línea. Y otro dijo “era tan bueno que decidió compartirlo con todo su escritorio”

En medio de la pena y la frustración, Celia terminó su relato sin café y con un profundo sentimiento de desolación, mostrando que, a veces, incluso los pequeños momentos de distracción pueden convertirse en momentos de mucho estres.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA